• Diario Digital | Martes, 12 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 20:15

"ASJA. AMOR DE DIRECCIÓN ÚNICA"

Roser Amills narra la gran historia de amor entre Asja Lacis y Walter Benjamin

Asja Lacis es conocida, principalmente, por ser la amante del filósofo Walter Benjamin, a quien enamoró con su belleza y original forma de pensar, y con quien mantuvo una relación pasional y tempestuosa. Pero Asja es mucho más que una simple anécdota en la vida de un hombre sabio: fue una pensadora de alto nivel, directora de teatro clandestino, una bolchevique convencida y superviviente de los gulags rusos, donde pasó 10 años internada después de ser detenida por el KGB.  

Roser Amills narra la gran historia de amor entre Asja Lacis y Walter Benjamin

Ahora, Roser Amills recupera la historia perdida de esta mujer extraordinaria y nos la acerca en forma de novela. Una vida tan apasionante como la de Lacis no puede quedar más en el olvido. 

Berlín, 1955. La directora de teatro letona Asja Lacis, que ha pasado diez años en un campo de trabajo de Kazajistán y vuelve con el alma rota, visita a su viejo amigo Bertolt Brecht. Tras una breve conversación en la que ambos intentan ocultar sus miserias, Bertolt le comunica a Asja que ha muerto el amor de su vida: Walter Benjamin. Un torbellino de emociones empuja a Asja hacia los recuerdos agridulces de su relación con uno de los filósofos europeos más influyentes del siglo XX. Asja nos habla de las contradicciones del amor libre en una época de libertades mermadas, y de cómo una personalidad puede resistir las mayores atrocidades y sucumbir ante un callejón sentimental sin salida.Roser Amills

Los personajes principales de esta novela son:

Asja Lacis (Letonia 1891 – Riga 1979). Fue una directora de teatro y actriz letona. Partidaria de la revolución de octubre de 1917, se hizo bolchevique y creía fervientemente en las ideas del comunismo. Desde joven se sintió atraída por el mundo del teatro, en especial por la obra vanguardista de Mayakovski, uno de los creadores más relevantes del país e iniciador del futurismo ruso, a quien admiraba. Trabajó con destacados personajes de la escena teatral y literaria, como Walter Benjamin, Bertolt Brecht, Bernhard Reich, Ernst Toller o Erwin Piscator. Entre los proyectos que llevó a cabo, destacan la creación de un teatro para niños proletarios y el desarrollo de un método de improvisación. Esta técnica la aplicó durante sus años de reclusión en el campo de trabajo de Kazajistán, donde organizaba obras de teatro para entretener a prisioneros y guardas. Durante los 10 años que pasó internada en el gulag (desde 1938 hasta 1948), perdió la ilusión por las ideas marxistas. A pesar de ello, después de su liberación, y por temor a represalias, renovó su afiliación al Partido Comunista. Sus últimos días los pasó en Riga, donde murió el año 1979.

Walter Benjamin (Berlín, 1892 – Portbou, 1940). Fue un importante pensador, ensayista, crítico literario, traductor y filósofo alemán de origen judío. El año 1924 realizó un viaje cultural a Capri, donde conoció a Asja Lacis, que llegó a la isla para tratar la afección pulmonar de su hija. Iniciaron una relación apasionada e intermitente. Trabajaron juntos en diferentes proyectos: un reportaje sobre Nápoles que escribieron a cuatro manos para el Frankfurter Zeitung, y la redacción de un proyecto para establecer un teatro para niños proletarios, en el breve período que Asja vivió en Berlín. El último contacto entre Benjamin y Lacis fue en 1936.

Bertolt Brecht. Fue un poeta, dramaturgo y director de teatro alemán. Asja Lacis propició que Brecht y Benjamin se conocieran. A diferencia de sus colegas, Benjamin siempre admiró las obras del dramaturgo. Bertolt Brecht no fue nunca miembro del Partido Comunista Alemán, aunque apoyaba sus ideales. 

La autora mallorquina Roser Amills, madre de dos hijos, vive y trabaja en Barcelona. Muy activa en las redes sociales, combina una dedicación casi completa a la escritura con trabajos periodísticos. Actualmente colabora en TV3 y RNE, escribe columnas en Metrópoli Abierta y coordina un blog en La Vanguardia. Ha sido distinguida con el Micrófono de Plata de Informadores APEI-PRTVI 2014, la Llança de Sant Jordi de Òmnium Cultural (2011 y 2012), y los premios de poesía de la Universidad Politécnica de Madrid y de narrativa de la Universidad de Barcelona, ambos el 1997. Algunos de sus libros se han traducido al francés, ruso y portugués. Esta es su cuarta novela.

Puedes comprar el libro en: