• Diario Digital | Lunes, 18 de Junio de 2018
  • Actualizado 13:17

EDITORIAL CORONA DEL SUR, MÁLAGA, 2017

"Cuarenta mares adversos", de María Jesús Montía, J. Seafree, Alfonso Aguado Ortuño

Cuarenta mares adversos es el curioso título de la más reciente publicación de tres autores señeros en el género de poesía experimental / visual, me refiero a María Jesús Montía (Baraja poética, Subrayando metáforas), J. Seafree (Espeleología poética, Mientras suena Beethoven) y Alfonso Aguado Ortuño (Poemas caseros, Poemas con forma). Edita Corona del Sur, que desde Málaga viene haciendo una intensa labor en favor de este tipo de poesía, que en los últimos años ha experimentado un renovado auge gracias a la calidad e influencia de autores como los citados, que en este volumen nos ofrecen otra parcela, más tradicional, de su actividad lírica, empleando la palabra de una forma efectiva.

"Cuarenta mares adversos", de María Jesús Montía, J. Seafree, Alfonso Aguado Ortuño

He aquí, pues, un tríptico poético integrado por plaquettes con los siguientes epígrafes: “Al otro lado del Sol”, “Oda al horizonte” y “Preguntas”, de María Jesús Montía, J. Seafree y Alfonso Aguado Ortuño, respectivamente.

portada 40 maresTres visiones reunidas en una cuidada y elegante edición donde lo primero que reclama la atención es la belleza de la imagen de cubierta, obra de María Jesús Montía, donde recoge tres elementos aparentemente antitéticos pero en verdad complementarios, donde cada elemento parece remitir a cada uno de los autores, así el caballito de mar que monta el velocípedo es un guiño a J. Seafree, que se dirige a un horizonte con velero, donde la rueda parece remitir al responsable del proyecto, Alfonso Aguado Ortuño.

María Jesús Montía nos ofrece doce poemas de ritmo abierto donde, desnuda “ante los derechos fundamentales”, realiza un delicado ejercicio de simetría con voluntad reivindicativa: “Soy la mano que desea / abarcar el mundo / para poder rectificarlo”. La poeta de Benicarló irradia una actitud vitalista abriendo ventanas, respirando, escribiendo poemas “con música de rock”, que encuentra en los siguientes versos su mejor reflejo: “cada noche / existe / un sol posible”.

J. Seafree aspira a crear “versos sin ataduras ni cobijo”, puentes sobre la vida, sobre el tiempo y lo hace en doce poemas o canciones visuales donde escribe con “el lenguaje del viento”. La poesía de J. Seafree es un discurso metapoético entre “cielos azules” y “el sol de otoño”.

Por su parte, Alfonso Aguado Ortuño formula quince preguntas en forma de poemas donde se interroga sobre la vida y el sueño, sobre el pasado y el futuro, y lo hace de una forma rotundamente visual, concitando a los cuatro elementos con un tono marcadamente otoñal y existencial, donde destaca un poema sobrecogedor por el tema que trata, “Superviviente de un campo de concentración”.

En definitiva, estos “versos a la deriva” son la voz escrita de tres artistas que llevan la poesía en los ojos.

Puedes comprar el poemario en: