Edición testing
16 de diciembre de 2019, 7:03:19
ENTREVISTAS


Ana Campoy: “Los lectores infantiles o juveniles son, sin duda, muy exigentes”

Entrevista a la autora de “Familia a la fuga”

Por Javier Velasco Oliaga

Ana Campoy es una reconocida autora del género infantil “Familia a la fuga” es su cuarta novela y lleva camino de convertirse en una saga, ya que la familia va a tener que seguir huyendo de sus perseguidores. Los hijos de esta familia no saben bien porque persiguen a su padre si es de lo más normal del mundo.


Cuando quiere despistar la autora madrileña afincada en tierras valencianas, colabora como periodista y todos los veranos se encarga de la sección infantil del Festival Celsius 232, de literatura fantástica que se celebra en la ciudad asturiana de Avilés.

¿Qué le ha hecho especializarse en literatura infantil?

Yo siempre fui una niña muy lectora. Disfruté de muy buenos títulos de infantil. De hecho, a medida que avanzaba en mis lecturas nunca me desvinculé del todo de esta literatura. Me mantuve bastante conectada. Siempre conservé la ilusión de escribir una novela para niños algún día. Y, por fortuna, lo conseguí: Los diez pájaros Elster (el primero de los libros de Alfred & Agatha) se convirtió en mi primera novela.

Siendo uno de los géneros que más ventas tiene, no tiene buena prensa. ¿A qué cree que es debido?

Yo nunca he sido consciente de esa mala prensa. Sí es cierto que a veces se valora poco al tratarse de literatura para niños. Pero creo que es por desconocimiento. Hay poca difusión en medios, a pesar de todos los libros de gran calidad que se editan. Si uno se adentra y descubre la estupenda cantera de autores nacionales que tenemos, sin duda disfrutará mucho de lo que se está haciendo en este terreno.

¿Se le considera un género menor?

Diría que la literatura infantil o juvenil no es un género. Es un tipo de literatura en la que tienen cabida todos los géneros (ciencia ficción, misterio, romántica…). En cualquier caso, no creo que sea inferior a la de adulto. Los lectores infantiles o juveniles son, sin duda, muy exigentes.

La literatura infantil y juvenil es un tipo de literatura en la que tienen cabida todos los géneros

¿Es la literatura infantil la cuna de futuros buenos lectores?

Los niños, de hecho, son los mejores lectores. Todos los estudios así lo demuestran. Las personas que más leen son las de la franja de diez años, que llega a tener un porcentaje de más del 90%. Supongo que es responsabilidad de todos que esas cifras no desciendan. Y los autores de infantil nos esmeramos mucho en que nuestros lectores disfruten con buenas historias. Que las valoren y les atrapen. La literatura ante todo es ocio. No debemos perder eso de vista.

¿Cómo surgió la idea de crear una familia como F.?

La idea básica surgió de una primera frase: una familia que está incluida en un programa de protección de testigos. Era un buen comienzo. Planteaba un montón de situaciones divertidísimas, además de hacer hincapié en temas muy actuales como reinventarse, saber encajar los problemas y, sobre todo, no perder el sentido del humor.

El cabeza de familia Lorenzo, tuvo la mala suerte de estar en un lugar equivocado en el peor momento. Pese a ser un amante de la tranquilidad parece que la inestabilidad le acompañará siempre. ¿Se podrá decir algún día qué es lo que vio para encontrarse en una situación así?

Algo se explica en este primer libro aunque me pensaré si podemos contar algo más… Ya sabéis… Cuantos más detalles desvelemos ¡más difícil será proteger a los F.!

Tiene pensado escribir una trilogía o la familia F. da para una saga

Sí, Familia a la fuga está planteada como una saga. De hecho, la segunda entrega, titulada Infiltrados en la gran ciudad, llegará a las librerías en marzo.

La madre es una mujer muy imaginativa que sabe dar la vuelta a todo en cualquier ambiente. ¿Todas las madres tienen esa facultad?

