Edición testing
4 de diciembre de 2020, 12:27:53
NOVELA NEGRA


Luis Roso deslumbra con su primera novela negra, situada en la España rural de los años cincuenta

Un gran debut literario cuyo autor ha sido comparado por la crítica con Philip Kerr y Eduardo Mendoza


Acaba de llegar a las librerías el gran debut literario del joven escritor extremeño Luis Roso en el género negro, que ha merecido el aplauso de los periodistas, escritores, bloggers y libreros que han tenido acceso a las galeradas. El libro ha saido publicado por Ediciones B.


Aguacero es la primera novela de este joven escritor (26 años) que trabaja como profesor de literatura y que, tras estudiar a los autores de la Generación del 50, decidió convertir la trama policiaca de su debut en un hipnótico viaje a la España rural de la posguerra, un mundo que Roso ha conocido a través de las obras de Delibes o Cela.

Aguacero comienza con una serie de crímenes en un pueblo donde el régimen franquista está construyendo un pantano…

Madrid, enero de 1955. La Guerra Civil va quedando atrás, pero sus efectos perduran. Ernesto Trevejo es un inspector de primera en la Brigada de Investigación Criminal; aparentemente duro, pero más vulnerable de lo que parece, como deben ser los buenos policías del género negro, que debe enfrentarse a un caso con componentes insólitos. Tal es el contexto y el arranque de esta adictiva novela que supone una original vuelta de tuerca y, en cierto modo, una renovación del género.

La originalidad y la renovación tienen que ver, entre otras cosas, con el contexto rural y la época en que transcurre la historia, ambos singulares en la novela policiaca española actual.

Un pequeño pueblo de la sierra madrileña es el escenario de los crímenes que desencadenan la trama. Primero han aparecido dos guardias civiles brutalmente asesinados: Víctor Chaparro Lorenzo y Ramón Belagua Silva (los nombres son un evidente y divertido guiño con los personajes de la exitosa serie de novelas de Lorenzo Silva). Enseguida se detiene a un sospechoso (habitual); pero pronto aparecen otros dos cadáveres, el del alcalde del pueblo y su mujer. Es entonces cuando el inspector Ernesto Trevejo entra en acción, junto con el joven guardia civil Aparecido Gutiérrez, que ejerce de su ayudante. Ambos componen una pareja con rasgos cervantinos; por el contraste y la complementación entre ellos, siguiendo la tradición literaria española en general y policiaca en particular.

Una historia oscura, pero luminosa
Sin embargo, y como dice el propio autor, Aguacero es una novela oscura y luminosa a la vez. La ironía y la personalidad de algunos protagonistas, Trevejo y Aparecido especialmente, aportan la necesaria luminosidad para contrarrestar el ambiente opresivo de la sociedad del momento. El humor, patente en algunos diálogos llenos de agilidad, chispa, gracia e ironía, puede entroncar con algunos de los mejores títulos de Eduardo Mendoza (un excelente ejemplo es el que mantiene el inspector con la prostituta del pueblo).

Luis Roso ha escrito una novela original y renovadora que bebe de la gran tradición literaria española del medio siglo, la de autores a los que homenajea por medio de alusiones en el relato. Roso muestra una gran maestría con el lenguaje, herramienta básica del escritor, lo que le permite alcanzar un estilo narrativo maduro. Todos los fundamentos de la novela resultan aquí sólidos y bien logrados: además del lenguaje y los personajes, el ambiente, esa sierra pobre madrileña de los años 50, magníficamente descrita, en que, en medio de unas condiciones miserables, la gente se esfuerza por asomar la cabeza, sobrevivir y ser feliz.

Luis Roso (Moraleja, Cáceres, 1988) es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca, en Filología Inglesa por la Universidad Autónoma de Barcelona y posee un máster de Literatura Española e Hispanoamericana.

Apasionado de la literatura, la historia, el cine y el deporte, actualmente trabaja como profesor de secundaria en la Comunidad de Madrid. Admira a Delibes, Cela, Ferlosio, Sender, Azorín, De la Serna, Aldecoa, Barea y Martín Santos. Aguacero es su primera novela.

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.todoliteratura.es