Edición testing
16 de septiembre de 2019, 22:36:59
ENTREVISTAS

LIBROS DE VIAJES | ANAYA TOURING


Pepo Paz: "La capacidad de sorpresa es la mejor acompañante para el viajero"

Por Isabel García

En su último libro "Los mejores destinos para observar los cielos de España", Pepo Paz Saz nos descubre, entre otras cosas, los mejores amaneceres y puestas de sol de la península, un "disfrute -dice- que es algo así como una erótica de la belleza".


Pepo Paz Saz es editor independiente y fotoperiodista. Fundador y promotor de Bartleby Editores, una pequeña editorial que se ha situado en el más alto nivel de calidad en su oferta literaria, especialmente en el ámbito de la poesía. Ha sido Premio Región de Murcia de Turismo 2006 en la modalidad Periodismo y Comunicación. A lo largo de casi dos décadas ha venido publicando sus crónicas viajeras en el diario El Mundo y en las revistas DeViajes, Viajes (National Geographic),Viarar, Turismo Rural, Paisajes desde el tren, Mía y Qué Me Dices. Escribe el blog “Con los cinco sentidos” en la revista online Eco-viajes.com, web colaboradora de Nuevatribuna. Ha elaborado contenidos para las rutas con los mejores sabores de la Guía Repsol y actualmente colabora como autor con la editorial Anaya Touring donde recientemente ha coordinado la edición del libro Los mejores destinos arqueológicos de España (2015), y la deliciosa y original guía Un viaje corto a Soria (2016). Su obra más reciente, de una gran originalidad, lleva un título especialmente atractivo: "Los mejores destinos para observar los cielos de España".

Nuevatribuna, que ya publicó una entrevista con Pepo Paz a propósito de la publicación de Los mejores destinos arqueológicos de España, ha tenido especial interés en conocer algunos pormenores de su nuevo libro.

Nuevatribuna | Cincuenta lugares para observar el cielo de una manera muy especial. Seguro que para muchos esos lugares y esos cielos pasan desapercibidos a pesar de haberse emocionado ante su contemplación. ¿Cómo se te ocurrió la idea del libro?

Pepo Paz | El proyecto surgió como tal en una reunión que mantuvimos en la sede de la editorial el pasado mes de enero: Mercedes de Castro (directora de Anaya Touring), Javier Muñoz (responsable de guías nacionales) y yo. Venía a cuenta del trabajo que hice en mi anterior libro, una guía de la provincia de Soria, donde habíamos apostado por destacar posibilidades para los viajeros del siglo XXI un tanto diferentes a las clásicas. Soria es un destino en general desconocido donde además de los asuntos más trillados como el románico o los itinerarios machadianos, despuntan propuestas culinarias pensadas para foodies y otras menos conocidas pero no por ello menos fascinantes como el astroturismo (con el primer observatorio divulgativo que se puso en marcha en España, situado en la localidad de Borobia) o la ornitología (con varios itinerarios del programa TRINO en funcionamiento). Soria es, además, una buena muestra de esa España deshabitada donde se conservan algunos de los cielos con menos contaminación lumínica del Estado, lo que facilita la contemplación del orbe estrellado en toda su magnitud. Pensamos que nunca se había publicado un libro que propusiera a los lectores y viajeros levantar su mirada hacia el cielo. Y nos pusimos en marcha.

Nuevatribuna | Supongo que viajar en soledad, buscar lugares poco frecuentados y enfoques novedosos al viaje te ha ayudado en la elaboración de la selección de los lugares. ¿Qué podrías decir al respecto?

Pepo Paz | He desarrollado mi actividad como fotoperiodista freelance desde el año 98, dedicándome en especial a recorrer la España más rural así que ya llevaba anotados en mis libretas y reportajes muchos de los lugares que luego han acabado integrando el volumen. Generalmente he viajado solo, con mi coche, descubriendo y redescubriendo paisajes y gentes. La capacidad de sorpresa es la mejor acompañante para el viajero. Ningún destino es igual por muchas veces que se regrese. En este volumen, como en todos los de la colección, intentamos hacer una distribución que cubra toda la geografía nacional, incluyendo los destinos insulares. Así que nos pusimos delante de un mapa y fuimos situando las diferentes propuestas hasta lograr la disposición final. Claro que se han quedado fuera algunos destinos que merecerían integrar también el volumen pero hay ciertas limitaciones inherentes a la colección que hay que respetar siempre.

Nuevatribuna | ¿Hay cielos distintos en función de la zona de España en que te encuentres?

