• Diario Digital | Domingo, 21 de Enero de 2018
  • Actualizado 23:44

Entrevista a Jesús de Nazaret, protagonista de la novela “Con pecado concebido”

¿Sabéis qué es lo peor de la crucifixión? Cuando te pica la nariz. Es insoportable
Desde que hace algo más de 2.000 años los evangelistas fundaron el periodismo, nunca ningún periodista había tenido la oportunidad de entrevistar a Jesús de Nazaret, el protagonista de la novela de Sergi EscolanoCon pecado concebido”. Como siempre, el director de TodoLiteratura me deja al pie de los caballos para comerme un marrón, en esta ocasión, bíblico.
Entrevista a Jesús de Nazaret, protagonista de la novela “Con pecado concebido”

Jesús de Nazaret, protagonista estelar de la novela “Con pecado concebido”, ha sentido celos del autor y ha querido ser entrevistado por este mortal periodista. En ella nos cuenta muchos de los entresijos de una historia que no ha sido bien contada o que ha sido manipulada por esos cronistas o periodistas de antaño. Afortunadamente, Jesús ha querido deshacer los entuertos y con una amabilidad celestial ha respondido a nuestras tímidas preguntas. El resultado, excelso. Aquí está.

¿Por qué aceptó ser el protagonista de la novela si no parecía muy convencido?
Cuando Sergi Escolano contactó conmigo para que protagonizara Con pecado concebido pensé: “ya está, prepárate para el via crucis”. Yo soy uno de los personajes más encasillados de la historia. Salga donde salga me acaban flagelando, poniendo una corona de espinas y crucificando: películas, novelas, musicales, teatro, espectáculos sobre hielo... siempre acabo pringando. La guinda fue La pasión de Mel Gibson. La rodamos sin especialistas ni efectos de ordenador, es decir, que al que apalearon, torturaron y crucificaron fue a mí. Lo pasé francamente mal. Mel nunca estaba contento con la toma y siempre quería repetir la escena “por si acaso”. En la escena de la crucifixión tuve que morir y resucitar más de diez veces. Puedo resucitar las veces que quiera, pero si me dan latigazos o me clavan en una cruz, duele. ¿Y sabéis qué es lo peor de la crucifixión? Cuando te pica la nariz. Es insoportable. Por eso cuando leí la sinopsis de Con pecado concebido y vi que no me iba a suceder nada doloroso acepté sin titubeos.

¿Cómo se puso en contacto el autor con usted?
Como todos sabemos, orar no sirve de nada. Hace años que cortamos ese canal de comunicación hartos de que nos pidieran cosas banales: aprobar exámenes para los que no se había estudiado, victorias del equipo de fútbol favorito, que no llueva el día de la boda, que no echen a fulanito de Gran Hermano... Parece ser que la gente todavía no se ha enterado y siguen ahí, pidiendo cosas, sin nadie al otro lado que les escuche. ¿Acaso alguien ha sido respondido? No. Pues por algo será. Conmigo se puede contactar a través de twitter (@erjesudelamari) o de correo electrónico (jesusitodemivida00@gmail.com). Me abrí una cuenta en linkedin pero me la cerraron por "no ser una persona física real". Estuve tentado de enviarles un equipo de teólogos para que les explicaran mi naturaleza humana y su compatibilidad con la divina pero al final desistí. Cada día hay más ateos en puestos de responsabilidad.

El autor de Con pecado concebido contactó conmigo por correo electrónico y me envió un resumen de la trama.

