• Diario Digital | Jueves, 18 de Enero de 2018
  • Actualizado 20:28

ANA LUCÍA ORTEGA PUBLICA LA NOVELA "VIVIR FINGIENDO

"Vivir fingiendo", el escabroso periplo de una inmigrante cubana

"Vivir fingiendo" narra la historia de Paula desde su adolescencia en La Habana, hasta que se convierte en una madre emigrada. 

"Vivir fingiendo", el escabroso periplo de una inmigrante cubana

Una joven decide trazar su futuro. Elige un camino escabroso donde sensorialidad y necesidad se dan la mano para mostrarnos sus múltiples aristas. Mientras, su experiencia vital la coloca en situaciones extremas que la obligan a elegir.

Vivir fingiendoEncierra una censura a un sistema social, a la manipulación de la juventud y al entramado que se lucra con la prostitución y ciertas conductas humanas inconfesables.

Te sorprende el comienzo de esta novela. Paula —la protagonista—, un día quiso huir de sí misma, pero descubrió que ya no había remedio. Era demasiado tarde. "Vivir fingiendo" cuenta la vida de una habanera que crece en la Cuba contemporánea. Sabe que puede conseguir lo que se proponga usando sus armas de seducción. Así se adentra en un mundo de matices, de claroscuros, de un eterno invierno a pesar del Caribe, que la hunden en un atolladero, un mar sin fondo difícil de sortear. Hay sensibilidad, recuerdos, atardeceres y amaneceres, esperanzas, y una vida para vivir, a pesar de tener que fingirla. 

«Cuando le llegó su turno para pedir, se decidió por un par de capuchinos que le recordaran su adolescencia en La Habana, cuando el almíbar se deshacía en su boca mientras mordisqueaba la panetela suave del mismo color de la yema de huevo». 

Esta novela narra una historia que podría ser la de cualquiera de nosotros, esa que empieza en el momento en el cual decidimos dar la espalda al ideario que ha sustentado nuestra existencia. Ese momento en que nos convertimos en víctimas de nosotros mismos. Narra también la historia de una superación tras haber sufrido una decepción. Una censura a un sistema social, a la manipulación de la juventud y al entramado que se lucra con ciertas conductas humanas inconfesables. 

Algunos pasajes nos ayudarán a interpretar el por qué de muchas cosas que vivimos y sentimos... «Un cuerpo distinto. Moldeable y juguetón. Sensible y promiscuo. Lleno de vericuetos y agujeros sensibles y profundos, como esas cuevas que se reservan la sorpresa para el final. Así lo diría Oscar, tan simplón. Un cuerpo azucarado y con sabor a coco. Empieza por meterle la lengua en su boca. Con suavidad. Mientras, le quita poco a poco la ropa».

Ana Lucía Ortega (La Habana, 1962) es periodista y autora de los libros Iglesias de Cuba y Museos de Cuba, publicados por la española Agualarga Editores (1999 y 2000 respectivamente). El primero se colocó en la lista de los bestsellers en la categoría de no ficción en la ciudad de Miami, en 1999. Su último libro, Vidas pintadas para sobrevivir (Createspace, 2015) es una recopilación de relatos sorprendentes sobre la vida del pueblo cubano. Desde el año 2000 escribe crónicas en la sección de Viajes del periódico estadounidense El Nuevo Herald. Trabajó como guionista y realizadora de los servicios informativos de la Televisión Cubana.

Puedes comprar el libro en: