Edición testing
17 de septiembre de 2019, 4:46:34
ENTREVISTAS


Entrevista al Padre Juan González Núñez: "Pedro Páez fue el primer europeo que alcanzó a ver las Fuentes del Nilo Azul"

¡Un misionero en las entrañas de Etiopia!

Por María Pilar Parente y Roberto Carlos Miras

¿Cómo vamos a comprender a las mujeres y a los hombres si no somos capaces de comprender la mirada de un niño? El Padre Juan González Núñez hace muchos años, siendo un joven seminarista en un centro de Orense debió de hacerse está misma pregunta.


Sus referentes fueron aquellas personas que a partir del siglo XVII lograron llegar a estos lugares y divulgaron lo que en aquella época lejana encontraron para los misioneros y viajeros de hoy. ¿Quizás ellos también se hicieron las mismas preguntas?, ¿Quizás él a través de su vida y sus libros quiere enseñarnos otros mundos? Un hombre dado a los demás… Está es su historia.

¿Cómo comenzó usted a interesarse por este tema?

Me encontraba en el Seminario de Orense con misioneros de diferentes Institutos. Pedí que me mandaran a África (sonríe) y me dijeron, “vete a Etiopia”

¿También estuvo en España?

Estuve en España durante cinco años en la revista Mundo Negro. Quizás me llamaron para la revista Mundo Negro pues había que escribir. Y cuando fui a Etiopía (sonríe) había veinticinco personas contando con el embajador español que había en aquel momento.

Un libro de historia y claro para el gran publico. ¿Cómo nace “Etiopia. Hombres. Lugares y Mitos”, libro que se ha reditado varias veces?

En mi caso como ya hemos comentado había escrito en la Revista Mundo Negro algún que otro articulo. Pero ya antes, había escrito un libro que tuvo bastante acogida y que se llamó, “Etiopía. 38 días en el corazón del hambre” Han pasado cuarenta años… - nos dice y sonríe.

¿Etiopia, 38 días en el corazón del hambre?

Sí, es un diario que he ido escribiendo. Llevaba en Etiopia nueve años y era rector del seminario mayor de Addis Abeba.

-“Un libro- escribe que nos hace recordar los años 1984 y 1985-, la mejor formación para los seminaristas etíopes era solidarizarse con los más pobres. Y durante mes y medio nos fuimos a Kobbo, a 30 kilómetros de la tristemente célebre Korem, para atender a miles de refugiados. Después de ese libro comencé a escribir este otro”

¿Un libro que tiene su historia?

Si los lectores ojean este libro, “Etiopía. Hombres, Lugares y Mitos” verán que he intentado en la medida de lo posible que tenga una unidad. Varios capítulos con un apéndice, un pequeño recuadro sobre los datos básicos de Etiopia y una pequeña bibliografía. Muchos han oído hablar de Haile Selassie, pues hay un capitulo dedicado a este emperador.

¿Quién fue Haile Selassie?

Fue un Soberano efectivo- casi dueño-, de Etiopia entre los años 1916-1974 Quiso conjugar el pasado con el presente, pero no lo consiguió pues el mundo corría más aprisa que él. Y además fue uno de los más grandes Emperadores que se sentaron sobre el trono del hijo de Salomón y de la reina de Saba.

Cuando hablamos de Etiopía lo hacemos de Historia, pero antes de la Historia actual ha habido otra… Un país con una biodiversidad muy grande en todos los sentidos de la palabra…

Hay lo que allí denominan una variedad de tribus, variedad de lenguas. Es un país desconocido en muchos aspectos, pero muy rico. Si nos situamos en el siglo XVI ya se conoce la Leyenda del Preste Juan.

¿Vamos a la historia?

Como digo en el libro nos situamos en una Europa Medieval que se deleito con una leyenda según la cual, más allá del mundo musulmán, había un imperio cristiano gobernado por un rey –sacerdote llamado Preste Juan. Los portugueses salieron en su búsqueda y lo salvaron de una improbable desaparición a manos de los musulmanes. Y fruto de ello han quedado varios puentes en Etiopia llamados, “portugueses” y los admirables castillos de Góndar.

¿Pedro Páez se convirtió en un mito o en una leyenda?, ¿Qué hay de histórico y que hay de leyenda?

Fue un personaje excepcional (sonríe) en todos los sentidos y tuvo un gran éxito y cuando él murió a Pedro Páez siendo un español lo digo en el libro lo tenían como un portugués. Pedro Páez de Xaramillo nació en 1564 en Olmedo de la cebolla no lejos de Madrid. Y el 26 de Abril de 1603, conseguía por fin poner sus pies en los dominios del Preste Juan del cual – como sabe-, también hablo en el libro.

Ahora que hablamos tanto de Libros Incunables, uno de ellos fue el de Pedro Páez sobre Etiopía. ¿No es así?

¡Así es! Pedro Páez escribió en 1620, “Historia de Etiopía” o más exactamente “Historia Aethiopice” Son cuatro libros y el primero recientemente se ha traducido al castellano. Y lo tenemos que mencionar como el primer europeo que alcanzó a ver las Fuentes del Nilo Azul. Al hablar de él, lo hacemos de una persona- como digo-, excepcional.

¿En que sentido?

Había escrito en portugués, quizá por una deferencia a sus superiores en Goa (India) o por sus estudios en Coímbra. Aunque indistintamente pudiera haber escrito también en español, latín, árabe o incluso en lenguas etíopes. Como el amárico y el gue´ez la lengua de los textos sagrados y de las crónicas reales que aprendió tras su llegada.

El pintor y fotógrafo Luis Gabú decía que al entrar en Etiopia nos encontramos con el libro, “Etiopía. Un rostro con tres miradas” Un libro de dos españoles, Javier Gozálbez y Dulce Cebrián (ALTAIR) Libro que fue presentado en Addís Abeba por el Ministerio de Cultura Etíope. ¿Hay mucha presencia española?

Claro (sonríe) es una presencia bonita y una grata contribución. Ahora también ha habido una presencia anterior, con los ingleses por poner un ejemplo. Hay mucha historia detrás que nos sirve para poder conocer este país. Pero este libro publicado en castellano se ha editado en inglés por una editorial etíope y se han vendido cinco mil ejemplares.

Y usted se levanta muy temprano y sale para conocer a estas personas y no podemos comparar nuestra cultura occidental con la suya y escribe: “Al norte del Nilo azul. El mundo de los Gumuz” Personas con unos conceptos diferentes a los nuestros…

¡Así es..! Al escribir este libro te das cuenta de su cultura y de sus muchas actividades, pero no es algo exclusivo de los Gumuz sino de muchas tribus de Etiopia.

Haile Selassie fue uno de los más grandes Emperadores que se sentaron sobre el trono del hijo de Salomón y de la reina de Saba

¿Tradición y modernidad en Etiopia?

Las personas mayores quieren esa tradición que está usted apuntando, ahora los más jóvenes quieren una modernidad. El Gobierno les ha obligado a concentrarse en poblados pequeños. El resto de tierra que queda, el Gobierno lo da a unos inversores, una superficie como la isla de Ibiza. Ellos se quedan con un terreno bien pequeño.

“¡Supongamos que estoy sentado en lo alto de una colina y veo despuntar en lontananza una persona o un grupo de personas! ¿Podré de alguna manera identificar su pertenencia étnica sin ir a preguntarles quienes son y de donde vienen?” – Apunta el Padre Juan.

- A lo que responde: “No me será permitido distinguir a un Amara de un Agau de un shinasha o a éste de un Oromo. Pero me será muy fácil distinguir a un Gumuz del resto de los otros grupos” – Y le pregunto: ¿es así?

¡Es así…! Cuando una persona se acerca a ellos para ver su cara, esa posible duda se ha esfumado. La distinción externa radica en la piel. Los Gumuz son de un color negro, muy negro. Todos los demás grupos son de tez mucho más clara.

¿Una curiosidad, pero algo real?