En la novela “Con pecado concebido” nos encontramos con un Jesucristo un poco derrotado, ¿por qué se encuentra así?
Porque he fracasado en mi misión. Bajé a la Tierra para dar un mensaje de amor y paz. Y no solo no han seguido mis directrices sino que en mi nombre han robado, torturado, masacrado y asesinado. Se han librado batallas teniéndome como estandarte. Y para colmo mis representantes en la Tierra, excepto unas poquísimas excepciones honrosas, son una pandilla de ladrones que usan el dinero de los feligreses (y de los estados, que es más grave) para enriquecerse y además exhibirse con gran pompa y boato. Y encima visten de manera ridícula. ¿Quién les ha dicho que han de vestir así? Yo no. En fin, un rotundo fracaso. Millones de followers pero un mensaje vacío. Mi sacrificio no sirvió de nada.

¿Está decepcionado con su padre después de la faena que le jugó en su bajada a la Tierra?
Decepcionado no, la verdad es que ya me lo esperaba. Es muy difícil ser el Hijo de Dios, doy fe. Mi Padre es muy inconstante. De pronto se le ocurre una idea y vuelca todas sus energías en ella y de la misma manera la abandona. Se empeñó en lo del diluvio, se empeñó en hacerle la vida imposible a Job, se empeñó en tener un pueblo elegido y luego en hacerlo caminar por un desierto durante 40 años... Se empeñó en enviarme a la Tierra para salvar a toda la humanidad y cuando yo ya llevaba 20 años allí se olvidó del tema y se embarcó en un nuevo proyecto.

Todo lo contrario parece con Judas Iscariote. ¿Cuándo le perdonó?
La verdad es que lo de Judas me hizo mucho daño (moral y físicamente, sobre todo físicamente). Me costó perdonarlo pero lo que más me costó fue entenderlo. ¿Por qué lo hizo? Estuve 2000 años preguntándomelo. En Con pecado concebido por fin descubrí sus razones y pude perdonarlo. Pero no lo revelaré en esta entrevista para no hacer un spoiler.

Sus relaciones con María Magdalena parecen atravesar un momento bajo, ¿a qué es debido ese malestar con ella?
María Magdalena es una mujer muy temperamental, con mucho carácter. Nuestra relación es bastante explosiva como podéis ver en el siguiente vídeo casero familiar http://youtu.be/9cvbmmSIGTA
También hay que decir que salir conmigo no es nada fácil. Siempre ocupado, predicando, curando leprosos y endemoniados… No le he podido dedicar el tiempo que se merecía. Por ejemplo, teníamos planeada una escapadita en Semana Santa a un hotelito con encanto en Samaria pero los romanos me apresaron y no pudo ser. Y no nos devolvieron el dinero de la reserva.

¿No será por los celos?
En parte sí. No llevaba muy bien mi vida pública ni que fuera adorado por tantas chicas. Tuve muchas groupies en mis predicaciones. Y Magda es muy celosa. Después del sermón de la montaña me montó un pollo que no veas. Y tampoco veía bien mi relación con mis discípulos, mis “amigotes” como decía ella.

Si muestra un cariño especial por su padre terrenal, San José, ¿ha sido el peor tratado por la historia bíblica?
Sin duda. Mi padre putativo, José, ha sido uno de los personajes más maltratados de la Biblia. Se enamoró de mi madre perdidamente pero el Espíritu Santo ya le había echado el ojo. Tuvo que criar al hijo de otro y aguantar la virginidad de mi madre de por vida. Y todo esto públicamente. En Nazaret la gente se reía de él. De ahí sus traumas, su colombofobia, sus terapias de psicoanálisis. Lo ha pasado muy mal. Pero a mí me cuidó como el mejor padre: jugó conmigo, me enseñó el oficio de carpintero, me ayudó con los deberes de arameo, me llevó a lapidaciones de adúlteras, me enseñó a montar en camello... me amó como si hubiera sido su verdadero hijo. Y yo lo amo a él como a un verdadero padre.

Él y Hera, la mujer de Zeus, han sido los grandes astados del panteón. Hera reaccionó puteando a los incontables hijos ilegítimos de su marido. José no me puteó, se resignó y se volcó en mi cuidado y educación sin pedir nada a cambio y sin acritud. Y aún sigue enamorado de mi madre.

