• Diario Digital | Martes, 21 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 11:13

Entrevista a Mayda Bustamante, editora de Huso Editorial y Ediciones Cumbres

Se cumple el primer aniversario de Huso Editorial

La editora Mayda Bustamanrte nació en La Habana y desde 1992 reside en Madrid. Licenciada en Filología Hispánica en la Universidad de La Habana. Máster en Artes Escénicas- Universidad Rey Juan Carlos, Madrid. Periodista, con responsabilidad en instituciones de diversa índole. Promotora cultural desde hace más de treinta años. Ha sido vicepresidenta del Gran Teatro de La Habana que presidió Alicia Alonso. Un impresionante curriculum de una persona dedicada a las artes en casi todas sus facetas.

Mayda Bustamante
Mayda Bustamante
Entrevista a Mayda Bustamante, editora de Huso Editorial y Ediciones Cumbres

En la actualidad es directora de MaydaB Performance, dedicada a la producción y distribución de espectáculos de Danza, Teatro y Ópera. Es vicepresidenta de la Fundación Alicia Alonso en Madrid. Directora de Ediciones Cumbres y de Huso Editorial. Directora de Relaciones Internacionales de la Cátedra Iberoamericana itinerante de Narración Oral Escénica (CIINOE). Hace justo un año, fundó Huso Editorial, un original proyecto donde está difundiendo a muchos interesantes escritores latinoamericanos.

Su vida en Cuba tuvo mucha relación con el Ballet Nacional de Cuba (BNC). Durante quince años tuvo a su cargo la Comunicación y las Relaciones Públicas de dicho ballet. ¿Qué tiene el ballet para usted para haberlo dedicado tanto tiempo?
Sí, diecisiete años de entrega. Empecé ocupándome de las Relaciones públicas y terminé siendo Vicepresidenta del Gran Teatro de La Habana, institución que presidía Alicia Alonso, y que entre otras muchas cosas, incluía al Ballet Nacional de Cuba. De niña estudié ballet. Fui una de esas niñas que empezó sus estudios de danza clásica cuando se creó en 1961 la primera Escuela Provincial de Ballet y cuando en el jurado estaba Alicia Alonso. Seguramente en ese germen está mi amor por la danza.

Pertenece a la Fundación Alicia Alonso. ¿Le influyó conocer personalmente a la gran bailarina Alicia Alonso en su carrera profesional?
Soy la Vicepresidenta de la Fundación Alicia Alonso en España. Conocer a Alicia ha sido uno de los grandes privilegios de mi vida, probablemente el gran privilegio. Haber estado a su lado durante casi veinte años influyó en mi formación profesional, sin duda alguna. Es la persona que más me ha inspirado, aún hoy. Me une a ella un afecto casi perfecto y el lujo de considerarme además su amiga. Alicia es el ser más extraordinario que he conocido.

¿Qué rasgos destacaría de Alicia Alonso?
Su voluntad de hierro. Su amor por la vida. Su capacidad extraordinaria para construir todo lo que se propone.

Después de tantos años dedicada al BNC, ¿qué le motivó para venirse a vivir a España?
Circunstancias personales. Pero nunca he estado lejos de Alicia. De hecho distribuimos en tres ocasiones las giras del Ballet Nacional de Cuba por España y desde la Editorial Cumbres se han publicado cuatro libros sobre ella, dos de mi autoría.

En España ha trabajado como promotora cultural con su empresa MaydaB Performance. ¿Es difícil compatibilizar este trabajo con la de editora?
Durante veinte años solo me ocupé de la producción y distribución de espectáculos. Hace solo cuatro, que comparto con la labor editorial que ha sido mi gran descubrimiento. Confieso que cada vez hago menos en el mundo del espectáculo y más en el editorial donde estoy dejándome la piel.

