Edición testing
18 de julio de 2019, 3:00:07
CRÍTICAS


"El último pasajero" de Manel Loureiro

Por Felipe Velasco


La editorial Planeta ha publicado El último pasajero, la última novela del escritor gallego Manel Loureiro, autor de éxitos de ventas como Apocalipsis Z: el principio del fin, Los días oscuros y La ira de los justos, y considerado por algunos como el Stephen King español. En este libro, nos traslada a un transatlántico nazi para presentarnos una nueva trama de terror, intriga y tensión que no nos dejará descansar hasta el final.



El mes de agosto de 1939, un enorme trasatlántico llamado Valkirie aparece a la deriva en el océano Atlántico. Un viejo buque británico de transporte lo encuentra por azar y lo remolca a puerto, tras descubrir que en él tan sólo queda un bebé de pocos meses... y algo más que nadie es capaz de identificar.

Setenta años después, un esquivo hombre de negocios decide reflotarlo y repetir, paso por paso, el último viaje del Valkirie. A bordo, atrapada en una realidad angustiosa y contrarreloj, la periodista Kate Kilroy descubrirá que sólo su inteligencia y su capacidad de amar podrán evitar que la nave se cobre de nuevo su siniestro precio en este viaje.

El último pasajero es una novela que podríamos incluir a la vez en varios géneros a la vez, como son el género de terror, thriller, misterio... Fundamentalmente es una novela de terror con un enorme y genial componente psicológico ya que, desde que comienza la novela, únicamente conocemos cómo se sienten los personajes o qué anomalías están experimentando en su psique, más que lo que realmente está sucediendo o por qué se sienten de esa manera.

De este modo, Manel Loureiro crea un importante componente de intriga en esta novela mediante un ente extraño para el que no se logró encontrar ninguna explicación desde 1939 hasta la actualidad. Pero, pese a su naturaleza desconocida, va persiguiendo a los personajes de este libro sin darles ningún cuartel ni oportunidades de escapar, lo cual genera un estilo asfixiante que, por tanto, transmite a los lectores la angustia y la opresión que experimentan los personajes.

A su vez, la prosa de Manel Loureiro en esta novela se caracteriza por ser dinámica y ágil, ya que no dejan de pasar cosas y encontramos acción y misterio en todas y cada una de las páginas de esta novela. Por otro lado, la concisión también tiene gran relevancia en la prosa de El último pasajero, de modo que el autor nos relata sólo lo necesario sin andarse por las ramas para centrarse en la trama principal de la novela y en la acción sin dejar paso a lo irrelevante.

Por otro lado, las bases históricas de esta novela son muy sólidas, ya que la recreación tanto del carbonero inglés de finales de los años 30 como, sobre todo, del transatlántico alemán son absolutamente fidedignas y ajustadas a la realidad. La reconstrucción del Valkirie es tal que nos permite imaginarnos a nosotros mismos a bordo de ese barco y sentir tanto su grandeza y majestuosidad como sus recónditos y desconocidos secretos.

En definitiva, El último pasajero es una novela inquietante, enigmática y muy adictiva con rasgos inmejorables de thriller psicológico ambientada en un lujoso y oscuro barco del que no podremos bajarnos... aunque queramos.


Puede comprar el libro en:

IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasiónLogo FNAC 
120x60

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es