• Diario Digital | Martes, 21 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 10:50

“LEER ES LO MÁS PARECIDO A AMAR”

Entrevista a Antonio Basanta, autor del opúsculo “Leer contra la nada”

Se denomina opúsculo a una obra científica o literaria de poca extensión. “Leer contra la nada” cumple ambas premisas porque tiene elementos de ambas disciplinas. Su autor, Antonio Basanta, erudito en el arte de la literatura, ha dedicado toda su vida profesional al fomento y desarrollo de la lectura, y evidentemente no ha fracasado, desde su labor como profesor, editor y gestor de proyectos culturales. Todo ese bagaje le ha servido para escribir un libro que tendría que ser de obligatoria lectura para todo aquel amante de la literatura.

Entrevista a Antonio Basanta, autor del opúsculo “Leer contra la nada”

Porque si una cosa es Antonio Basanta es amante de la literatura y de la lectura, y se le nota en su forma apasionada de expresarse. Cuando habla de sus lecturas, la pasión le desborda su verbo torrencial. “Leer es lo más parecido a amar. Es un acto de intimidad que tiene mucho que ver con una relación interpersonal. De hecho, es la que se establece entre el escritor y lector. Cuando se lee, sólo podemos leer, no se puede hacer nada más”, explica de forma profesoral y a la vez llana en la entrevista que mantuvimos en la oficinas de su editorial madrileña.

Si le preguntamos al autor si cada vez se lee menos, Antonio Basanta se revuelve en su silla y responde “ese es un mantra que no se sostiene, basta observar a los jóvenes para darnos cuenta que siempre están pegados a la pantalla de un móvil, de un iPad o de un ordenador, y no tanto a la pantalla del televisor que cada vez ven menos. Y si no leen en dispositivos electrónicos es porque las editoriales no lo están entendiendo bien”. Se sigue pagando un IVA desorbitado por el libro digital diferente al del papel. Lo cual encarece los libros electrónicos en exceso.

010“En España en los últimos 35 años ha subido el número de lectores. En 1980, el 31% de la población se declaraba lector frecuente; en 2015, había subido a un 58%. Somos el país occidental que más ha aumentado el índice de lectura, baste ver el crecimiento de la literatura infantil y juvenil para darnos cuenta de ese incremento. Por lo tanto, hay que preguntarse, comparados con quiénes”, expone de manera precisa y añade para zanjar el tema “las preguntas serían si se lee lo suficiente y si se sabe leer. Lo que sí está claro es que un buen lector, es un lector de lectura frecuente.”

¿Se sabe leer? El libro “Leer contra la nada” nos da algunas pistas. El autor madrileño cree que su libro puede aportar su granito de arena para ayudar al lector a pensar, a sentir, a imaginar y ¿por qué no?, a comprometerse y emprender esa aventura de conocerse a si mismo a través de los demás. Opina que su libro es necesario por tres razones fundamentales: “Primero porque es un libro donde muestro mi agradecimiento a mis muchas lecturas; en segundo lugar, es un libro reivindicativo que se pregunta la importancia que tiene leer y la tercera es una razón de oportunidad. Vivimos en la sociedad de la información, cada vez hay más información y es más fácil acceder a ella”.

Antonio Basanta nos recuerda en la conversación que la biblioteca más grande del mundo es la del Congreso de Washington que tiene 150 millones de documentos, “la Biblioteca Nacional de España sólo tiene 7 millones de ejemplares”, puntualiza. Pues bien, Internet almacena más de 20.000 millones de documentos y eso lo ha conseguido en tan sólo 20 años y toda esa documentación la podemos consultar desde nuestro ordenador en nuestra propia casa. ¡Espectacular! Son unas cifras que nos pueden llegar a marear, no así al autor que sabe muy bien por donde se mueve. “Esta es una de las mayores conquistas culturales del mundo”, afirma, pero también reconoce que “nunca tanta información generó tan poca sabiduría”, como dijo el genio.

“Nuestras pautas lectores no se han modificado en nada a través de los siglos”, señala con convicción y advierte que “hay que ver lo que nos jugamos con el tema de la educación”. Aquí sí que está el peligro para nuestro desarrollo como especie. “Es fundamental transmitir la curiosidad en los niños, es el motor principal para el aprendizaje”, subraya.

Cree Antonio Basanta que “el ser humano es ante todo un ser lector, en la medida que hemos sabido leer el entorno, al semejante, a nuestras emociones y sentimientos y, por supuesto, al cielo, a la tierra, etc. Nosotros, como especie, éramos lectores antes de aparecer el alfabeto. Que fue el mayor invento de la humanidad, por encima de la rueda”, apunta con una sonrisa de oreja a oreja. “Es maravilloso que tan sólo 24 signos contengan todos los sonidos de nuestra lengua. Además, los alfabetos surgieron casi a la vez en lugares remotos de nuestro planeta”, expone con rotundidad de experto.

Si el alfabeto fue el mayor invento de nuestro planeta azul, otro que no le va a la zaga es el descubrimiento de cómo funciona nuestro cerebro. “Gracias a la resonancia magnética podemos estudiar la actividad cerebral en vivo. Por lo tanto, ya sabemos cómo se genera la inteligencia, gracias a los estímulos del entorno. A mayor cantidad de estímulos, mayor desarrollo de la inteligencia”, analiza el autor.

Pero todos estos adelantos tienen una parte peligrosa y es que “nuestra sociedad, sobre todo desde el pasado siglo XX, es muy soberbia. Somos, cada vez, más egoístas", diagnostica como si fuese un eminente cirujano y agrega “el mundo está cambiando mucho en un tiempo brevísimo”, ¡vamos, que es una barbaridad! Como se cantaba en nuestra célebre zarzuela.

Para Antonio Basanta no debemos tener miedo a lo que nos depara el futuro. Aunque la realidad es que algunos estamentos están poniendo trabas y frenos a un progreso que ya está llamando a nuestras puertas. Por primera vez, en muchos siglos, la crisis económica no se ha superado con un conflicto bélico. Además, las personas cada día tienen una mayor esperanza de vida, la mujer tiene un papel más determinante en nuestra sociedad y estamos viviendo una revolución en cuanto a los transportes y las comunicaciones. Estas cuatro revoluciones, así las podemos denominar, están cambiando demasiado parámetros en nuestra forma de vivir y de ser, y esperemos que para bien.

basanta

Antonio Basanta en las oficinas de Ediciones Siruela

Para transmitir está charla hemos necesitado de un alfabeto y el lector necesitará estímulos para leer esta entrevista. El autor ha utilizado los mismos recursos que el periodista para escribir su libro. Vivimos casi en el futuro con herramientas del pasado, es aquí donde vemos que seguimos siendo hombres del Medievo pero con muchísimos más recursos. Si fomentásemos la lectura sólo una mínima parte de cómo la fomenta Antonio Basanta daríamos nuestro tiempo por bien empleado. Y si después de leer está entrevista lee “Leer contra la nada”, nuestro objetivo estaría cumplido. Feliz lectura, amigo lector.

Puedes comprar el libro en: