Edición testing
26 de agosto de 2019, 4:46:34
ENTREVISTAS


Entrevista a Emilio Calderón: “La literatura tiene que servir para denunciar”

Autor de “Los ojos con mucha noche”

Por Javier Velasco Oliaga

“Las venas con poca sangre,

los ojos con mucha noche”.

Son unos de los versos de “En una pastoral albergue” de Luis de Góngora, en los que se ha inspirado el escritor malagueño Emilio Calderón para titular su última novela. Obra que podríamos calificar como de “thriller coral”, como dice su autor o “novela negra sin investigador”. En cualquier caso, estamos ante una novela original y metaliteraria que dará al lector muchísimas sorpresas.


Los ojos con mucha noche”, acaba de ser publicada por la editorial Algaida y han tenido que transcurrir casi tres años de espera para volver a leer a Emilio Calderón. “He pretendido hacer una novela con una lectura subyugante, con un gran puzle que tendrá que ir recomponiendo el lector. Además, he querido que la estructura de la misma no fuese llana sino esdrújula. Quería hacerlo así por el tipo de historia que cuento que es muy dura, áspera y con muchas aristas”, reflexiona el escritor.

Lo que dice es verdad porque trata dos temas muy duros y polémicos. Por una parte, la cuestión de los milicos argentinos de la dictadura cívico-militar de Videla, con todos sus crímenes cometidos que van desde las desapariciones de muchas personas de izquierdas, tanto en fosas comunes como arrojados al océano; al robo de bebés que, posteriormente, eran adoptados por personas afines al régimen militar; y por otra parte el proceloso mundo de la prostitución de lujo.

“Quise poner en valor una serie de lacras sociales que se ocultan a la sociedad. Tengo que reconocer que siempre me sale una literatura que linda con la denuncia. Yo soy de los que cree que la literatura tiene que servir para denunciar, y más ahora que el periodismo de investigación y de denuncia está en horas bajas”, explica Emilio Calderón con una voz potente llena de matices y añade "las noticias que se generan en la actualidad son tantas que no las podemos absorber y más si lo comparamos con las noticias que se producían hace un siglo".

La parte de la novela que trata sobre la dictadura de Videla se le ocurrió una noche en que cenó con el periodista de televisión Vicente Romero y con el ex juez Baltasar Garzón. Hablaron del libro “El alma de los verdugos”, libro de Romero basado en un documental que se hizo para TVE y donde recopilaba infinidad de testimonios, tanto de víctimas como de verdugos, sobre los desaparecidos y torturados por el régimen argentino.

Como el nazismo, los crímenes de la dictadura de Videla se realizaron por personas cultas. “Me interesó mucho el por qué una sociedad como la argentina fue capaz de tamañas crueldades. El mal no es sólo de personas del lumpen, también llevan el mal adentro personas cultivadas”, señala Emilio Calderón con firmeza. La ley de punto final provocó que el población argentina se sublevase y se reabriesen muchísimas causas, de ahí que crea que “la reconciliación en Argentina es prácticamente imposible”.

“Hay que exigirle al lector que ponga algo de su parte”

Para Emilio Calderón, su novela es “una tragedia griega contemporánea”. Parte de “Los ojos con mucha noche” fue ideada en Roma, gracias a la beca Valle-Inclán. “Estando en Roma fui a visitar Siracusa, su teatro se conserva de manera maravillosa y allí le di vueltas a escribir algo sobre una tragedia sobre una familia desestructurada”, explica el autor malagueño.

“Quise utilizar nuevas estrategias de narración como es la de mezclar dos historias. A mí me gusta el riesgo y creo que hay que exigirle al lector que ponga algo de su parte, no se le puede dar todo demasiado mascado. Hace 15 años hubiera escrito una mera relación epistolar, a los jóvenes le gusta mucho esta forma de narrar, pero creo que ahora hay que utilizar otros recursos, como la comunicación mediante mails”, analiza el autor de “Cosecha humana” con lucidez.

El engaño forma parte fundamental de la ficción

En opinión del autor, su novela está “muy pensada, tanto en la estructura como en el fondo. He tardado cerca de tres años en escribirla, y creo que me ha salido un auténtico quilombo”. Pero no ha estado únicamente con la novela, “también he escrito alguna obra para el público infantil”, género en el que se prodiga con bastante éxito. Lo que no es lo suyo es la poesía. “Es la verdadera esencia de la literatura”, afirma con decisión, y de eso sabe mucho, ya que su biografía sobre Vicente Aleixandre ha batido todos los récords de venta que nos podamos imaginar. “Me gustaría hacer alguna obra de teatro”, reconoce sottovoce.

Los ojos con mucha noche” es una novela social donde trata varios y enrevesados temas, donde nadie es lo que parece. “El engaño forma parte fundamental de la ficción. Los seres humanos somos mentirosos de manera involuntaria”, señala con una mirada vivaracha y astuta.

Para finalizar, nos deja una última reflexión sobre su forma de entender la literatura. “Siempre tengo la necesidad de buscar cosas nuevas, que tengan la facultad de removerme algo por dentro, si me pasa a mí, espero que al lector le ocurra lo mismo”, concluye este excelente autor por el que su editorial debería apostar más. Uno de los pocos escritores que arriesgan en cada palabra que escribe.

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es