Edición testing
22 de julio de 2019, 16:00:00
ENTREVISTAS


Entrevista a Mikael Niemi: “Mis protagonistas tienen mucho de don Quijote y Sancho Panza”

Autor de “Cocinar un oso”

Por Javier Velasco Oliaga

Gracias a la novela “Un rock´n´roll en el Ártico”, el escritor sueco Mikael Niemi se convirtió en uno de los escritores más popular de su país. La novela fue traducida a varios idiomas y ha llegado de vender más de un millón de ejemplares, ahora regresa con “Cocinar una oso”, una novela a medio camino entre el género negro y el histórico. Una original investigación criminal en pleno siglo XIX en el norte de Suecia, cerca de Laponia.


“No es una novela negra típica, no sigue la estructura normal del género. Tiene un arranque vertiginoso, pero luego se va haciendo lenta, cada vez más lenta y más suave. Mezcla la novelas histórica con la criminal, pero con un ritmo mucho más pausado que las novelas de género”, analiza Mikael Niemi en una entrevista que se llevo a cabo en la residencia de la embajada sueca, en su primer viaje a nuestro país. La novela cuenta con una magnífica traducción de Martin Lexell y Mónica Corral Frías.

El protagonista de la novela es el conocido e influyente pastor luterano Lars Levi Laestadius. “En Suecia se ha escrito mucho sobre él. Lo que nunca se había hecho era hacerle protagonista de una novela de misterio, donde habla de una forma muy humana dentro de una estructura negra. No quería describirle desde dentro, de ahí que inventase un ayudante, Jussi, que retratase al personaje desde la perspectiva de una persona casi analfabeta. Me gustó mucho esa dialéctica y creo que ha quedado muy bien”, explica de manera pormenorizada el escritor sueco que cuenta con la ayuda de Martin Lexell, el traductor, como intérprete.

Para Mikael Niemi, el pastor Laestadius tiene mucho de Don Quijote. “Mi madre nos leía la novela de Don Quijote cuando éramos pequeños en el invierno ártico. Mis dos protagonistas tienes mucho de don Quijote y Sancho Panza, llevan una evolución parecida. Jussi se va cultivando paulatinamente según avanza la novela, al igual que lo hizo Sancho”, nos desvela el escritor sueco durante nuestra charla y añade “tener dos personajes hace mucho más dramática la novela. Es un poco como un matrimonio que hace la vida mucho más interesante.

En opinión del autor sueco, “si se abusa, en una novela, del monólogo interior se convierte en demasiado sesuda; como he trabajado mucho en la escena teatral sé que si se reparte el conflicto entre varios personajes, la novela se convierte en mucho más atractiva”. De ahí que dosifique sabiamente los lances de la novela, para mantener la atención del lector.

“A mediados del siglo XIX comenzó la modernización de Suecia”

En opinión de Mikael Niemi, “a mediados del siglo XIX comenzó la modernización de Suecia; de cazadores y agricultores nos convertimos en lo que somos hoy en día. Nuestros antepasados habían trabajado muy duro hasta entonces, pero la educación ayudó a que el país tuviese un rápido desarrollo. La inteligencia estaba allí, pero no había dinero para desarrollarla”.

Me gusta mucho jugar con los contrastes

Otro de los motivos del desarrollo actual del país nórdico, “fue el permanecer neutrales durante la Segunda Guerra Mundial. La guerra estaba a 200 metros de nosotros. Se oían los disparos y se veían las casas quemadas al otro lado del río Torne, frontera natural entre los dos países”, apostilla el escritor sueco nacido en Pajala, ciudad septentrional de Suecia muy cerca de Finlandia.

En cuanto a su manera de escribir, Mikael Niemi sostiene que “pienso mucho en el ritmo de la narración, y lo hago en términos muy musicales cuando describo los paisajes y escribo las frases. Creo que eso ayuda a reforzar los pasajes más dramáticos. También me gusta mucho jugar con los contrastes”. Al igual que sus narraciones, el escritor sueco impone una cadencia suave, pero firme, en su conversación. Sus respuestas son profundamente razonadas y llenas de la sabiduría de su frías tierras.

En el tiempo que se desarrolla la novela, “hubo muchos problemas con el alcohol. El padre de Laestadius maltrataba a sus hijos por su culpa, de ahí su cruzada contra la bebida. Adoraba a las mujeres y tenía problemas con los hombres con poder, de ahí que organizase una nueva forma de religión luterana, un poco más conservadora, algo que se mantiene en la actualidad”, concluye este escritor que ha tardado cerca de tres años en componer “Cocinar un oso”, una novela sorprendente donde la pareja de protagonistas realiza una peculiar investigación sobre unos crímenes que sembraron el desasosiego en las tierras de Norrbotten.

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es