Ha escrito dos libros sobre Alicia Alonso, en ambos analiza la relación de la bailarina cubano con dos obras, Giselle y Carmen. ¿Son sus obras favoritas de las interpretadas por Alicia Alonso?
Podría ser, pero sin temor a equivocarme, lo son para Alicia. Ambas le han dado grandes satisfacciones. Esos libros que sobre todo son un trabajo de investigación para recopilar todo lo que se había escrito de Alicia en esos ballets, aunque en ambos hay dos ensayos breves míos, tenían que hacerse. Estoy segura que serán siempre libros de consultas para conocer la obra artística de una de las más grandes bailarinas del Siglo XX, aunque en Alicia se ha dado también la particularidad de ser corógrafa, creadora de la escuela cubana de ballet y directora del Ballet Nacional de Cuba. En ninguna otra bailarina en el mundo a lo largo de la historia, se ha dado esto. Es excepcional y hacerlo con tanto éxito, más aún. Alicia ha hecho historia.

“Alicia Alonso o la eternidad de Giselle”, acaba de ser reeditada. ¿Qué valores cree que tiene la obra?
Es un libro que se publicó en el 2013, cuando se cumplió el 70 aniversario del debut de Alicia en el rol de Giselle, un 2 de noviembre de 1943. Se presentó en La maestranza de Sevilla en un día memorable en el que también el Ballet Nacional de Cuba interpretó el ballet en la versión coreográfica de Alicia Alonso. Como dije, es un libro referente para conocer a la bailarina, y para conocer sobre Giselle. Ha tenido varias reediciones. Y lo importante, es que está en bibliotecas a las cuales siempre se podrá ir y consultar.

¿Se merecería Alicia Alonso un mayor reconocimiento?
Tiene todos los reconocimientos del mundo, pero en España, país muy ligado a ella por sus ancestros, y donde ha hecho tanto por la danza, incluso la creación de un Instituto Superior de la danza que lleva su nombre en la Universidad Rey Juan Carlos, deberían haberle otorgado el Princesa de Asturias en las Artes. Alicia está viva, igual ocurre. Lo merece sin discusión.

Con el libro “Alicia Alonso en Carmen. Mito y leyenda”, ¿cierra el ciclo definitivamente de la gran diva?
No, eso es imposible con Alicia, Sería poco ambicioso cerrarlo aquí. Me gustaría escribir y en ello estoy, aunque voy muy despacio por razones de tiempo, el libro de Alicia Alonso y sus vínculos con España.

Ediciones Cumbres es una editorial centrada en el mundo de las artes escénicas. ¿Qué planes de publicación?
En mayo publicamos dos libros de danza. Dos en un mismo mes. Es un atrevimiento tremendo en este país. Seguiremos publicando libros especializados en las artes escénicas en un sentido amplio, y también sobre ópera. Un orgullo de Cumbres fue publicar Arte y reto: la obra de Nuria Espert de Ana María Aries de Cossío, el I Volumen de Anatomía de la Opera de Santiago Martín Bermúdez y Papelería sobre la danza I, II, III de Roger Salas, aun nos queda el IV y el V. Creo que son obras monumentales que me honran y honran a la editorial.

Ahora se cumple el primer aniversario de Huso Ediciones. ¿Qué cree que aporta su editorial al mundo de la edición?
Nuestro objetivo fundamental es difundir la excelencia de la escritura de autores de todos los continentes y lenguas, a partir de la premisa de que esas obras conecten con los temas que rigen nuestro presente.

La literatura escrita por mujeres, creadoras a las que el tiempo y las circunstancias de la historia han desterrado injustamente del panorama editorial. Los escritores visionarios o excéntricos a su época, cuyas obras han influido en el surgimiento de importantes movimientos artísticos, estéticos y literarios. Autores valorados en sus respectivos países, con amplia obra publicada y significativos reconocimientos, que por diversas razones son desconocidos en el panorama editorial español. Rarezas literarias que permitan a los lectores conocer otras facetas de esos autores.

Clásicos cuidadosamente elegidos, ya se trate en castellano o traducidos, siempre y cuando tengan un nexo con nuestra realidad sociocultural.

Y todo esto desde novedosos y elegantes conceptos editorial y gráfico a fin de acercarnos al lector que más nos interesa, el lector inquieto.

