Edición testing
28 de mayo de 2020, 6:06:57
CRÍTICAS


Crítica literaria: “Viajes y otros viajes” de Antonio Tabucchi


Por Felipe Velasco

El reciente fallecimiento de Antonio Tabucchi no ha provocado que este gran escritor se despida y se marche por completo de nuestra literatura contemporánea, ya que la editorial Anagrama acaba de publicar Viajes y otros viajes, el libro de Tabucchi en el que el italiano nos descubre ciudades y lugares apasionantes a lo largo de todo el planeta, junto con su literatura y sus diversas culturas.



En este libro, Tabucchi afirma que es un viajero que nunca ha hecho viajes para escribir sobre ellos, algo que siempre le ha parecido una estupidez. Sería como si uno quisiera enamorarse para poder escribir un libro sobre el amor. Pero lo indudable es que Antonio Tabucchi ha viajado mucho. Y que al final ha acabado escribiendo acerca de sus viajes. Textos con destinos de lo más variado y con un efecto hasta ahora inevitablemente dispersivo. Este libro invierte tal tendencia, pasando lista a los lugares visitados y revisitados. Y a las escrituras que los han relatado. Remodelándolas. Y el resultado es una obra muy especial, que sobre el mapa del mundo despliega el mundo contiguo de las vastas lecturas que han anticipado, provocado y acompañado siempre esos viajes.

Los lugares son nombres, etapas, residencias. Pero lo que más importa es la civilización de mirar, de rememorar y de relacionar los lugares con la gente. El ir y el demorarse. El descubrir, junto a su belleza, la diversidad del mundo. De esta forma, vemos a Antonio Tabucchi sentado en el zócalo de la estatua del abate Faria en Goa, en la India; delante del templo de Poseidón, en el Cabo Sunión, en Grecia; en el “cementerio marino” de Sète, en Languedoc.

Y allí, con él, compartimos la reminiscencias de El conde de Montecristo, los versos de Sophia de Mello Breyner, el “mar que se repite” de Paul Valéry. Lo vemos de noche atisbando las grandes estatuas barrocas de Aleijadinho en Congonhas do Campo, en Brasil, o dejándose inspirar por Cortázar en las salas de Paleontología del Jardin des Plantes, en París.

Y además se vuelve presencia afectuosa cuando nos acompaña con sencillez mientras subimos por determinada calle, una pequeña calle de Lisboa y nos muestra la evidencia de un sentimiento de comprensión no inmediata, como la saudade.

Como podemos ver, este libro no es para nada una guía turística al uso, sino que es una narración literaria de principio a fin, en la que cada uno de los lugares y de los momentos que él ha vivido allí forman parte integrante de su existencia. Podemos apreciar cómo estos lugares han tenido una profunda influencia en su vida y le han hecho ser como es. Así, Tabucchi logra unir en una obra los diversos fragmentos alternos de las más variadas vertientes de culturas, sociedades y modos de vida de los seres humanos.

De este modo, a lo largo de las páginas de Viajes y otros viajes visitamos las ciudades fantásticas de los escritores, las geografías imaginarias o las historias literarias, ya que en muchos momentos vemos cómo cada ciudad le ha sugerido miles de historias cuyos personajes se imagina deambulando por sus calles. Y esto es algo que igualmente logra transmitir en este libro, con lo que defiende la idea de que soñar también es una forma de viajar.

En definitiva, Tabucchi nos invita con este libro a movernos y a regresar y a que cada viaje nos resulte una sorpresa porque el mundo es siempre ajeno, un descubrimiento de nosotros mismos a través de los demás.

Críticas literarias

Otras noticias de la editorial Anagrama


Puede comprar el libro en:

Logo FNAC  120x60



IberLibro.com - 110 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.todoliteratura.es