www.todoliteratura.es
María Gudín
Ampliar
María Gudín (Foto: Javier Oliaga)

Entrevista a María Gudín, autora de "Mar abierta"

“Las personas sencillas superan mejor los traumas que las personas preparadas”

La escritora ovetense María Gudín es specialista en novelas históricas, hasta el momento lleva publicadas cuatro de este género. Su especialidad ha sido, hasta ahora, tratar el mundo de los godos en la península Ibérica durante la Edad Media. En esta ocasión, ha decidido tratar la época de los piratas del siglo XVII de la mano de una joven atormentada que fue secuestrada y violentada por unos temibles corsarios en su viaje a las tierras de Santo Domingo.

  • María Gudín

    María Gudín


  • María Gudín

  • María Gudín

    María Gudín

María Gudín
María Gudín (Foto: Javier Oliaga)

El titulo de la novela, “Mar abierta”, hace referencia al Tratado de Tordesillas, suscrito el el 7 de junio de 1494, donde los monarcas españoles y portugueses se repartían las zonas de navegación y conquista del océano Atlántico y del Nuevo Mundo mediante una línea situada 370 leguas al oeste de las islas de Cabo Verde, a fin de evitar conflictos de intereses entre la Monarquía Hispánica y el Reino de Portugal. Con el título, ha querido delimitar la autora la propia zona de influencia de su nueva novela, el Caribe.

Aunque pueda parecer extraño, la novela tiene similar origen a sus anteriores novelas históricas centrada en los godos. “Los marinos vascos son descendientes de los godos y entre aquellos hay muchos personajes realmente interesantes como Elcano, Urdaneta, Blas de Lezo y muchos más. Pero como ya se ha escrito mucho sobre ellos, quise dar una perspectiva nueva a mi novela”, explica la escritora asturiana en la entrevista que mantuvimos en la cafetería de un conocido hotel de la Gran Vía madrileña.

Por eso, pensó en otros marinos vascos un poco menos conocidos, los Oquendo, Miguel y su hijo Antonio, ambos participaron en numerosas batallas navales contra los ingleses y los corsarios que estos protegían. La novela se mueve entre estas batallas pero no es lo que realmente la principal prioridad de María Gudín, “lo histórico es el telón de fondo de lo que realmente me interesa que es la descripción psicológica de los personajes de mi novela”, sostiene.

Catalina de Montemayor y Oquendo es reclamada por su tío a isla de La Española. Ella sufre una violación, destruyen la casa en la que vivía y lo pierde todo. “Es un claro ejemplo de trastorno por estrés post-traumático. Vive el presente pero sintiéndose culpable del pasado, echando la culpa a ese pasado”, explica la escritora que ejerce de neuróloga en el Hospital General de Ciudad Real.

El otro protagonista de la novela es Piers Leigh, el hijo de la familia que la acogió después de la muerte de su familia. La novela está escrita en primera persona, la primera parte es Catalina quien cuenta la historia y en la segunda es Piers, hijo de la familia de acogida. “Es un hombre de acción, aun siendo pirata se siente infeliz por ello, ya que es un hombre de palabra. La novela tiene esos dos puntos de vistas totalmente diferentes que se contraponen. Por una parte, está la narración de una mujer herida y, por otra, la de un hombre de acción”, cuenta la escritora con su energía habitual.

Para María Gudín, el caso de Catalina es un claro ejemplo de “resilencia, ha sobrevivido a cosas muy duras”. Cree que “las personas sencillas superan mejor los traumas que la gente preparada”. En la novela hay un misterio que está relacionado con la guerra civil británica entre realistas y favorables al Parlamento, que no podemos revelar. La casa que la había acogido era de éstos, de ahí el saqueo que sufre al perder la guerra.

Entre las pertenencias de la casa, la biblioteca ocupaba un lugar principal. Allí encontró Catalina un pequeño opúsculo sobre los piratas. Trataba sobre la Cofradía de los Hermanos de la Costa, una especie de sociedad libertaria donde todos sus integrantes tenían lo mismos derechos. “Era un mundo idílico y eso le atraía sobremanera a Catalina”, específica la autora.

María Gudín al escribir en primera persona ambas partes de la novela reconoce el esfuerzo a lo que se sometío, la costó más planificar la parte de Piers. “La más fácil fue la de Catalina. Es muy difícil para una mujer meterse en la cabeza de un hombre”, señala y añade “la parte de Piers, tiene mucho de la vida en los barcos piratas y eso ha sido lo que más me ha costado de la novela porque no sabía mucho sobre estos temas por lo que he tenido que realizar numerosas consultas e investigaciones”, cuenta divertida ya que es la parte donde mejor se lo ha pasado escribiendo.

Sus novelas no las suele tener planificadas cuando comienza a escribirla. “Mis obras tienen mucho de psicológicas por lo tanto hay que dejar hablar a los personajes. Yo definiría mis novelas como psicológicas con un fondo histórico”, determina con precisión. “Una cosa es la historia novelada como hizo Walter Scott o que, ahora, realiza Santiago Postegillo y otra cosa es lo que hago yo. No quiero hacer una historia de España”, subraya con precisión.

María Gudín está muy contenta con la labor de edición que han hecho con su novela, la califica de “impresionante”. “Y espero tener éxito para seguir publicando con Grijalbo”, confiesa. De sus novelas anteriores ha llegado a vender más de cien mil ejemplares. Ya está pensando en futuros personajes para escribir sobre ellos, el próximo será Francisco de Montemayor, “todo un ejemplo de resilencia”.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de TodoLiteratura
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.