Edición testing
15 de septiembre de 2019, 7:49:35
CRÍTICAS


"Cuentos de la Era del Jazz", de F. Scott Fitzgerald

Por Francisco Jiménez de Cisneros

F. Scott Fitzgerald publicó cuatro libros de relatos durante su corta trayectoria profesional como escritor y alcohólico. Gracias a la editorial Montesinos volvemos a releer el mejor libro de relatos que publicó en vida uno de los escritores estadounidenses más malditos que haya existido. Si el alcohol no hubiese infectado su cerebro, ahora estaríamos hablando del mejor escritor americano de todos los tiempos.


Lamentablemte, la producción literaria de F. Scott Fitzgerald fue demasiado breve. Tres antológicas novelas, cuatro libros de relatos e innumerables cuentos publicados en las revistas más importantes de aquellos locos años veinte y treinta en los Estados Unidos.

El escritor de Minnesota podría haber sido el protagonista de cualquiera de sus novelas o relatos. Fue un personaje novelesco que vivió al límite, lo cual no deja de ser una lástima porque su producción literaria hubiese podido ser excelsa. De sus novelas, ya hemos hablamos en otras ocasiones, de ahí que ahora le llegue el turno a su producción más breve, pero no por ello menos importante.

"Cuentos de la Era del Jazz" está compuesto por once de sus mejores relatos, dos de ellos de una auténtica maestría. Cualquiera de sus relatos podría haberse convertido en novela si el escritor yankee le hubiese dado por trabajar más y mejor. El lujo de Hollywood le obnuviló durante un cierto tiempo e impidió un trabajo más sosegado y riguroso.

Tanto "Un diamante tan grande como el Ritz" como "El curioso caso de Benjamin Button" estarán siempre en los listados de mejores relatos que se hayan escrito nunca. La originalidad, con la que están escritos y lo arriesgado de sus propuestas narrativas confieren a ambos títulos una maestría rayana con la genialidad. La adaptación cinematográfica del último lo demuestra claramente, además de lo actual que se mantiene su narrativa.

Francis Scott Key Fitzgerald irrumpió en el mundo literario a principios de los años 20, una época que el propio Fitzgerald bautizaría como la Era del Jazz. Su vida, compleja y difícil, estuvo marcada por su relación con Zelda Sayre, una “top girl” amante del lujo y la diversión cuya vida, en su última etapa, transcurrió entre hospitales psiquiátricos, para acabar falleciendo en el incendio del Highland Hospital en 1948.

Entre novela y novela, y para resolver angustias económicas, Fitzgerald escribía cuentos que publicaba en las revistas más importantes del momento, Saturday Evening Post, Collier's Magazine y Esquire. De los más de ciento cincuenta cuentos que escribió, Fitzgerald escogió 46 y los publicó en cuatro libros: Flappers y filósofos; Todos los hombres tristes; Toque de diana; y Cuentos de la Era del Jazz.

Enfermo, alcoholizado, a finales de los años cuarenta sufrió dos ataques cardíacos. El segundo lo llevó a la muerte en diciembre de 1940. Fitzgerald murió considerándose a sí mismo como un escritor fracasado. Aunque algunos de sus libros alcanzaron importantes éxitos de ventas, la crítica especializada de la época nunca lo consideró un gran escritor, y su obra parecía estar destinada a aparecer en la historia de la literatura como una nota a pie de página. Sin embargo, pocos años después de su muerte su figura empezó a ser rescatada, y a principios de los años sesenta su nombre estaba ya incluido entre los grandes escritores norteamericanos del siglo.

"Cuentos de la Era del Jazz" es quizá su libro de relatos más significativo, y contiene el que está considerado como su mejor cuento: “Un diamante tan grande como el Ritz”. Nunca es tarde para reencontrarnos con las obras maestras de siglo pasado.

FScott Fitzgerald (Saint Paul, Minnesota, 24 de septiembre de 1896 - Hollywood, California, 21 de diciembre de 1940), fue un novelista estadounidense de la época del jazz. En sus novelas expresa el desencanto de los privilegiados jóvenes de su generación que arrastraban su lasitud entre el jazz y el gin (A este lado del paraíso, 1920), en Europa sobre la Costa Azul (Suave es la noche, 1934), o en el fascinante decoro de las ciudades estadounidenses (El gran Gatsby, 1925).

Se le considera uno de los más importantes escritores estadounidenses del siglo XX. Fue portavoz de la «Generación Perdida», aquellos estadounidenses nacidos en la última década del siglo XIX que les tocó madurar durante la I Guerra Mundial. Escribió cinco novelas y docenas de historias breves que abordan temas como «la juventud» o «la desesperación» con una extraordinaria honestidad al plasmar sus emociones. Sus héroes, atractivos, confiados y condenados, resplandecen brillantemente antes de explotar («Muéstrame un héroe», dijo Fitzgerald en una ocasión, «y te escribiré una tragedia»), y sus heroínas son bellas y de personalidad compleja.

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es