Supongo que no. Hay madres de todo tipo. Norma es una mujer muy organizada, a veces en exceso. Por eso tanto estrés a veces le pasa factura. Yo creo que las madres tienen todo el derecho del mundo a no llegar a todo y a meter la pata de vez en cuando. Es algo muy humano y muy necesario.

Tres hijos y una abuela forman la peculiar familia del matrimonio F. De ese sexteto familiar con quien le hubiera gustado compartir casa.

Siempre he tenido debilidad por los abuelos, precisamente porque a mí los míos me marcaron mucho. En verdad los abuelos son los más sabios, tal y como le pasa a Ginebra, la abuela de los F. Es una mujer muy independiente, pero también enigmática. Estoy deseando escarbar en sus secretos.

“La vida sorprende siempre. No me canso de comprobarlo”

El misterio es una de las claves de la novela. ¿Toda vida guarda algún misterio?

La vida sorprende siempre. No me canso de comprobarlo. A veces la realidad supera la ficción. Por otro lado, yo creo que todo el mundo guarda algo inesperado en su interior. Siempre hay secretos en nuestra parcela más íntima. Y eso sin duda es algo bastante misterioso.

En la novela no falta humor y muchas aventuras. ¿No cree que falta algo de amor?

¡En Familia a la fuga hay amor por todas partes! Precisamente lo que sustenta toda esta situación, lo que permite que la estabilidad de los F. no se vaya a la porra, es el amor de una familia que permanece unida ante la adversidad.

¿Es difícil hoy en día hacer desaparecer a una familia?

Yo diría que bastante. Supongo que todos estamos bastante controlados. Por eso yo prefiero dedicarme a hacerlo solo en la ficción.

¿Nos puede la tecnología y nosotros podemos con ella?

La tecnología en realidad es una herramienta y creo que depende de nosotros el uso que le demos en cada momento.

En la novela trata temas muy actuales como la protección de datos. ¿Vivimos sobreexpuestos a las redes sociales?

Las redes sociales son algo con lo que convivimos en la actualidad y no creo que sea algo necesariamente malo. El problema, como todo, es el uso que algunas personas (o algunas corporaciones) puedan hacer de ellas. Creo que es un tema muy importante sobre el que aún queda mucho por reflexionar.

Viajar suele dar como resultado gente comprensiva

¿Es importante ser optimista para encarar mejor los problemas?

Yo no conozco otro modo. A veces no es tan fácil poner buena cara cuando algo malo pasa. Pero yo prefiero hacerlo siempre. A mí me suele funcionar.

Viajar y estar expuesto a entornos cambiantes, ¿nos mejora como personas?

Soy de la opinión de que sí. Es bueno para la tolerancia a la frustración. Viajar suele dar como resultado gente comprensiva. Y creo que eso es algo bueno para convivir en sociedad.

¿Qué aportan las ilustraciones a un libro como este?

Muchísimo. Estoy encantada con el trabajo de Álex Alonso. El diseño de personajes fue a la par que la redacción del manuscrito y, de hecho, las ilustraciones de Álex contienen información extra que complementa al texto. Tuvimos la suerte de poder trabajar juntos casi desde el principio y creo que es algo que se nota muchísimo en el resultado final.

El libro está escrito en primera persona. ¿Por qué ha escogido un narrador bastante oculto, quizá espía?

Es un narrador algo peculiar. Quería colocarme en un lugar cómplice con el lector. Hacerle partícipe de la situación delicada en la que viven los F. Por eso es como si hiciéramos un pacto. Si ellos aceptan el juego podrán adentrarse en los misterios que envuelven a esta familia.

¿Cuál sería la moraleja final del libro?

Prefiero lanzar preguntas para que sean los propios lectores los que encuentren sus propias respuestas. Escribir literatura infantil no significa tener la verdad absoluta. Por eso me gustaría que los lectores que se adentren en Familia a la fuga puedan reflexionar sobre lo que significa cambiar de entorno, hacer frente a la adversidad y, ante todo, lo que implica guardar un secreto (algo bastante difícil de conseguir, incluso para los adultos).

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es