Los gumuz reciben nombres diversos según los lugares en donde habitan. El más común hasta hace poco era el de shankila que tiene una connotación despectiva. Llamarles hoy por ese nombre es un insulto que podría acarrear derramamientos de sangre.

¿Cómo les va con ellos?

Nos hacemos presentes en trabajos sociales. Vamos a los pueblos y les proponemos enseñar la religión cristiana y aceptan por que al no ser ni cristianos ni musulmanes, dicen que tienen que ser de una de las dos. Los jóvenes son los que mejor acuden.

¿Y como es su actuación con ellos?

Les hablamos de un Dios que no es distinto al de ellos. Es el mismo en el que creen y les invitamos- como digo a rezar a ese Dios; aunque ellos dicen que no tienen religión.

PADRE JUAN GONZALEZ NUÑEZ (RECUADRO)

Natural de Puebla de Trives (Orense) Fue en el año 1976 cuando se planteó su primer destino: la etnia de los Sidamo en el Sur de Etiopia, en el Vicariato de Awasa. Su primer paso fue aprender el amárico. Realiza otros apostolados en otros lugares de Europa. No le importa cambiar del relativo confort de las casas europeas por las chozas de bambú con techos de paja. Donde según sus palabras: “nuestra labor es ayudar en la formación y en la alfabetización” Pero como otros misioneros no ha estado siempre en Etiopia. En el Capitulo General de 1997 es elegido Consejero General de su Congregación y trabaja en la Sede Central de Roma. Años en los que tiene la oportunidad de visitar las distintas provincias combonianas en los cuatro continentes. Pero parece que la mano de Dios le lleva una y otra vez a ese país. “Aquí un joven a los catorce o a los quince años se casa y a los cuarenta o cincuenta es físicamente un anciano” Al hacerle las fotos para está entrevista parece preguntarse: “¿Es este mi sitio?” Viene a España regularmente, pero al preguntarle por su vuelta a Etiopía nos despide con una sonrisa.

ETIOPÍA. UN ROSTRO CON TRES MIRADAS. (RECUADRO)

Oficialmente, Etiopía, es La Republica Democrática Federal de Etiopía, antiguamente conocida como Abisinia o Alta Etiopia. Es un país situado en el Cuerno de África. El tercer país más poblado de África después de Nigeria y Egipto. Con una superficie de 1.133.380 km cuadrados y una población de 78.808.540 habitantes hablar de Etiopia es hacerlo de un pueblo lleno de admiración en donde cada etnia cultural y sus múltiples aspectos son como una gran familia. Según Javier Gozálbez y Dulce Cebrián, autores de “Etiopía. Un rostro con tres miradas” prologado por Federico Mayor Zaragoza en su momento Presidente de la Unesco y “El Nilo Azul. Un mundo olvidado” (Editorial Altair) En donde en ambos libros, uno de sus muchos protagonistas es el Padre Juan González Nuñez. “Hablar de Etiopia es hacerlo de la cuna de la humanidad –ha sido-, sostienen el reino más antiguo de África y una de las primeras monarquías del mundo. Su nombre deriva del griego, Aihiopia que etimológicamente significa “tierra de rostros quemados” Con un calendario único, 13 meses. Al hablar de “razas” lo hacemos de algo obsoleto en sociedades en donde los lazos matrimoniales entre los pueblos han sido una constante permanente. Se han reconocido 86 lenguas de las cuales 82 son lenguas vivas. Su lengua oficial es el Amárico y la más hablada el Oromo, siendo el inglés la lengua extranjera más estudiada en las escuelas.

NOTA. (RECUADRO)

Está entrevista no hubiera sido posible sin la colaboración de, Javier Gozálbez, Dulce Cebrián y el Padre, Juan González Nuñez. Para más información:

Editorial Mundo Negro.

C/ Arturo Soria, 101.

  1. Madrid.

(91) 4152412.

www.edimune.com

www.altair.es

Puedes comprar el libro en:

https://edimune.com/producto/etiopia-entre-la-historia-y-la-leyenda/

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es