Edición testing
20 de septiembre de 2020, 0:23:40
ENTREVISTAS


Entrevista a Alberto Fuguet, autor de “Sudor”

“La literatura tiene que tener algo de rock”

Por Javier Velasco Oliaga

El escritor chileno Alberto Fuguet ha visitado Madrid para presentar su último libro “Sudor”, donde cuenta las aventuras y desventuras de un editor gay que describe con un humor corrosivo el funcionamiento y las relaciones del mundo literario. La editorial que ha escogido para su novela no ha sido otra que Alfaguara, una de las editoriales del grupo Penguin Random House, justo la editorial en la que ha publicado su nueva obra.


Sudor” es su novela más ambiciosa hasta el momento y donde realiza un juego de narradores más que interesante saltando de una primera persona a otra tercera. “Es una tercera persona hipócrita que está mintiendo para que no se note que es un relato autobiográfico, trata de tomar distancia y yo lo he querido llevar al límite”, explica en la entrevista que mantuvimos el último día de su visita a Madrid casi con un pie en la escalerilla del avión.

Además de escritor, Alberto Fuguet, es cineasta, periodista y profesor universitario. Como director de cine ha realizado diversas películas, recibiendo el premio de la Crítica por su cinta Missing, con la que obtuvo un gran reconocimiento por parte del público, además de la crítica. Sin embargo, a su nueva novela, “Sudor no la veo como una película, más bien se podría hacer una serie de televisión del tipo HBO”, dice durante la entrevista.

Ante todo quiere aclarar que “Sudor no es un retrato autobiográfico, aunque si hay muchas cosas que he conocido o vivido”, señala con rotundidad. Como trata el tema del mundo literario, ha tenido que cambiar algunos nombres aunque muchos son claramente identificables;otros no ha hecho falta. La novela trata sobre la visita a la Feria Internacional del Libro de Santiago (FILSA) de un famoso escritor, Rafael Restrepo, y su hijo. Pese a no decirlo vemos rasgos de Carlos Fuentes en el protagonista y de Roberto Bolaños en su hijo. Un pequeño ajuste de cuentas con el autor mexicano.

“Quería llevar el tema de los nombres al límite. Quería molestar un poco, pero también sorprender hasta tal punto que el lector terminase por confiar en mí”, explica razonadamente. En la novela, también utiliza mucho diálogo interior. “Uno de los retos era hacer un Ulises en tiempo de Internet. Cuatro días en que puede ocurrir de todo”, apunta.

Le gustaba más la idea de utilizar un editor como protagonista que a la propia editorial. “Use Alfaguara que la conozco bien y es un reconocimiento que la hago. Ahora publico en Literatura Random House y estoy muy orgulloso de publicar con ellos, ya que me permite publicar un libro a la vez en todo el mundo, es mucho más global que la antigua Alfaguara, donde tenía que esperar unos meses para publicar en España, por ejemplo”, expone.

“Soy un editor frustrado, ya que muchas veces tenía que hacer de mi propio editor. Por eso, lo conozco bien, como también domino el tema gay que en la novela se da de manera casual y no escandalosa”, detalla y añade “no me siento un disidente político ni sexual, quiero vivir en mi propio planeta en donde la literatura tiene que tener algo de rock. Tiene que ser rockera”.

Santiago, donde se desarrolla la trama de la novela, es un personaje más. “Es un ciudad muy grande donde coexisten diversos submundos, donde se van haciendo espontáneamente pequeños pueblos y los habitantes tiene la posibilidad de elegir al cual pertenecer”, especifica el escritor chileno

Para Alberto Fuguet, Sudor significa vértigo, calor, locura y stress. “Por eso, en la novela se suda mucho. Es una palabra muy masculina”. Sudor es un libro que quiere aportar algo nuevo. “En la novela quiero guiar al lector a ingresar en un mundo que o que conoce muy bien o no conoce pero que le va a fascinar. Es como hacer un viaje a un lugar extraño, pero tiene que saber que no le estás mintiendo. Ser un narrador de fiar”, sintetiza.

Cree que la literatura tiene que tener un espíritu nuevo y pop. “Las redes sociales ayudan mucho a ello, a que haya más diversidad y curiosidad por lo ajeno. Están muy versadas en la cultura pop. Abrirse a nuevas ideas, a la mixtura, a lo hibrido. Por ahí tiene que andar la nueva literatura”, predice.

Sin embargo, nuevos géneros como la autoficción, tan de moda en los países nórdicos, no son muy de fiar. “La autoficción muchas veces es un engaño. Prefiero mil veces las memorias en el sentido tradicional, sobre todo cuando reconocen los propios errores. Sólo hay que tener en cuenta lo bien que funcionan las obras de Charles Dickens o de Jane Austen”, concluye.

Puedes comprar el libro en:


Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.todoliteratura.es