• Diario Digital | Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 00:51

"Eso no estaba en mi libro de Historia de la Literatura", de Lorenzo Gallardo

Creo que poco debo decir de este libro para que llame la atención de su potencial lector. ¿Por qué? Pues porque si eres amante de la literatura es complicado que no tengas ese pequeño gusano en tu interior que busca lo curioso, que busca la anécdota, que busca lo que pocos saben sobre algo de lo que muchos hablan. Me voy a explicar, pero primero quiero decir que el libro en cuestión es Eso no estaba en mi libro de Historia de la Literatura. 

"Eso no estaba en mi libro de Historia de la Literatura", de Lorenzo Gallardo

A ver, te gusta leer, te gusta mucho leer y como te gusta tanto uno de los principales temas en tus conversaciones es la literatura. Pues, ¿te imaginas poder contarle al otro que Dante sufría de narcolepsia, o que Petrarca fue uno de los primeros alpinistas de la historia, o que Quevedo fue casero de su archienemigo Góngora? Seguro que lo que dijeras sería la comidilla de los demás, y eso te haría sentir bien, ¿a que sí?

Pues sigamos. En Eso no estaba en mi libro de Historia de la Literatura, Lorenzo Gallardo nos habla de más de 100 escritores y sus curiosidades vitales. Algunas son las que ya he comentado antes, pero otras podrían ser por ejemplo que a Paulo Coelho sus padres lo quisieron ingresar de pequeño en un manicomio, que quizás Lorca fue asesinado por culpa de escribir La casa de Bernarda Alba o saber quién fue el escritor que introdujo el gafe del color amarillo en el teatro. Y así, como digo, hasta superar las 100 anécdotas.

9788417044763_portada

Lorenzo Gallardo usa para ello un tono juvenil y en la mayoría de casos de broma, dirigiéndose de forma directa y con socarronería a cada uno de los autores tratados para bajarlos de ese olimpo en el que muchas veces nos parecen que están. Usando el orden cronológico, en el libro se tratan casos desde los orígenes de la literatura hasta nuestros días. Este viaje, que resulta entretenido y divertido (¿qué mas pedirle a algo que intenta enseñar?), acaba siendo un manual con el que quizás encender la llama de alguno de esos despistados que todavía no ha sido atrapado por las garras de la literatura.

No hace mucho tiempo hablé en este u otro medio del libro Eso no estaba en mi libro de Historia del Antiguo Egipto y dije que ojalá hubiéramos tenido un libro así en nuestra época de estudiantes. Aquí puedo decir lo mismo. Ojalá prolifere la gente que lleva la bandera del docere et delectare, del enseñar entreteniendo, del aportar felicidad y divertimiento mientras se aportan conocimientos.

Por último, si hay algún o alguna estudiante leyendo esto y se está preguntando si aprobará Literatura leyéndolo, te digo de antemano que no, pero que sí que lo pasarás bien y quién sabe, quizás lo que aprendas aquí te sirve más que lo que aprendas para conseguir el aprobado. 

Puedes comprar el libro en: