Edición testing
14 de octubre de 2019, 10:11:07
CRÍTICAS


"La batalla de las Termópilas", de Heródoto

Editorial Edhasa

Por José María Manuel García-Osuna Rodríguez

No sé el éxito editorial que pueda tener esta colección, tan manejable y de tanta calidad, sobre unas Españas donde el 65% no han leído un libro en su vida, y que solamente pensar en ello les produce un shock anafiláctico.


Digo esto porque el resto de hispanos que leen tienen ante sí una colección ejemplificadora de lo bien que se hacen las “cosas” literarias en las Españas. En este caso el historiador de la Grecia Antigua realiza un acercamiento pormenorizado a uno de los acontecimientos bélicos más notorios de la Antigüedad helénica.

Se trata, como es público y notorio, de la batalla planteada por los lacedemonios o espartanos, la guardia real de los 300, además de unos pocos aliados fóceos, tebanos, corintios, traquinios, etc. contra el multitudinario ejército persa y medo del Gran Rey Jerjes, que también poseía aliados griegos, sobre todo de la Jonia. En esta desigual conflagración bélica era más que necesario que los invasores fuesen detenidos en dicho desfiladero, y de esta forma la gran armada griega podría prepararse para derrotar a los persas.

Los griegos necesitaban tiempo, y ese tiempo tan necesario lo fiaban a la actuación del rey Leonidas I de Esparta en las Termópilas. Durante los primeros días la milicia de los griegos hace retroceder a los soldados asiáticos, hasta que surge el traidor de turno, es un pastor llamado Efialtes, que será el encargado, por dinero, de conducir a los persas hasta la retaguardia de los soldados de Leonidas I. En esta situación, los griegos serán derrotados y muertos en su totalidad. A partir de este momento comienza el mito, que será enaltecido por Simonides de Ceos y su texto escrito y dejado en el lugar: “Caminante, ve y anuncia a los lacedemonios que aquí, obedientes a su ley, yacemos”.

Heródoto cita varios nombres, documentados, que cayeron en la batalla. El estilo literario del historiador griego es directo y ágil, narrativo y bastante ecuánime. La traducción impecable es del prof. Arturo Echavarren. Por consiguiente una obra que es necesario conocer para seguir conociendo el por qué los griegos ganaron las guerras médicas.

Heródoto de Halicarnaso fue un historiador y geógrafo griego que vivió entre el 484 y el 425 a. C., tradicionalmente considerado como el padre de la Historia en el mundo occidental y fue el primero en componer un relato razonado y estructurado de las acciones humanas.​

Dedicó parte de su vida a efectuar viajes para obtener la información y los materiales que le permitieron escribir una obra de gran valor histórico y literario.​ No obstante, recibió severas críticas, incluso por parte de sus contemporáneos, por incluir en su trabajo anécdotas y digresiones que, aunque proporcionaban informaciones valiosas, poco tenían que ver con el objeto de estudio que se había propuesto: las luchas de los persas contra los griegos.

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es