www.todoliteratura.es
Manuel Vilas
Ampliar
Manuel Vilas (Foto: Javier Oliaga)

Entrevista a Manuel Vilas, autor de “Lou Reed era español”

“En España, los autores están más por el entretenimiento que por la experimentación”

¿Fue Lou Reed español? Manuel Vilas por un momento nos hace dudar. ¿Había nacido Lou Reed en una de las bases americanas de nuestra península? Imposible, en el 42 no había todavía bases yankees en nuestro país. Entonces porque el autor de Barbastro afirma semejante cosa en el título de su último libro. “Evidentemente, no era español pero vino tantas veces a nuestra tierra que casi lo parecía”, afirma sin asomo de dudas en la entrevista que mantuvimos en el Verbena Bar de Malasaña, muy cerquita de la Plazuela de Antonio Vega.

  • Manuel Vilas

    Manuel Vilas


  • Manuel Vilas

Manuel Vilas
Manuel Vilas (Foto: Javier Oliaga)

El último libro de Manuel Vilas ha tenido un curioso germen. Una primera versión la presentó a un conocido premio de viajes. El libro en sí, es un largo viaje o, mejor dicho, varios viajes de Lou Reed por nuestra piel de toro. “Ha venido muchísimas veces a España, últimamente venía casi todos los años y ha tocado en casi todas las ciudades españolas. En España y en Europa era mucho más querido que en Estados Unidos, un caso parecido al de Woody Allen”, dice con su fuerte acento maño tamizado por expresiones americanas.

El escritor nacido en Barbastro divide su vida entre Iowa City, donde trabaja su pareja y Madrid. Es precisamente en Barbastro donde comienza el libro. Con tan sólo doce años, Manuel Vilas tuvo un momento de inspiración cuando oyó cantar por primera vez a Lou Reed. Un amigo le dejó el célebre “Rock´n´ Roll Animal” y del mismo modo que a unas pastorcillas se les apareció la Virgen, a Manuel Vilas se le apareció la Voz americana del cantante de Brooklyn, su cara demacrada y sus ojos hundidos no les asustaron. Allí estaba el cantante al que muchos años después le dedicaría todo un libro.

El comienzo del disco con la introducción de la guitarra de Steve Hunter en aquella memorable versión del Sweet Jane fue un hachazo para sus oídos, desde entonces ya no sería el mismo. Lou Reed pasaría a formar parte ineludible de su vida. “Me he leído todos las biografías que se han publicado sobre él, tengo todos sus discos y he ido a todos los conciertos suyos que he podido, bueno, a algunos he fallado y ahora me arrepiento”, confiesa con honestidad el autor aragonés.

“Para mí, Lou Reed fue un tipo arriesgado que exploraba todos los límites. Un personaje realmente peculiar”, mantiene sin atisbo de indecisión. Lou Reed fue, en su opinión, “un gran cantante, un mediocre guitarrista pese a estar empeñado sobre todo en la última parte de su vida en conseguir ser un gran guitarrista, y un excelente compositor y poeta”. Un cantante que se dirigía al público adulto del rock que siempre buscó el lado oculto de la vida. En otras palabras, “fue un tremendo incomprendido. En Estados Unidos apenas era conocido, salvo en New York”, apostilla. Además, siempre tuvo algo de tocapelotas, a su compañía de discos, RCA, la traía a mal traer y en muchas ocasiones quisieron deshacerse de él; pero, David Bowie vino en su ayuda y le produjo uno de los álbumes fundamentales de la música rock, “Transformer”, donde se aleja del rock experimental y se acerca al glam rock.

Cuarenta álbumes conforman la discografía completa de Lou Reed, con los que consiguió grandes éxitos pero, también, grandes fracasos. “Después del éxito que supuso Transformer en el 72, grabó Berlín, que no tuvo una sola crítica favorable de los críticos de entonces”, recuerda y agrega “fue casi el primer disco conceptual de la historia. Lou Reed siempre tenía un gen suicida con el que tensaba las relaciones con sus discográficas”.

Propiciaba el choque entre la literatura y el rock. “Las canciones de Lou Reed eran muy literarias, fue un explorador de mundos literarios”, opina. Algo que se está perdiendo últimamente si no se ha perdido totalmente, “el fue el final de una época sin continuidad. Ya no hay un mensaje artístico, lo que prevalece es el rock-gerontocrático, cuya cabeza visible es Mick Jagger, todo un templo a los implantes capilares y al camuflaje”, señala entre risas el escritor aragonés.

Lou Reed era español” está plagado de viajes a los conciertos que el cantante neoyorkino realizó en España. “Todos los viajes que cuento son reales. Lou venía una vez al año a España, hacia tantos bolos como la Pantoja, aunque algunos de ellos tuviesen pocos asistentes. La crisis del disco con las tecnologías digitales hizo que los artistas tuviesen que volver a la carretera a realizar conciertos, lo cual estuvo muy bien”, desgrana con precisión Manuel Vilas. Una de las anécdotas que cuenta es que su viuda Laurie Anderson, el primer año después de la muerte del cantante neoyorkino cobró la nada desdeñable cifra de 18 millones de dólares por derechos de autor.

El cantante siempre tuvo un público muy fiel en España y muy receptivo a su música. Aunque el más fiel fue, sin duda alguna, Manuel Vilas. “Mi libro es una especie de calco de los discos de Lou Reed y de la Velvet Underground. Donde la historias van plasmando la distorsión sonora que tenían sus canciones en algún que otro capítulo”, analiza. El autor lo dice porque la música de Lou Reed era muy experimental y la distorsión con la que tocaban los instrumentos hacia de su música un barullo musical que iba in crescendo. Con el libro ha querido hacer algo parecido. La mayoría de los capítulos están escritos en primera persona desde la perspectiva del joven fan de Reed, otros están escritos en segunda persona, en un diálogo entre fan y estrella del rock y hay otros capítulos donde esa voz juvenil va dando lugar a la voz de España, algo muy original y acertado.

Con respecto a la originalidad de la literatura y hacia dónde va, su opinión es acerada y precisa. “En España, los autores están más por el entretenimiento que por la experimentación. El afán de conocimiento está frenado y no aparecen grandes figuras, este afán están en el arte”, expone con rigor. Cree que se corre más riesgo en el cine y en las series de televisión que en la literatura. “Nuestra industria editorial no quiere saber nada de la experimentación porque no tiene salida, lo cual lleva a un empobrecimiento intelectual”, refiere.

Para finaliza, Manuel Vilas se muestra encantado con la editorial Malpaso, “una de las pocas que publica libros sobre música y lo hace muy bien”, comenta y concluye la entrevista diciendo “a mí me interesa el público de la música rock porque es muy fiel y entendido”, tanto o más que los miembros del jurado del Premio Nobel de Literatura.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(0)

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de TodoLiteratura
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.