• Diario Digital | Miércoles, 23 de Mayo de 2018
  • Actualizado 17:11

EDITORIAL NIEBLA, 2017

“Los otros que me habitan” de Paco Huelva

El último libro del escritor Paco Huelva, colaborador habitual de diversos periódicos y publicaciones digitales, tiene un título muy sugerente que no pasa desapercibido a los lectores: "Los otros que me habitan". Publicado por la editorial Niebla, contiene doce relatos de excelente factura que sorprenden desde la primera línea.

“Los otros que me habitan” de Paco Huelva

Huelva es un escritor con mucho oficio literario. Como narrador tiene en su haber cinco obras publicadas con anterioridad (Griego, Y cien, Andando sobre el tiempo, La búsqueda de la identidad y El perfil de los sueños), que han contado siempre con una inmejorable acogida por parte de quienes se han adentrado en sus textos. El autor tiene, asimismo, una amplia y destacada trayectoria como columnista y articulista, sobre todo en diversos diarios de la prensa andaluza. De igual forma, es necesario referirnos a su dilatada labor como crítico literario.

Los otros que me habitan​Si el título de este nuevo libro de Paco Huelva es inquietante, los dibujos del pintor Víctor Pulido que han servido para ilustrar los relatos no lo son menos. Tan solo con observar estos impactantes y logrados dibujos, incluida la imagen que aparece en la cubierta del libro, ya podemos hacernos a la idea de estar ante una obra narrativa que nos propone acceder al lado más oscuro de la condición humana.

Los otros que me habitan han sido definidos por su autor como relatos “rurales”. Este calificativo tiene que ver, sin duda, con el contexto en el que se enmarca el tema de los diferentes relatos. Es en el ámbito rural donde transcurre la acción a lo largo de las páginas del libro. Un entorno que el autor conoce bien, lo cual le permite construir relatos sorprendentes, no exentos de crudeza, que atrapan al lector desde la primera línea.

Por otro lado, explicitar el carácter “rural” de estos relatos tiene también como objeto diferenciarlos de otra serie de relatos “urbanos” elaborados por este autor que a buen seguro verán pronto la luz. De hecho, en su momento, Huelva pensó unir en un solo libro las dos series de relatos. Finalmente decidió, creo que con buen criterio, separar su publicación en dos obras distintas, con el propósito de mantener la personalidad de las dos series de relatos. Los relatos “rurales” podemos ya disfrutarlos en Los otros que me habitan. Ahora, como se ha mencionado, esperamos que pronto se publiquen los “urbanos” de este espléndido narrador.

En efecto, este flamante libro de Paco Huelva contiene muy buena literatura. Entre sus páginas hallaremos ecos de Borges y de Juan Rulfo. Igualmente, hay trazas de Maupassant, Chejov y de otros grandes cuentistas de todos los tiempos.

Los relatos están escritos con un estilo directo, configurado por un lenguaje ágil y un léxico cuidado, a través del cual el autor nos introduce en las sombras de ese mundo rural escogido para situar la narración. Ese ámbito rural donde acontecen los sucesos y se desenvuelven los personajes construidos por Huelva. Un mundo oscuro, no por su idiosincrasia rural sino por esa oscura gente que desencadena los acontecimientos que se suceden en estos relatos. Un mundo que oscila entre el sentido más primario, atávico y trágico de la vida y conductas caracterizadas, como una cruel paradoja, por esa aterradora ausencia de humanidad que solo es capaz de desplegar el ser humano.

La mayoría de los relatos de Los otros que me habitan son más bien breves, algunos llegan a las veinte páginas otros se resuelven en una. En todos ellos el autor mantiene muy bien el suspense y la intensidad de la trama. Están narrados adrede de forma atemporal, no están sometidos a un tiempo determinado o a una época. De tal guisa, son los lectores quienes pueden dar, si lo desean, una significación temporal a los relatos. El autor parece haberlo querido así porque lo que Huelva narra en este libro es algo que ha podido suceder, puede estar sucediendo o podrá suceder en un futuro. A Huelva no le interesa tanto el momento concreto, sino las circunstancias que condicionan la actuación de los personajes y los hechos que narra, profundizando en el sinsentido de la violencia, la brutalidad o la crueldad en cualquier tiempo y lugar.

Destaca en este libro la brillantez con la que el autor desarrolla de principio a fin el argumento de cada uno de estos relatos, así como la manera de crear y conducir a los personajes para obtener la fuerza narrativa que quiere imprimir a la narración.

En estos relatos hay crímenes, parricidio, adulterio, prostitución,....las pasiones más bajas de esa condición humana que, como se ha mencionado, explora Huelva en este libro. Relatos como “La vendimia”, “Es que no te merecía”, “La Forastera”, “Un hombre de honor”, “Segundo piso, izquierda” o “La mina (dedicado al escritor Manuel Moya),.... son algunos ejemplos de la maestría narrativa que ha alcanzado Paco Huelva en este libro, donde encontraremos historias estremecedoras y asombrosas.

Puedes comprar el libro en: