www.todoliteratura.es

En la Universidad de Coimbra

La Biblioteca Joanina es un conjunto de rara belleza y alto nivel artístico
Ampliar
La Biblioteca Joanina es un conjunto de rara belleza y alto nivel artístico (Foto: José Belló Aliaga)

Descubre la Biblioteca Joanina, una de las más espectaculares y originales bibliotecas barrocas europeas

También se la conoce como la Casa de la Librería

La Biblioteca Joanina de la Universidad de Coimbra, que sustituyó a la antigua Casa da Livraria Universitária, debe su nombre al monarca que la mandó construir en 1717, D. João V, el Magnánimo, conocido como el gran mecenas de la cultura, la ciencia y las artes, y esta biblioteca es el testimonio notable de la política cultural del rey.


  • Exterior de la Biblioteca Joanina


  • Los techos que cubren el espacio, pintados por Simões Ribeiro y Vicente Nunes, presentan motivos alusivos a las artes y las ciencias coronados, en el centro, por la figura de la Sapiência Divina (Sabiduría Divina).


  • Las miles de obras que forman parte del fondo la biblioteca reposan en un espacio que transpira belleza y exotismo, donde la riqueza de los techos pintados se armoniza con las balaustradas y estanterías fabricadas con pan de oro y maderas tropicales.


  • La puerta de acceso está hecha de madera de teca, que permite soportar una temperatura constante de 19ºC a 20ºC. Los niveles de humedad relativa se mantienen en torno al 60%, debido al revestimiento del interior con madera.


  • En la Biblioteca Joanina se encuentran ejemplares de extrema rareza, como una primera edición de los Lusíadas, una Biblia Hebrea, publicada en la segunda mitad del siglo XV, de la que hay solo unos 20 copias en todo el mundo, o incluso la Biblia Latina de las 48 Líneas —así llamada por tener exactamente 48 líneas por página—, impresa en 1462 por dos socios de Gutenberg, considerada la más bella de las primeras cuatro biblias impresas

En el pórtico del elegante edificio, con cuatro columnas de estilo jónico, destaca el majestuoso escudo real barroco, y una tarjeta de latón con la siguiente inscripción latina “Lusiade, hanc vobis spienta candiditarcem: dvtores libri; miles et arma labor”, cuya traducción es: “Construido para sabiduría de los Lusos (portugueses). Libros lideran; Soldados y brazos, trabajan”.

Se trata de una metáfora, alentando a los portugueses a usar los libros como armas para alcanzar la sabiduría.

Las miles de obras que forman parte del fondo la biblioteca reposan en un espacio que transpira belleza y exotismo, donde la riqueza de los techos pintados se armoniza con las balaustradas y estanterías fabricadas con pan de oro y maderas tropicales.

Interior
En este edificio de tres pisos, dos de los cuales están bajo tierra, las paredes cubiertas de estanterías guardan millares de ejemplares, con especial atención a las obras de medicina, geografía, historia, estudios humanísticos, ciencias, derecho civil y canónico, filosofía y teología.

En la biblioteca destacan las tres salas que se comunican entre sí con arcos decorados y repletos de estanterías, rematados por el escudo real: en la primera sala contrasta el oro sobre fondo verde; en la segunda, el dorado se destaca sobre un fondo rojo y en la última un fondo negro da vida a los detalles áureos. Sus paredes están cubiertas con estanterías de dos pisos, en maderas exóticas, doradas y policromadas, un conjunto de rara belleza y alto nivel artístico y los techos que cubren el espacio, pintados por Simões Ribeiro y Vicente Nunes, presentan motivos alusivos a las artes y las ciencias coronados, en el centro, por la figura de la Sapiência Divina (Sabiduría Divina).

El acceso a los balcones se hace a través de unas escaleras incrustadas en los arcos que separan las salas. En las tres salas también se encuentran mesas para consultar los libros, asimismo de maderas exóticas muy bonitas.

Cerca de 60.000 volúmenes
El edificio, como decimos, tiene tres pisos y contiene cerca de 60.000 volúmenes. Las colecciones bibliográficas pueden ser consultadas bajo pedido, justificando los motivos por los cuales se desea consultar el libro. El ejemplar se traslada a la Biblioteca General, por un funcionario, y ahí quedará para consulta del investigador. Estos cuidados son necesarios porque se trata de libros antiguos y estas colecciones datan de los siglos XVI, XVII y XVIII, y en su inmensa mayoría son lo mejor que había en Europa en esas épocas.

“Casa de libros”
Las colecciones de libros editados entre los siglos XV y XIX que componen la colección de la biblioteca se mantienen en buenas condiciones gracias a las características del edificio. Con las paredes exteriores de 2,11 metros de espesor y el interior revestido de madera para absorber el exceso de humedad, el espacio funciona como una auténtica “caja fuerte” con el objetivo de la conservación de los libros.

La puerta de esta “caja fuerte” está hecha de madera de teca, que permite soportar una temperatura constante de 19ºC a 20ºC. Los niveles de humedad relativa se mantienen en torno al 60%, debido al citado revestimiento del interior con madera.

Las diferencias de temperatura son un factor de degradación de los libros, así como los papirofagos (insectos que se alimentan de papel). Sin embargo en este edificio no hay ningún problema con los insectos ya que los estantes están hechos de madera de roble que dificulta la entrada de estos insectos y también irradia un olor que los repele.

Colonia de murciélagos
Por la noche, después de cerrar la biblioteca, una colonia de murciélagos contribuye al correcto mantenimiento de los libros, ya que comen los insectos que puedan perjudicar a los libros. Las mesas están cubiertas con pieles que las protegen de los excrementos de los animales.

Naturalmente, la presencia de estos mamíferos en el interior de la biblioteca requiere un cuidado especial para prevenir cualquier daño causado por los excrementos en las valiosas maderas de las mesas. Así, todos los días cuando se cierra la biblioteca, el funcionario de turno cubre las mesas con pieles de cuero para su protección.

Curiosidades
En la caja fuerte de la Biblioteca Joanina se encuentran ejemplares de extrema rareza, como una primera edición de los Lusíadas, una Biblia Hebrea, publicada en la segunda mitad del siglo XV, de la que hay solo unos 20 copias en todo el mundo, o incluso la Biblia Latina de las 48 Líneas —así llamada por tener exactamente 48 líneas por página—, impresa en 1462 por dos socios de Gutenberg, considerada la más bella de las primeras cuatro biblias impresas.

Construida sobre una prisión medieval, que posteriormente se transformó en prisión académica, la Biblioteca Joanina da todavía acceso a los subterráneos, que también pueden ser visitados.

Autor del vídeo y de las fotografías: José Belló Aliaga

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Foro asociado a esta noticia:

  • Descubre la Biblioteca Joanina, una de las más espectaculares y originales bibliotecas barrocas europeas

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    292 | José Manuel - 25/10/2016 @ 12:25:03 (GMT+1)
    ¿A que dan ganas de ir a Coimbra solo por poder ver la biblioteca?. Si lo haces, cometrás un error. ¿Por qué?, pues al precio de la entrada, muy elevado, has de sumar otras consideraciones: No se pueden realizar fotografías ni vídeos y su iluminación interior, penumbra total, es pésima. Solamente márketing. Para mi, supuso una gran decepción y no aconsejo su visita. A ver si notan la bajada de visitantes y se "ponen las pilas".
  • Comenta esta noticia (Login)
    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de TodoLiteratura
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.