Edición testing
9 de diciembre de 2019, 12:27:15
CRÍTICAS


"Los ángeles mueren por nuestras heridas" de Yasmina Khadra

Por Felipe Velasco

Ediciones Destino ha publicado Los ángeles mueren por nuestras heridas, la novela más reciente de Yasmina Khadra, el escritor argelino que firma con el nombre de su mujer. Ésta es, sobre todo, una historia dura, realista y llena de opiniones contundentes que describe la situación de Argelia en el primer tercio del siglo XX mediante la sucesión de desgracias que fue la vida de Turambo.


En la Argelia de entreguerras, el pueblo del joven Turambo desaparece sin dejar rastro tras un corrimiento de tierra. Su familia pierde todo lo que tenía, pero Turambo es un chico muy especial. No está dispuesto a dejarse llevar por la miseria y, mucho menos, a abandonar sus sueños. Un día alguien le dice que lo difícil no es forzosamente imposible, que lo único que hay que hacer para alcanzar la luna es ponerse en marcha, y así, Turambo emprende una apasionante aventura hacia lo que siempre ha deseado: una vida nueva en la ciudad «europea» de Orán.

Al llegar allí, sin saber muy bien cómo, una pelea callejera lo inicia en el mundo del boxeo, con la promesa de convertirse en una estrella mundial. Y aunque Turambo consigue gloria y dinero, ningún trofeo hace estremecer su alma como la mirada de una mujer. De Nora a Louise, de Aída a Irene, busca el sentido a su vida en un mundo en el que la ambición y el poder son los reyes absolutos, y no queda espacio para el amor. Éste será el principio de una vida marcada por la culpa, en la que perderá muchas de las cosas que antes creía importantes, pero descubrirá el valor de la amistad y el perdón, además de vivir una gran historia de amor.

Los ángeles mueren por nuestras heridas está narrada en primera persona desde el punto de vista de Turambo, un joven que trata de alcanzar la felicidad durante toda su vida sin conseguirlo. De este modo, viajaremos desde su desconocimiento del mundo y su ingenuidad iniciales hasta las más duras experiencias que terminaron por conectarle con la realidad y con cada vez menos sitio para los sueños en su cabeza.

Después de intentar ganarse la vida por cualquier medio que cayera a su alcance, Turambo termina siendo boxeador, algo muy importante en esta época, ya que el boxeo era de los poquísimos puntos de unión entre los argelinos nativos y los argelinos de origen europeo. Así, el autor nos permite ver los contrastes entre ambos mundos con un enfoque especialmente interesante, ya que las ocasiones en las que europeos y argelinos interaccionan son muy contadas en esta novela, como lo eran en la realidad de la época.

El periodo de entreguerras es perfecto para situar la novela, ya que nos muestra las enormes consecuencias que tuvo, no sólo a nivel nacional, sino también a nivel personal para muchos de los personajes. A su vez, ayuda a crear un ambiente gris y brumoso perfecto para lo que el autor quiere relatar en su novela.

Este ambiente tan oscuro también debe mucho a los sentimientos de Turambo, quien tiene el "defecto" (por decirlo de alguna manera) de buscar y de ver el amor allá donde menos le conviene, lo que le costará serias decepciones a lo largo de su vida de las que saldrá con una cicatriz más extensa en su corazón, aunque ello no le impida volver a amar y a ser decepcionado de nuevo, ya que sus sentimientos son inherentes a él y sin ellos no sería el mismo.

En definitiva, en Los ángeles mueren por nuestras heridas nos encontramos con una historia que rebosa realismo y desgracia por los cuatro costados, que no podrán dejar de leer y que creará en sus mentes imágenes e historia indelebles.

Puede comprar el libro en:

IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es