• Diario Digital | Miércoles, 21 de Febrero de 2018
  • Actualizado 07:17

BESTSELLER EN FRANCIA

"El negacionismo económico", un manifiesto contra los economistas secuestrados por su ideología

¿Hay que cambiar de barrio para ir bien en la escuela?

¿Favorece el salario mínimo el empleo?

¿Por qué cambian de club losfutbolistas?

¿Por qué los altos cargos de empresascambian (a veces) de país?

¿Limitar la inmigración reduce el paro?

¿Reducir la jornada laboral crea empleo?

¿Por qué a los medios de comunicación no les interesa dar prioridad al pensamiento científico?

"El negacionismo económico", un manifiesto contra los economistas secuestrados por su ideología

La mejor respuesta a los negacionistas económicos


En la era del big data, la economía se ha convertido en una ciencia experimental no muy distinta a la biología, la física, la medicina o la climatología. Como todas ellas, la ciencia económica debe hacer frente al negacionismo, la tesis que sostiene que la economía no es otra cosa que un gran fraude perpetrado en favor de oscuros intereses de la élite.

unnamedLos mayores negacionistas del carácter científico de la economía son los intelectuales de izquierdas. Con frecuencia, éstos tienen una idea falsa de lo que es el análisis económico y, convencidos de que sólo sirve a las clases dominantes, se niegan a interesarse por él. Aunque afirman que su último fin es defender a los más desfavorecidos, se oponen a las medidas económicas que más contribuirían a mejorar sus condiciones de vida.

Sin embargo, estos intelectuales no son los únicos críticos con la ciencia económica. Los grandes empresarios también suelen serlo, porque si bien afirman constantemente que ellos son quienes generan riqueza y empleo, se oponen a cualquier medida que amenace con reducir sus beneficios, lo cual a menudo perjudica a los consumidores y a la creación de empleo. Y, además, son especialistas en convencer a las autoridades públicas de la necesidad de obtener ayudas y de que se limiten competencias que podrían perjudicarles.

El negacionismo económico no acaba ahí, está por todas partes y restinge las posibilidades de crecimiento y prosperidad para todos. Combatir esta actitud no es aceptar, sin embargo, los dogmas del sistema liberal o someterse a los mercados financieros. Como demuestra de manera combativa y osada este libro, se trata más bien de asumir que hoy la economía funciona como cualquier otra ciencia, con un método propio de las ciencias experimentales, y que rechazar sus conclusiones por motivos ideológicos es una necedad.

Pierre Cahuc es un economista francés, profesor en la Escuela Politécnica y la Escuela Nacional de Estadística y Administración Económica (ENSAE) en París. Dirige el Laboratorio de macroeconomía del Centro de Investigación de Economía y Estadística (CREST) y es investigador asociado en el CEPR de Londres y en el IZA de Bonn. Además, asesora al gobierno francés, entre otros, como miembro del Consejo de Análisis Económico (CAE) del primer ministro. Sus principales campos de investigación son el mercado laboral, el desempleo y la macroeconomía.

André Zylberberg es un economista francés, actualmente retirado. Es director emérito de investigación en el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) y ha sido miembro de la Escuela de Economía de París (PSE). Sus áreas de investigación son el mercado laboral y las políticas sociales y de empleo.

Ha escrito varios libros sobre estos temas en colaboración con Cahuc, si bien El negacionismo económico es el primero que se traduce al español.

Puedes comprar el libro en: