www.todoliteratura.es

"@Ciudadanos. Deconstruyendo a Albert Rivera", libro coordinado por John Muller

@Ciudadanos. Deconstruyendo a Albert Rivera
@Ciudadanos. Deconstruyendo a Albert Rivera

Uno de los fenómenos más fascinantes acaecidos durante los últimos años en la vida política española es el desarrollo y consolidación de “Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía”. Actualmente, ha obtenido representación en el Congreso de los Diputados, convirtiéndose en uno de los sostenedores del gobierno de la Nación. Sin embargo, todo empezó mucho antes y esta obra coordinada por John Muller lo explica de manera convincente y precisa, a través de una serie de capítulos elaborados por periodistas, economistas y politólogos. El resultado cabe calificarlo de sobresaliente tanto por la claridad expositiva como por los abundantes matices que la pluralidad de autores ofrece.

Ciudadanos supone “algo” más que una formación que combate al nacionalismo catalán (y su insistencia rupturista) o que un partido de una sola persona, su dirigente Albert Rivera, aunque la importancia y trascendencia de éste resulta incuestionable. De hecho, la obra recurre a la figura del citado político como principal eje conductor.

Al respecto, destaca el capítulo número 2 en el cual, la periodista Marisa Gallero lo entrevista en profundidad. Sus declaraciones reflejan un hecho clave: Ciudadanos ha mutado del ámbito autonómico al nacional, si bien Rivera, al contrario que otros líderes emergentes, rechaza radicalmente el mesianismo, las rupturas radicales y algunas etiquetas que sobre su formación han ido colocando sus “rivales” (en ocasiones con finalidades maliciosas) como por ejemplo ser un “Podemos de derechas”, algo que también rebate el profesor Pau Marí Klose (p. 99). Otra cosa bien distinta es que sí pueda acoger como propios a votantes que antes se decantaban por el PP; de hecho, como señala Lucía Méndez, Mariano Rajoy o Soraya Sáenz de Santamaría realizaron duras declaraciones contra Ciudadanos hace no mucho tiempo, particularmente en vísperas de las municipales de mayo de 2015 (p. 147).

Tampoco goza de mucha veracidad referirse a Ciudadanos como un “PP amable”, pese a que desde el partido de Pablo Iglesias se insista en ello. A modo de ejemplo de esta afirmación, para Germán Cano (Consejo Ciudadano de Podemos), el partido de Rivera “no es otra cosa que un mecanismo de consolidación del régimen del 78, un partido que juega con elementos nuevos para conservar las estructuras existentes, que atomiza el malestar y que es buen reflejo de los intentos de renovación de España desde la derecha que se apuntaban, por ejemplo, en un documento como Transforma España, de la Fundación Everis” (p. 74).

Por su parte, el economista Juan Ramón Rallo rechaza esta acusación de Cano e incluso va más allá: a Ciudadanos no se le puede tildar de partido liberal porque “promete organizar cartesianamente el Estado gigantesco que padecemos los españoles a imagen y semejanza del resto de europeos, pero no achicarlo para dotar de una mayor autodeterminación a la sociedad civil. En su programa económico, el libre mercado es meramente instrumental a los objetivos de la política estatal (…) La libertad para Ciudadanos no es un fin, sino un medio de la buena gestión pública.” (p. 115-116).

Con todo ello, a pesar de estos rasgos fundamentales, subyacen un buen número de preguntas/enigmas sobre lo qué realmente conlleva Ciudadanos, existiendo dos tendencias contrapuestas. Por un lado, aquella que lo asocia con un partido estrictamente catalán. Por otro lado, la que lo define como un “partido nuevo”. Esta última acepción la rechaza Pablo Suanzes para lo cual bucea en los orígenes de Ciudadanos que se remontan al año 2005 y se restringen al ámbito geográfico de Cataluña donde, como señala John Muller, “en el partido “catalán” inicial confluyeron varias corrientes: en el aparato organizativo, el grueso de las personalidades procedían del PSC, desencantados con la deriva independentista del “maragallismo”. En la cúpula, en cambio, había muchos intelectuales liberales” (p. 13). Para Antón Losada “el Partido de Albert Rivera emerge en Cataluña como una fuerza orientada de manera firme a ocupar un espacio muy concreto. Ciutadans buscó afirmarse mediante la confrontación continua y estratégica con el nacionalismo gobernante” (p. 134). Por tanto, la influencia de “la cuestión catalana” es innegable a la hora de explicar la evolución de Ciudadanos, si bien la ha complementado con una agenda nacional.

Con todo ello, aún hay más. En efecto, a pesar de los éxitos recientes (elecciones generales de España de 2015 y 2016 así como las últimas autonómicas catalanas), la historia de Ciudadanos no ha sido un camino de rosas, existiendo momentos complejos, como las euro-elecciones de 2009, cuando una decisión errónea como la de concurrir con Libertas, sembró dudas más que razonables sobre el devenir de Ciudadanos. Junto a ello, no podría ser de otra manera, los autores analizan los intentos de pacto con UPyD y las razones del fracaso de las negociaciones (lo que repercutió fatalmente en el partido de Rosa Díez que tampoco fue capaz de recoger el descontento de la sociedad civil hacia los dos grandes partidos, PP y PSOE).

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de TodoLiteratura
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.