Edición testing
28 de noviembre de 2020, 3:35:15
CRÍTICAS


"El papa ario", de Mario Escobar

Por Javier Velasco Oliaga

"El papa ario" es la segunda entrega que tiene como protagonista al antropólogo Allan Haddon, continuación de "La profecía maya", personaje surgido de la pluma del escritor Mario Escobar para hacer la competencia al más célebre investigador de Dan Brown, Robert Langdon. Las tramas del autor madrileño no tienen nada que envidiar a las del escritor americano, aunque sus estilos difieren sustancialmente. El libro ha sido publicado por la editorial Factoría de Ideas.


Con el tiempo, Mario Escobar ha encontrado un estilo cada vez más conciso y punzante. Sus tramas se han ido complicando y su desarrollo ha ido buscando la esencia de la narración. Cada capítulo de El papa ario nos sorprende con los increíbles hallazgos de Haddon y cada final del mismo es un nuevo puñetazo directo al hígado, el autor como buen boxeador quiere terminar el asalto nockeando al rival.

En esta ocasión, el protagonista, Allan Haddon, se enfrenta a un nuevo misterio donde revivimos la tragedia nazi y sus derivaciones. Adolf Himmler, mano derecha del Hitler fue el encargado de las SS y de una sociedad denominada Ahnenerbe que fue encargada de buscar la pureza de la raza aria. Para ello, hicieron múltiples investigaciones y viajes por todo el mundo midiendo los cráneos de distintas personas de diferentes razas. Para así, buscar la esencia de una raza que estaría predeterminada a dirigir el mundo.

La narración se mueve en dos líneas. La primera sucede en un futuro cercano, es ciencia ficción del año que viene. Finales del 2014 y comienzo del 2015 es el tiempo escogido; el año de la creación de la nación más potente del mundo Estados Unidos de Europa. El Partido Global Europeo se prepara para regir los destinos de esa nueva nación. Evidentemente, mucho y muy rápido tendrán que pasar ciertas cosas para llevar a ese punto en poco más de un año. Pero la idea lanzada por Mario Escobar puede ser factible en un futuro un poco más lejano.

El otro hilo de la trama tiene lugar en los años de la Segunda Guerra Mundial, concretamente en 1943 y se lleva a cabo en los campos de concentración nazis, donde se exterminaron a varios millones de judíos y personas de otras razas y creencias. Hay que tener en cuenta que cuatro millones de alemanes fueron víctimas de los nazis, personas que se opusieron al delirio hitleriano y no quisieron participar de esa enajenación colectiva que sacudió a un país tan culto como Alemania.

La selección de un ciento de personas judías por sus características arias fue uno de los trabajos de la Ahnenerbe. Lo que querían era los esqueletos de esas personas para poder ser estudiados en profundidad, además realizaban otros experimentos que solo pensarlo hace erizar los pelos del lector. En ese cuadro, Mario Escobar se mueve a sus anchas. Como historiador y ensayista especializado en ese periodo de la historia su documentación nos sigue deslumbrando y nos hace plantearnos muchas cuestiones que por misterios de la vida se han ocultado convenientemente.

Uno de esos misterios surge a la luz, setenta años después, cuando un anciano nazi muere y deja una cierta información a una supuesta nieta y a un antropólogo de la Iglesia Católica crítico con la misma. Aquí se pueden ver las dos facciones de una Iglesia donde casi están divididos al cincuenta por cien los conservadores y los liberales. Ambas facciones mantienen sus sectas ocultas y tratan de influir en el devenir de una iglesia que no ha sabido evolucionar de acuerdo con los tiempos.

Y para ello, el novelista se saca de la manga al supuesto papa Pío XIII, el peor de la historia, después de Pío XII, como escribe el autor. Aquí podemos ver que tanto los dirigentes de la iglesia como sus opositores se valen de los más criminales principios para hacer prevalecer sus ideas. La novela es una crítica a una religión que quiere mantener su poder aliándose hasta con el mismo diablo si hace falta.

El protagonista va desentrañando una trama muy complicada y en cada paso que da no está exenta esa crítica soterrada al mundo actual. La crisis económica puede precipitar acontecimientos indeseables como puede ser la expulsión de inmigrantes de Europa para mantener una forma de vida y un nivel de la misma. El historiador y escritor se muestra, según va pasando el tiempo, más crítico y los temas sociales se hacen presentes en sus obras de una forma cada vez más férrea.

El título de la novela, El papa ario, nos anticipa lo que puede ocurrir, pero aún así Mario Escobar sabe mantener la tensión hasta la última frase del libro. Lo que en su día escribí para su anterior novela de la serie, sigue teniendo plena validez como podrán leer en la solapa de la contraportada. Creo que el autor es uno de los escritores más imaginativos de nuestro panorama literario, pero creo que debería dar más solidez a su narrativa y dedicar más tiempo a cada obra para conseguir un trabajo más elaborado y atractivo, si cabe.

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.todoliteratura.es