Pepo Paz | Cada amanecer y cada ocaso son diferentes. Varían en el día a día porque las condiciones atmosféricas también lo hacen. Eso ocurre en la mayoría de las estaciones del año, en especial en aquellas de mayor inestabilidad. El discurrir de las estaciones y los meses nos ofrece, también, paisajes diferentes, tonalidades distintas, luces que varían. Y lo mismo ocurre con el cielo nocturno: aunque nos encontremos en el hemisferio norte la disposición de los planetas, las constelaciones y otros objetos celestes va variando su posición en el mismo cada mes y, también, a lo largo de la madrugada. Las noches cuentan, además, con una invitada excepcional, la Luna. En función de sus fases la contemplación de la bóveda celeste también varía. Además, la latitud también nos ofrece elementos distintos: en el Archipiélago Canario se puede disfrutar de algunas constelaciones propias del hemisferio sur además de contar, sin duda, con los cielos con mejores condiciones para la observación. En las Islas Canarias además influyen la acción de los vientos aliseos, la escasez de precipitaciones y el fenómeno de la inversión térmica, que genera en la troposfera una doble capa, de manera que en las partes altas de las islas, por encima del mar de nubes, se puede disfrutar de unos cielos sin apenas turbulencias y libres de contaminación lumínica. Fue precisamente allí, y por iniciativa del Instituto de Astrofísica de Canarias, donde nació la Fundación Starlight, una organización sin ánimo de lucro entre cuyos objetivos se encuentra el de proteger los hábitats nocturnos de esa contaminación y certificar –en todo el mundo- aquellos destinos con mejores condiciones para la observación de los cielos.

Nuevatribuna | Un libro tan original, ¿a qué tipo de lectores va destinado? ¿Al turista normal, que viaja simplemente por conocer o al turista o al viajero con más inquietudes y curiosidades?

Pepo Paz | Este libro está destinado a lectores que viajan y que buscan hacer cosas diferentes. O que han encontrado en la contemplación de los paisajes una fuente de placer e inspiración. El astroturismo a día de hoy se oferta a una amplia gama de potenciales observadores: desde colegios a familias. Hoy en día ya no hay que ser un loco de la astronomía o de la ornitología para disfrutar de ambas actividades. Hay empresas y guías especializados; hay, también, observatorios profesionales que han abierto sus puertas y muestran el cielo profundo de una manera comprensible para todos. Y, con el paso de los años, las ofertas se han ajustado mucho a la demanda de nuestros tiempos así que, en cualquier caso, se garantiza el goce. Eso sí, por las noches hay que abrigarse y para observar aves suele necesitarse madrugar, pasar un poco de frío, etc, pero no hay nada más vital como el contacto con la naturaleza. Y eso engarza con el último bloque del libro: los amaneceres y puestas de sol, el disfrute que nos producen como viajeros. Algo así como una erótica de la belleza. No se afronta de la misma manera el día después de haber visto al sol levantarse desde el horizonte.

Nuevatribuna | Has dividido el libro en cuatro partes. Vayamos a ellas. Los observatorios astrofísicos existentes en España parecen ser sobradamente conocidos. Pero, ¿no son observatorios para mirar por el telescopio más que para ver la belleza del cielo?

Pepo Paz | En el capítulo de astroturismo se hacen 14 recomendaciones: desde aquellas que proponen un paseo por la mitología griega y romana a través de la contemplación a simple vista (y con la ayuda de un puntero láser) de las constelaciones a la más técnica, la que ofrece el observatorio almeriense de Calar Alto: sólo 24 días al año, y durante 6 horas, los privilegiados que lleguen hasta aquí podrán ver cómo funciona un observatorio científico por dentro. Entre medias hay todo tipo de propuestas: educativas, divulgativas, de observación de fenómenos como las Perseidas, objetos del cielo profundo, galaxias, nebulosas. Hasta del Sol, en las actividades diurnas. El astroturismo está pensado para el disfrute y el asombro. Y está ahí, al alcance de nuestros ojos, con sólo esperar la noche.

Nuevatribuna | Los observatorios de aves, que componen la segunda parte, ¿se someten a una ruta preestablecida o hay algunos de tu “propia cosecha”?

Pepo Paz | En el capítulo dedicado a la ornitología he querido rendir, en cierta manera, un homenaje a muchos de aquellos movimientos ecologistas y vecinales que salvaron con sus protestas y reivindicaciones muchos de los parajes naturales que, a día de hoy, nos permiten disfrutar de la contemplación de aves en todo su esplendor. Aquí no hay grandes sorpresas: se han elegido varios espacios declarados Reserva de la Biosfera por la Unesco, Parques Nacionales y Parques Naturales. Muchos de ellos son conocidos. Otros, no por menos publicitados, se encuentran aún bajo el peligro que las agresiones a sus hábitats suscitan. Y por eso hemos querido incluirlos. La Península Ibérica, por su ubicación geográfica, es un corredor de paso para las aves migratorias que transitan entre el norte de Europa y el interior de África. Es decir, goza de unas condiciones excepcionales para la observación de aves. Y, como pasa con los cielos estrellados, cada estación depara múltiples posibilidades. Hay desembocaduras con el Delta del Ebro, lagunas de interior y humedales costeros: cada uno puede empezar por lo que tenga más a mano. Esa es la riqueza de nuestro país.

Nuevatribuna | Los miradores, los lugares donde contemplar el sol en los atardeceres o en el amanecer, que son quizá lo que pueden ser menos conocidos, supongo que son mayoritariamente decisión personal.

Pepo Paz | Sí, en efecto. Algunos eran destinos casi obligados y otros vienen más de la cosecha personal. Como se indica en el libro, la geomorfología peninsular y de las islas nos ofrece muchas posibilidades, con diversidad de ecosistemas, cuencas fluviales que se encajonan en cañones y hoces inhóspitos, y vertiginosos acantilados. Aquí también había una lógica limitación de espacio por las condiciones de la colección así que hemos buscado un equilibrio entre aquellos paisajes labrados por la Naturaleza y aquellos otros creados, durante siglos, por la acción del hombre, desde los acantilados de Loiba (en las Rías Altas coruñesas) o el cabo Formentor (en Mallorca) al mirador granadino de San Nicolás o el Mirador del Río, obra de César Manrique, en Lanzarote.

Nuevatribuna | En los mejores amaneceres y puestas de sol has seleccionado diez propuestas. En qué te has basado a la hora de elegirlos teniendo en cuenta (así lo comentas en el libro) que podrían ser cien o mil.

Pepo Paz | El Sol en el horizonte: esta ha sido la guía que nos ha marcado la selección. No en vano el capítulo comienza y concluye por aquellos dos destinos donde, a lo largo de los siglos, la humanidad occidental colocó el fin del mundo (Fisterra, en Galicia, y Orchilla, en la isla del Hierro). Son diez pero cada lector tendrá su propia selección: aquí, de nuevo, se ha intentado reflexionar sobre la concepción del planeta tierra a lo largo de la Historia, cómo pensadores, astrónomos y navegantes han ayudado a ir elaborando lo que hoy sabemos de ella. Hay destinos marinos y alguno de interior. Pero sólo diez propuestas. Esa era la dificultad a salvar.

Nuevatribuna | Cuéntanos cómo ha sido el trabajo de selección de fotografías.

Pepo Paz | La parte de la edición gráfica, primorosa, la ha realizado Javier Muñoz, editor del proyecto. Es un trabajo de muchas horas de búsqueda en bancos de imágenes y de contacto con algunos de los fotógrafos que colaboran habitualmente con la editorial. En esta colección la imagen ocupa una parte fundamental del conjunto. Es lo primero con lo que se tropieza el lector interesado al abrir sus páginas. Y sólo puedo decir que Muñoz ha hecho un magnífico trabajo.

Nuevatribuna | ¿Qué otros proyectos tienes en mente?

Pepo Paz | Estoy trabajando precisamente ahora en la elaboración de dos propuestas para esta misma colección (con vistas al otoño de 2017). De ahí tiene que salir el libro en el que espero (y deseo) estar trabajando durante los próximos meses. Sólo puedo anticipar que será una vuelta de tuerca a las posibilidades viajeras que ofrece nuestro país y con el marchamo de calidad que imprime esta colección de Inspiración Viajera. Y luego, por supuesto, estamos trabajando en la promoción del libro. Hay una exposición fotográfica itinerante por varias sedes de B the travel Brand que echó a rodar en Madrid y va a pasar por Palma de Mallorca y Barcelona. Además, el próximo lunes 12 de diciembre estaré charlando con la directora de Anaya Touring en torno al libro: será en la madrileña librería Los Editores (Gurtubay, 5, junto al Retiro), a las siete y media de la tarde. Y para el próximo 20 de enero, y acompañado por Mª José Parejo, directora del programa “El bosque habitado” (Radio 3), volveremos a convocar a los lectores, esta vez en la librería Enclave de Libros, a dos pasos de la Plaza de Tirso de Molina. Luego estamos a la espera de concretar otras presentaciones en Barcelona, Zaragoza, Sevilla…

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es