Edición testing
26 de agosto de 2019, 2:53:30
ACTUALIDAD


Gabriel Jiménez Emán recrea en su novela "El último solo de Buddy Bolden" la tortuosa y legendaria vida del primer músico de jazz


El escritor venezolano Gabriel Jiménez Emán publica "El último solo de Buddy Bolden" en la editorial palentina Menoscuarto coincidiendo con el centenario de las primeras grabaciones de este estilo musical, una obre fundamental para comprender los orígenes de una de las músicas más populares del mundo.


El jazz quizá sea la música popular contemporánea más influyente y con una patente presencia en la literatura. Sin embargo, muchos de sus intérpretes padecieron extrema pobreza, adicciones a la droga, segregación racial... Ese sufrimiento les dotó de un aura de heroísmo cultural y les convirtió en iconos de la autenticidad artística y social. Es el
caso, por ejemplo, del cornetista Buddy Bolden (1877-1931), considerado por los expertos el primer músico de jazz, una legendaria figura de quien no se conservan grabaciones, aunque consta su influencia y el respeto que le profesaban los músicos. El sello editorial Menoscuarto publica ahora, cuando se cumple el centenario de los primeros registros sonoros de jazz, la novela El último solo de Buddy Bolden, una evocadora narración de Gabriel Jiménez Emán (Caracas, 1950) sobre la vida de aquel instrumentista de carácter inestable, que murió internado en un manicomio por sus problemas psiquiátricos derivados de su alcoholismo.

Amante y gran conocedor del mundo del jazz, el venezolano Jiménez Emán recrea con lirismo y crudeza en El último solo de Buddy Bolden la singular figura del instrumentista y su azarosa vida, al tiempo que rinde homenaje al jazz y sus pioneros, que marcaron de modo imborrable la sensibilidad contemporánea. Buddy Bolden es hoy un personaje de leyenda que nació en la cuna del jazz –Nueva Orleans– y que ya desde niño destacó por su inquietud musical, tanto en la escuela como en la iglesia baptista. Aunque fue una celebridad en su tiempo, muy poco se sabe de su vida. Empezó a tocar en diversas bandas entre 1890 y 1893, en plena adolescencia, hasta que formó su propio conjunto, con el que alcanzó fama en los albores del siglo XX. Su personalidad voluble y su adicción al alcohol motivaronque su estrella declinara pronto.

Menoscuarto ha publicado esta nouvelle de Gabriel Jiménez Emán, hombre de letras en el sentido amplio del término (escritor, traductor, crítico, editor...), al cumplirse el centenario de las primeras grabaciones de jazz, a cargo de otra formación pionera: la llamada Original Dixieland Jass Band, también originaria de Nueva Orleans, que tras actuar con éxito en Chicago y Nueva York grabó en enero y febrero de 1917 para Víctor Records. Jiménez Emán es autor de libros de poemas, novelas y ensayos, así como un destacado cultivador de la narrativa breve. Asimismo, es traductor de poesía en lengua inglesa y ha desarrollado una amplia labor de investigador y antologista. Dirige Imagen. Revista latinoamericana de cultura y la revista y editorial Imaginaria, especializadas en el género fantástico.

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es