• Diario Digital | Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 00:51

EL LEGADO DE LA PRIMERA FOTORREPORTERA ESPAÑOLA

Manuela Carmena presenta en Conde Duque el libro "Joana Biarnés. Disparando al corazón"

"Joana Biarnés. Disparando al corazónes una publicación antológica y biográfica de la que fue la primera mujer que, cámara en mano, se adentró en los años sesenta del pasado siglo, en un terreno reservado en exclusiva a los hombres: el fotoperiodismo. El libro ha sido presentado en el Centro Cultural  Conde Duque con la presencia de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, la  propia Joana Biarnés; el editor y fotógrafo, Chema Conesa; el director de la editorial Blume, Leopoldo Blume y la directora de la Fundación Photographic Vision, Silvia Omedes.

Manuela Carmena en la presentación del libro de Joana Biarnés
Manuela Carmena en la presentación del libro de Joana Biarnés
Manuela Carmena presenta en Conde Duque el libro "Joana Biarnés. Disparando al corazón"

El libro ha sido editado por Blume y la Fundación Photographic Social Vision, con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, la Generalitat de Catalunya, la Diputación de Barcelona y el Ayuntamiento de Terrassa. Cuenta con los prólogos de Chema Conesa, de la periodista y escritora Natalia Figueroa, y una cuidada biografía a cargo del periodista y biógrafo de Joana Biarnés, Jordi Rovira.

Joana Biarnés. Disparando al corazón es el retrato de una época. “Nadie que quiera conocer esa etapa en la que las dos éramos jóvenes puede concluir su estudio sin mirar estas fotografías”, afirmó Carmena, tras enfatizar el complemento que supone la imagen para la palabra. “Para entender el tiempo pasado no solo hace falta leer lo que se escribió, estudiar los datos que se recopilaron. Es imprescindible ver los rostros, las caras, las expresiones. Por mucho que exprese la literatura y el cine es necesaria esa foto estática en la que una emoción queda reflejada, donde se siente la sorpresa, la rabia, la burla. Todo eso está en las fotos de Joana Biarnés. Por eso es absolutamente imprescindible”, subrayó la alcaldesa. 

A contracorriente

Nacida en Tarrasa, Biarnés es la primera fotorreportera del periodismo gráfico español que fue a contracorriente en una época de pensamiento único. En 1962 hizo un trabajo en Barcelona para el diario Pueblo y, al poco tiempo, el periódico le ofreció ir a Madrid a trabajar como fotógrafa. Tuvo que enfrentarse a los prejuicios en una profesión considerada exclusivamente de hombres: se presentaba en los partidos de fútbol donde se la increpaba por ser mujer o conseguía colarse en la suite del hotel donde se hospedaban los Beatles en Barcelona y pasar tres horas con ellos para hacer un reportaje mítico.

Su legado fotográfico va desde el deporte y la moda hasta el reportaje social pasando por accidentes, catástrofes y el retrato de muchos personajes famosos de la época. Muestra una etapa clave del siglo XX: los años de la España triste y empobrecida del franquismo y de los inicios de la democracia y la apertura de miras de una sociedad que recuperaba la ilusión.

Biarnés supo retratar a personajes famosos como Lola Flores, Dalí, Buñuel, Marisol, Massiel, Orson Welles, Clint Eastwood, Roman Polanski o Raphael en actitudes espontáneas y naturales. Pero también, impactantes fotografías sociales como las de las riadas de 1962 en el Vallés, o reportajes costumbristas de una España que iba abriéndose tímidamente a la libertad, con jóvenes hippies en Ibiza junto a ancianas vestidas de negro o las fotografías que hizo en 1968 para denunciar los maltratos y abusos a hijos de solteras en el orfanato San Fernando de Madrid.

A mediados de los 80, decepcionada por el nuevo rumbo que tomaba la profesión con la llegada de los paparazzi, cambió la fotografía por la restauración. En Ibiza, junto a su marido, abrió un restaurante que le permitió vivir su segunda pasión, la cocina.