Edición testing
12 de diciembre de 2019, 13:11:21
EVENTOS


Beatriz Osés y Andrés Guerrero se reparten los 70.000 euros de los premios SM El Barco de Vapor y Gran Angular 2019

Por Francisco Jiménez de Cisneros

Los escribidores de cartas”, de Beatriz Osés (Madrid, 1972), y “Blanco de tigre”, de Andrés Guerrero (Trujillo, Cáceres, 1958), son las obras galardonadas en la 41ª edición de los Premios SM El Barco de Vapor y Gran Angular. Convocados anualmente por la Fundación SM, estos galardones tienen una dotación de 35 000 euros cada uno, la mayor del mundo en su categoría.


El fallo del jurado tuvo lugar el pasado mes de diciembre y las obras premiadas, que se han dado a conocer en rueda de prensa, están disponibles desde hoy en los puntos de venta, tanto en papel como en edición digital.

El evento de entrega de estos galardones tendrá lugar el jueves 25 de abril en un acto que, bajo el lema «Abre los ojos. Atrévete a ser un niño» tendrá lugar en la Real Casa de Correos, con la presencia de destacadas personalidades del mundo de la educación y la cultura.

Hizo de maestro de ceremonias Gabriel Brandariz, gerente de Literatura Infantil y juvenil de SM que presentó a los dos ganadores y comentó la mecánica de selección de las obras ganadoras. “El comité de lectura de la editorial selecciona cinco títulos en cada categoría y se los pasa al jurado. Sé que todo el mundo piensa que somos muy cínicos en las editoriales y los premios están dados de antemano, pero en nuestro caso no es así”, relata con hilo de voz el responsable de la editorial.

Blanco de tigre”, es el libro de literatura juvenil galardonado con el Premio SM Gran Angular 2019, ha sido elegido por el jurado por «ser una aventura legendaria y mágica en la que una niña se atreve a apartarse del mundo reglamentado para enfrentarse a su libertad y a su mitad salvaje. Un canto a la naturaleza que también es un relato de aventuras, amor, fortaleza y sacrificio».

La novela es una obra de aventuras, escrita por Andrés Guerrero e ilustrada por Luisa Rivera, para lectores a partir de 14 años. Cuenta una historia que ocurrió en una fecha imprecisa en cualquier lugar de la India, hacia el norte, y en mitad de la selva, donde unas familias de pescadores viven de lo que les proporciona el río, y siempre con el antiguo temor a la selva; el territorio donde reina el Tigre.

Blanco de tigre nació en el momento en que me di cuenta de que no podía escribir una historia sobre jóvenes actuales. Supongo que, por mi edad, me siento un tanto confundido con su manera de relacionarse y, en gran medida, desconozco sus recursos para desenvolverse en la vida. Se pasan largas horas hablando por Whatsapp, Facebook, jugando con consolas y permanentemente pendientes de los móviles. Los adultos también. Nosotros estamos acostumbrados a vivir como salvajes en el campo. Tanto mis nietos como yo”, explica el autornacido en Trujillo durante su intervención.

Temo que las bibliotecas personales de los niños y adultos se pierdan por culpa de las plataformas digitales. Pienso que las prioridades se han desordenado

Por su parte, “Los escribidores de cartas”, ha sido seleccionada como novela ganadora del Premio Barco de Vapor por tratarse de una obra de literatura infantil que «con un lenguaje sencillo y accesible para los niños, reivindica la comunicación tradicional en una época en la que estamos hiperconectados, porque dibuja unos personajes que no dan las cosas por perdidas y nos enseñan que no hay que rendirse y porque muestra que la pequeña decisión de una persona puede transformar a mejor a toda una comunidad».

Escrita por Beatriz Osés e ilustrado por Kike Ibáñez, la obra está dirigida a lectores de entre 8 y 11 años y cuenta una historia fresca y divertida que demuestra que la buena intención de una sola persona puede transformar a toda una comunidad. Nos traslada a un pequeño pueblo llamado Noaberri. Federico, el cartero, está a punto de perder su empleo. Iria, su nieta, tiene un plan para salvarlo. Pero don Isidoro, el alcalde, odia el río y también a Federico. Mientras las cartas se están muriendo, todos ellos esconden un secreto.

“La novela es bastante coral. La esbocé hace unos años cuando me surgió una idea sobre un cartero que iba a perder su trabajo porque nadie escribía cartas en su pueblo”, señala la autora madrileña y continúa diciendo “me encantaría que el libro animase a los lectores a recuperar esta forma de comunicación. Requiere más elaboración, como un regalo, más reflexión e imaginación y un ritual que pasa por rellenar el sobre, colocar el sello y salir a la calle a buscar un buzón. Pienso que es ilusionante escribir y recibir una carta de un familiar o un amigo”.

Para concluir, nos dice esta escritora especialista en ganar premios de literatura infantil que “temo que las bibliotecas personales de los niños y adultos se pierdan por culpa de las plataformas digitales. Pienso que las prioridades se han desordenado”. El libro tiene una edición fabulosa con unas ilustraciones más que sobresalientes, sería una lástima que trabajos así se perdieran por culpa de los libros electrónicos.

Puedes comprar los libros en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es