En la editorial está publicando muchos autores latinoamericanos. ¿Cuáles son los criterios de selección para editar a esos autores?
Confieso mi rechazo por las etiquetas. A día de hoy Huso ha publicado en apenas un año, dieciocho libros de los cuales once son de autores europeos. Y sí, siete son latinoamericanos. Se hace muy buena literatura en Latinoamérica, y la exigencia ya la he comentado: la excelencia en la escritura. No es difícil conseguirla en autores latinoamericanos insisto.

"El mundo peca de machismo"

También percibimos que edita muchas obras de rasgos netamente feministas. ¿Cree que en España pecamos de machismo?
En lo segundo prefiero no entrar pero sí, pienso que no solo España, el mundo peca de machismo. Todavía la mujer tiene que demostrar su valía. No vivimos en igualdad. Ya nos gustaría porque sin dudas el mundo sería más armónico.

He publicado a autoras y seguiré haciéndolo siempre y cuando se de la coincidencia de ser mujer y que su literatura atienda a la excelencia que buscamos. Y vamos como ya lo hemos hecho a revivir mujeres injustamente olvidadas como son las de la generación del 27; o las memorias, nuestro libro de mayo de Dagmar Lieblová, judía checa y sobreviviente del holocausto.

¿Está satisfecha de todo lo publicado hasta el momento?
Sí estoy satisfecha porque hemos publicado aquello en lo que hemos creído. Y eso vamos a seguir haciendo, aunque no cabe duda que pagamos un precio alto.

¿De qué libros está más satisfecha hasta el momento?
Honestamente de cada uno de ellos, en el momento en que se publican y empieza la promoción es exactamente como un parto. Para mí son hijos que veo crecer y mimo. Pero hay libros especiales: el primero con el fundamos Huso, Pequeña música nocturna de la escritora argentina Liliana Díaz Mindurry, luego, Debes conocerlas, un ensayo de Marifé Santiago Bolaños y Mercedes Gómez Blesa, precisamente sobre esas mujeres olvidadas de la generación del 27, el brillante ensayo de la gran poeta Fina García Marruz que tituló Quevedo y quizás las memorias de Dagmar Lieblová que saldrán con el nombre: Estoy aquí por un error, porque fue un error lo que la salvó. Curiosamente hablo de cinco escritoras. Aunque creo que todos los libros que he publicado realmente son excelentes en su escritura y en todos los casos, se trata de autores con con un currículo muy sólido.

¿Cuál sería el balance de este primer año?
Mejor de lo esperado y lejos de lo que quiero.

¿Qué planes tiene para el siguiente ejercicio?
Continuar buscando la excelencia. Publicar aquello en lo que creo siemrpe. Seguir soñando en que vamos a conseguir que la buena literatura se lea, no solo algunos como ocurre ahora, sino que todos busquemos eso un día. Quijotesco? Si. Pero soñar no cuesta. Ya es Quijotesco tener una editorial y pretender vivir de ella.

¿Con qué nuevos escritores nos va a sorprender próximamente?
Esa pregunta me la reservo. Me gusta sorprender con cada libro, pero te aseguro que tenemos hasta mediado del 2018 comprometido.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo como editora?
Que me permite vibrar, sentirme viva, conocer a gente estupenda, hacer lo que me gusta, y solo lamento haberlo descubierto un poco tarde tal vez.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo como editora?
Empezar con un nuevo libro una vez elegido. Ese proceso es maravilloso hasta que llega de imprenta y lo tomas en tus manos, como si fuera un hijo, insisto.

¿Es rentable ser editor en España?
NO EN MAYUSCULA. Hay que vivir con una cuota alta de locura para plantearte una Editorial como negocio. Hablo de las independientes, de las que apostamos por la buena literatura, no de los grandes grupos editoriales. Para nosotros, un autor no es una ficha, sino alguien imprescindible con el que incluso necesitamos compartir ideas y afecto.

Estas editoriales independientes e incluyo a Cumbres y a Huso, existimos porque tenemos el libro como talismán. No sabríamos vivir sin él.