La Virgen María, su madre, parece que no se ha sabido adaptar a los nuevos tiempos, ¿a qué cree que es debido?
El problema de mi madre es que se le ha subido la fama a la cabeza. Tanta adoración, tanta procesión, tanta gente en el Rocío diciéndole "guapa" y llevándola en volandas... Y ahora sólo faltaba el Ministro de Interior dándole medallas cada dos por tres. Señor Ministro, deje de darle medallas a mi madre, por favor, que no le hace ningún bien. Que ya no nos caben en las vitrinas de casa. Parece la sala de trofeos de Messi.

En siglos anteriores el papel de mi madre era estelar, pero últimamente se han creado nuevos ídolos más banales: Madonna, Lady Gaga, Belén Esteban... La adoración se ha repartido más (aparte del Ministro, que es fan incondicional) y la fama es muy efímera. Y eso mi madre no lo entiende. Aún cree que apareciéndose a unos pastorcillos éstos alucinarán. No comprende que los niños de ahora si no ven explosiones, disparos, violencia o sexo no van a prestar atención.

Al ejército celestial le resulta prácticamente imposible conseguir ayuda de otros dioses. ¿La política exterior de Dios ha hecho aguas en sus posibles alianzas?
Nunca los dioses de una tradición han ayudado a otros en sus guerras internas. Ni nosotros ayudamos a los dioses del Olimpo a luchar contra los Titanes ni ayudaremos a los dioses nórdicos cuando llegue Ragnarök. Y ellos no nos ayudarán en el Apocalipsis. Cada grupo hace su propia guerra por su cuenta. Para ir de fiesta o de vacaciones no tenemos ningún problema en compartir cosas pero a la hora de la guerra no. Las fuerzas del mal, sin embargo, sí que se alían. No tienen ética. Si tienen que fichar a dioses de otras tradiciones o incluso a externos como Darth Vader o Mourinho no dudarán en hacerlo.

En pocos escritos se mezclan dioses diferentes. Que yo recuerde: American Gods (Neil Gaiman), Superlópez - La caja de pandora (Jan), alguna historieta de JL Martín y Con pecado concebido.

Vayamos con el meollo de la novela. ¿Por qué cree que el diablo ha escogido la ciudad de Barcelona para engendrar el Anticristo?
El diablo no escoge Barcelona, el diablo vive ajeno a todo este complot y a la concepción del Anticristo. Es Fede, el alma mater del plan, el que elige a Laura, la mujer en la que se concebirá el Anticristo, y esa mujer vive en Barcelona. Ojalá yo hubiera nacido en Barcelona y no en Belén, aunque a veces, cuando paseo por La Rambla, ya no lo tengo tan claro.

¿Le ha protestado Álex de la Iglesia, -menudo nombre para un director de cine del Opus-, que documentó cinematográficamente que el Anticristo nació en Madrid?
Gran película la de Álex de la Iglesia. Pero hay que saber diferenciar entre realidad y ficción. El día de la bestia es ficción, hay partes de la Biblia que son ficción, 50 sombras de Grey es ficción, el programa electoral del Partido Popular es ficción... por poner algunos ejemplos. Jorge Guerricaechevarría y Álex de la Iglesia concibieron un guion fantástico pero de ficción. El Anticristo nació en Barcelona en 2006, como bien se puede comprobar leyendo Con pecado concebido. Esa es la verdad. Por cierto, ya que hablamos de Álex de la Iglesia, sería un magnífico candidato a dirigir la versión cinematográfica del libro. Álex, bonico, léete mi novela, en verdad te digo que te fascinará.

Muchas veces se ha proclamado la segunda venida del Hijo del Hombre a la Tierra; unos la han identificado con Maitreya, pero en la novela vemos que Jesús no está por la labor. ¿A qué se debe ese pasotismo?
No es pasotismo, es miedo. Si la primera vez que bajé a la Tierra me encarcelaron, me flagelaron y me crucificaron no quiero pensar lo que me harían ahora. Y más en Barcelona, con la fama que tienen los Mossos. Además aquí tendría que pagar un montón de tasas judiciales y abogados.

