• Diario Digital | Martes, 24 de Abril de 2018
  • Actualizado 10:32

Recopilación en una obra colectiva de las biografías de veinte personajes de la cultura republicana y obrera

La editorial sevillana Athenaica publica Activistas, militantes y propagandistas’, una obra colectiva coordinada por Eduardo Higueras, Rubén Pérez Trujillano y Julián Vadillo, que rescata las biografías de una veintena de personajes que colaboraron con el esfuerzo republicano desde posiciones heterodoxa.

Recopilación en una obra colectiva de las biografías de veinte personajes de la cultura republicana y obrera

La editorial Athenaica acaba de publicar ‘Activistas, militantes y propagandistas. Biografías en los márgenes de la cultura republicana (1868-1978)’, una obra colectiva que acerca el papel de la movilización obrerista y republicana a través de personajes fronterizos dentro de la cultura política española como Rosario de Acuña, Eduardo Ortega y Gasset, Pablo Correa o Amalia Domingo Soler, entre otros.

ActivistasEl libro, coordinado por Eduardo Higueras Castañeda, Rubén Pérez Trujillano y Julián Vadillo Muñoz, pretende acercar al lector el relato de vidas poco conocidas dentro de la órbita republicana, alejándose del discurso y la experiencia de los máximos dirigentes de las agrupaciones democráticas y las organizaciones obreras, para centrarse en la de sus cuadros intermedios e inferiores, que sin embargo jugaron un papel crucial en el desarrollo del proyecto republicano.

El volumen recopila una veintena de figuras representativas con el objetivo no sólo de rescatarlas del olvido sino de proyectar con ellas un friso de ese espacio en el que se vertebraba la arquitectura de la movilización obrerista y republicana en toda su heterogeneidad.

En ese sentido, los coordinadores del libro destacan que en esta selección ha primado la presencia de personajes que tradujeron su imaginario político en propuestas jurídicas concretas, con el objetivo de subrayar el peso de la cultura constitucional en el seno del magma radical que se desenvolvía en los confines del movimiento republicano y las organizaciones obreristas.

En la obra, que ha contado con el patrocinio de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla con motivo de su quinto centenario, han participado distintos miembros de la misma como el catedrático de Historia del Derecho y las Instituciones, Jesús Vallejo, así como los investigadores Enrique Roldán Cañizares y Rubén Pérez Trujillano. Asimismo, el libro se enmarca dentro de la colección “Clásicos e inéditos del Derecho Público español” de la editorial Athenaica que coordina el profesor de Historia del Derecho, Sebastián Martín.   

El influjo de andaluces en el republicanismo

Esta obra contribuye, tal y como asegura uno de los coordinadores, Rubén Pérez Trujillano, “a poner de relieve el importante papel desempeñado por el movimiento republicano andaluz dentro del marco hispano, y en particular, los aportes doctrinales y práctico-políticos que realizaron algunas de las figuras de la Andalucía del ochocientos y el novecientos al proyecto republicano”.

El influjo de andaluces en el republicanismo decimonónico es patente en personas como Roque Barcia. Nacido en Isla Cristina, tuvo un protagonismo tanto en la dirección intelectual como propiamente militante del republicanismo federal, lo que le llevó a estar a la cabeza del cantón de Cartagena durante la Revolución regional-cantonalista de 1873. Similar posición se decanta de la trayectoria del jerezano Ramón de Cala, primer alcalde democrático de Jerez y enlace inconfundible entre el socialismo utópico y las tendencias obreristas del republicanismo federal. La participación de Cala en el proceso constituyente iniciado durante la I República cuajó en la presentación de un proyecto de Constitución federal alternativo al oficial elaborado por Castelar. Dicho documento supone una de las primeras muestras históricas de la unidad política de Andalucía.

Más desconocido, pero igualmente trascendental, es Nicolás Alonso Marselau, el heterodoxo por excelencia. Este insigne andaluz fue uno de los promotores, junto a Matamoros, de los primeros círculos protestantes que actuaron en la Andalucía contemporánea. Después de un compromiso férreo con las posturas anarquistas, que le llevó a ser delegado en el Congreso de La Haya celebrado por la Internacional en 1872, abjuró de sus principios y abrazó una versión integrista del catolicismo que le llevó a adoptar el ideario carlista. Semejante parábola ideológica, aunque al revés, apreciaremos en el siglo XX de la mano de José Antonio Balbontín, el niño prodigio que encandiló a la opinión pública católica y acabó siendo uno de los grandes “jabalíes” en el parlamento de la II República por sus posturas revolucionarias que cabalgaron desde el republicanismo federal hacia el comunismo.

La vida de Rafael Castejón ejemplifica la complejidad interna de esa derivación endógena del republicanismo que fue el andalucismo histórico. El énfasis en la sustantividad política y cultural del pueblo andaluz le llevó a cuestionar los grandes dogmas del nacionalismo español, pese a sus posiciones conservadoras. Espíritu libre fue, en tiempos de Blas Infante, uno de los primeros cargos públicos que hizo sonar la cosmovisión andalucista en las instituciones.

Por último, se han estudiado aquí itinerarios como el de Enrique Martí Jara, catedrático de Derecho Político en la Universidad de Sevilla durante la resaca crítica de la Restauración canovista. En la ciudad de Sevilla trabó contacto con muchas personalidades del mundo cultural y político democráticos de la época. Quien fuera ideólogo de Alianza Republicana fue el principal padrino político de Azaña y sentó las bases doctrinales de un constitucionalismo republicano acorde a las tendencias europeas que no desdecía, sino que asumía, la herencia histórica del republicanismo ibérico.

Coordinadores

Eduardo Higueras Castañeda (Cuenca, 1981), licenciado en Derecho, en Humanidades y doctor en Historia Contemporánea por la Universidad de Castilla-La Mancha. Profesor de Historia Contemporánea en la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades del campus en Cuenca de la UCLM. Sus líneas de investigación se enfocan al estudio del progresismo y el republicanismo español en la segunda mitad del siglo XIX.

Rubén Pérez Trujillano (San Roque, 1991), licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y máster en Derecho por la de Sevilla, donde trabaja y está realizando la tesis doctoral acerca de la Segunda República.

Julián Vadillo Muñoz (Madrid, 1981), doctor en Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Especializado en historia del movimiento obrero es autor de numerosas obras y artículos sobre el tema. En la actualidad trabaja sobre diversas figuras del movimiento obrero y represión franquista.

Autores que participan en la obra:

Eduardo Higueras Castañeda, Rubén Pérez Trujillano, Julián Vadillo Muñoz, Ester García Moscardó, Manuel Ruiz Romero, Laura Vicente Villanueva, Juan Pablo Calero Delso, Gloria Espigado Tocino, Sergio Sánchez Collantes, José Luis Carretero Miramar, Manuel Baelo Álvarez, Antonio Manuel Rodríguez Ramos, Enrique Roldán Cañizares, Miguel Ángel Dionisio Vivas, Jesús Vallejo, Jorge de Hoyos Puente y Jon Penche.

Con ilustraciones de Jorge Muñoz

Puedes comprar el libro en: