Edición testing
5 de diciembre de 2019, 22:06:03
ENTREVISTAS


Entrevista a Martín Casariego, autor de “Como los pájaros aman el aire”

“Todos nuestros recuerdos son ficción. La realidad nos supera”

Por Javier Velasco Oliaga

En “Como los pájaros aman el aire”, Martín Casariego ha hecho un ejercicio literario para despojar de artificio su escritura y utilizar un lenguaje sencillo y cercano. Se muestra preocupado en su novela por las segundas oportunidades y eso, precisamente, es lo que le ocurre a su protagonista, Fernando. La vida le ofrece una segunda oportunidad.


Fernando lleva una vida triste y solitaria en un apartamento del madrileño barrio de Lavapiés. Se dedica a recorrer las calles con una cámara fotográfica para recoger los instantes de las personas que por las calles pasean, hasta que en un cierto momento, conoce a Irina, una mujer lituana. Desde ese momento, dedica su vida a conocer a la persona que la vida le ha puesto delante. Un complicado puzle que tendrá que ir desentrañando poco a poco.

“En la vida no te acuerdas de casi nada y de las pocas cosasque te acuerdas están difuminadas. Por eso, casi todos nuestros recuerdos son ficción. La realidad nos supera”, dice el escritor madrileño en la entrevista que mantuvimos en la sede de la editorial Siruela y añade “la memoria tiene recuerdos contradictorios. La memoria y la emoción son totalmente opuestos”.

De ahí que siempre que se escribe, aunque sean recuerdos, se está haciendo ficción. “He utilizado la tercera persona para narrar la novela porque de Irina sabemos muy poco y lo que sabemos es lo que va descubriendo Fernando”, señala. Cree que lo importante en esta novela es lo interior de las personas, sus sentimientos, como luchan por ser felices, llegando hasta la obsesión. Aunque opina que “para que la vida merezca la pena, no se necesita ser feliz, vale sólo con observarla”. El protagonista busca el amor verdadero, solo esa búsqueda merece la pena ser vivida.

Después de ganar el premio Café Gijón de Novela con “El juego sigue sin mí”, publicado por Ediciones Siruela, repite en la misma editorial, después de pasar por muchas. “La verdad es que nunca me ha costado mucho publicar, la que más me costó fue la segunda que escribí en 1992, me la rechazaron en seis editoriales y eso que la primera fue un éxito de ventas. Creo que la industria editorial te juzga por la última obra que has publicado y, también, por la trayectoria que llevas”, explica Martín Casariego durante la entrevista. "Siempre estás en riesgo de que te rechacen y eso es, al mismo tiempo, agotador y estimulante”, subraya.

Martín Casariego se considera un autor literario, “exigente conmigo mismo” y algo lento en su manera de escribir. “Siempre procuro estar satisfecho con lo que escribo”, señala. Cree que un escritor se hace gracias a lo que ha leído. “La buena literatura te despierta las ganas de escribir. Yo escribo los libros que me gustaría leer, aunque creo que escribo para gente muy variada y lo hago con muchos ingredientes diferentes que hagan que se interese el lector por ella”, detalla.

Cree que las lecturas que más le han influido para ser escritor fueron aquellas que leyó en la adolescencia, entre los dieciséis y veinticinco años. “Fueron los años en que quise ser escritor. Obras como Matar a un ruiseñor o Últimas tardes con Teresa me influyeron mucho. Ya en la madurez me interese por la obra de Max Frisch, Dino Buzzati y Bukowski, autores muy diferentes entre sí, pero sugerentes para mí”, opina.

Como los pájaros aman el aire” es una novela de amor y de resurrección, una novela corta pero densa que pretende emocionar y hacer reflexionar al lector. Martín Casariego se muestra satisfecho del resultado obtenido y cree que la historia que narra es universal y puede llegar a diferentes tipos de público.


Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es