A Dios también le vemos un poco ausente, ya lo decía Neruda: Me gustas cuando callas porque estás como ausente. ¿A qué se debe este absentismo laboral? ¿No retribuyen bien en el Cielo? ¿Ha llegado hasta el Más Allá la crisis económica?
Sí, paradójica la ausencia en un ser omnipresente, ¿no? No es un tema de retribución. Como ya os he dicho antes, mi Padre Celestial es muy inconstante. Durante mi estancia en la Tierra tuvo otra de sus geniales ideas: crear una raza superior en un exoplaneta que orbita alrededor de Betelgeuse, en la constelación de Orión. Lleva unos 2000 años con el tema y ha dejado totalmente desatendidas a sus criaturas en la Tierra. Dice que en Betelgeuse no quiere hacer las cosas deprisa y corriendo como aquí, que nada de 6 días, que se va a tomar su tiempo porque lo de la Tierra fue una chapuza de dios novato. Y ahí sigue. No lo he visto tan empeñado en algo desde que creó el ornitorrinco. Por eso los últimos dos milenios su intervención en la Tierra ha sido nula. ¿No os parecía extraño que no haya intervenido para evitar las grandes desgracias de la humanidad, como el holocausto, el hambre, la guerra, el neoliberalismo, los discos de Melendi o la programación de TeleCinco?

Enrique Jardiel Poncela tituló una de sus novelas: ¿Hubo alguna vez once mil vírgenes? Ahora parece que ni eso. ¿De ahí que resultase tan difícil encontrar una?, que no encontraron.
La virginidad está sobrevalorada. Pero en la novela, para seguir la tradición, el arcángel San Gabriel y el Espíritu Santo se empeñaron en que la mujer que tenía que engendrar al nuevo Mesías, el Antianticristo, debía ser virgen. Al final no pudieron encontrar ninguna en Barcelona. Ahora son otros tiempos, hay mucha información sobre sexo en la tele, en internet, aplicaciones de móvil para ligar o quedar para echar un polvo, becas Erasmus... Ya sólo los nerds conservan su virginidad pero contra su voluntad, no por un deseo de conservarla. Ni siquiera los curas.

Con un nuevo Cristo, la Santísima Trinidad, ¿cómo deberá pasar a llamarse?
Pues no lo sé. ¿Tetranidad? ¿Cuaternidad? ¿Dios será uno y cuatrino? Preguntaré a la RAE.

¿No será esto un cristo?
Je, je. Pues sí. Si ya se han escrito cientos de tratados teológicos para explicar la Trinidad. Si ahora, con la venida del nuevo Mesías, el Antianticristo, vamos a ser cuatro esto va a parecer el camarote de los hermanos Marx. Habrá que cambiar simbología, el procedimiento al santiguarse, el credo, el catecismo… Y también hay más gente implicada. Por ejemplo, hasta ahora a mi madre, la virgen María, la llamaban Madre de Dios. Ahora tendrá que compartir ese título con Roxy, la madre del nuevo Mesías. ¿Se puede considerar a mi Padre bígamo? Intuyo pelea de gatas en el Cielo.

Si el Apocalipsis ya ha llegado, ¿qué nos espera?
Si todo discurre como en el primer libro, Con pecado concebido, lo que nos espera son muchos despropósitos por parte de ambos bandos y sobre todo muchas risas. Hasta aquí puedo leer.

Y si el autor dice que Dios no existe, ¿quién me está respondiendo a esta entrevista?
En realidad soy el monstruo de espagueti volador, el único dios verdadero. Me gusta suplantar a otros dioses para echar unas risas a costa de los fieles de otras religiones.

Puedes comprar el libro en: