• Diario Digital | Domingo, 21 de Enero de 2018
  • Actualizado 07:17

"La vida y las aventuras de Jack Engle", la novela redescubierta de Walt Whitman

"La vida y las aventuras de Jack Engle", la novela redescubierta de Walt Whitman

Esta novela de juventud publicada anónimamente en 1852 en el New York Sunday Dispatch por el entonces joven escritor Walt Whitman y recuperada recientemente por el estudioso Zachary Turpin, de la Universidad de Houston, y que recrea un universo con toques de Dickens y de Twain, narra las venturas y desventuras de Jack Engle, un joven huérfano que busca el sentido de la vida, el amor y un lugar bajo el sol en un mundo de picapleitos sin escrúpulos, virtuosos cuáqueros, actrices encantadoras y malandrines inolvidables. Todo ello convive en este melodramático —pero al mismo tiempo lleno de humor— folletín de misterio e intriga en un entorno urbano, el Nueva York de mediados del siglo XIX, que mezcla hábilmente registros y giros inesperados con una genuina aspiración literaria a la verdad y a la belleza del mundo.

Walt Whitman nació en West Hills, un pueblo de Long Island, en 1819. Segundo de nueve hijos de un matrimonio cuáquero, a los once años tuvo que abandonar los estudios para ayudar económicamente a su familia. Trabajó como profesor, tipógrafo y periodista durante muchos años, y gracias a estos empleos pudo acercarse al mundo de la escritura. Después de la primeras incursiones literarias con la novela Franklin Evans, en la que denunciaba la plaga social del alcoholismo, la carrera de Whitman se orientó esencialmente hacia la poesía y, en 1855, publicó, costeando él mismo los gastos de impresión, Hojas de hierba, una colección de poemas que fue enriqueciendo y revisando en varias ediciones a lo largo de toda su vida y que lo consagró como uno de los escritores más influyentes de la literatura americana. Su obra, rompedora y visionaria desde un punto de vista estilístico y argumental, trata temas diversos que van desde lo político-social —fue un encendido opositor de la expansión de la esclavitud en Estados Unidos— hasta la sexualidad del individuo.

Murió en 1892, y, más adelante, Borges, quien siempre declaró su admiración por Whitman, le dedicó el famoso poema Camden, 1892, en referencia a la ciudad y al año en que falleció el poeta estadounidense.

Puedes comprar el libro en: