Edición testing
13 de diciembre de 2019, 15:16:48
ENTREVISTAS


Entrevista a David Llorente: “La novela negra y la de ciencia-ficción tienen que ir de la mano”

Autor de “Europa”

Por Javier Velasco Oliaga

David Llorente es uno de los más conspicuos renovadores del género negro español. En la entrevista aboga por un cambio radical en el género, en su opinión “tiene que evolucionar”. “El género negro lleva demasiado tiempo repitiendo esquemas y tiene que haber un cambio. La novela negra y la de ciencia-ficción tienen que ir de la mano en esa evolución”, afirma con rotundidad el autor madrileño que acaba de firmar una novela totalmente innovadora y revolucionaria “Europa”.


“Me encanta utilizar en una misma novela varios géneros literarios. Europa tiene elementos de los géneros negro, ciencia-ficción, gótico y, por último, social. Creo que el género negro tiene que empezar a hacer cosas diferentes y novedosas”, analiza David Llorente con calma, pero con decisión. Profesor de profesión, ha permanecido muchos años en Praga dando clases. Este curso ha decidido regresar a España para poder estar más cerca de sus lectores, aunque algunas de sus obras han sido traducidas al checo. “En la República Checa son bastante xenófobos, no ha habido semana en que no me haya sentido extranjero allí”, confiesa.

El protagonista de la novela, que no se desvela hasta pasado un tercio de la misma, es el hijo del protagonista de “Te quiero porque me das de comer” Max Luminaria. “Sentí que todavía tenía algo que contar sobre él y que mejor para ello que hacerlo através de su hijo. En un principio no contemplaba esa posibilidad, me la dio el texto según lo escribía”, desvela el autor. Ambos, tienen mucho de psicópatas, “para escribir sobre ellos tienes que documentarte bastante porque suelen dar mucho juego esos personajes en las novelas”, señala el autor madrileño.

El estilo literario de David Llorente es muy fragmentario. Un mismo episodio puede repetirse un par de veces. “Suelo contar una parte de la historia, pero dejando algunas grietas. De ahí, que vuelva a contarlo otra vez rellenando esos huecos. Así lo que cuento me sirve para seguir contando otras cosas diferentes después. Es una forma de romper con el estilo clásico, hacerlo es complicado, pero merece la pena. No quiero que parezca un capricho”, apunta.

Cuando terminó de escribir la primera versión de “Europa” tenía muchas más páginas que las de la versión definitiva. “empecé a cortar y cortar, hasta dejar lo más importante. Sólo lo fundamental. Como si fuese el estallido de una bomba. Con ello, pretendo conseguir que el lector esté más vivo, que no se pierda nada”, observa David Llorente. A sus personajes los trata de forma parecida. “Yo los pongo en situaciones inusuales y veo cómo se comportan, pero todo tiene que ir muy rápido”, concreta.

La primera parte de la novela es la más clásica de todas, una novela negra al uso, pero en la segunda parte se dispara hacia un mundo apocalíptico que se centra en los barrios madrileños de Carabanchel y Lavapiés donde el futuro ya se ha instalado allí, con una contaminación creciente y un control excesivo hacia los inmigrantes. “Creo que lo que cuento en la novela está al caer. Dentro de 30 años lo vamos a estar viendo en nuestra ciudades”, pronostica el autor. En un Madrid, donde se proyectan edificios de más de 200 plantas para superar el hongo de polución que existe.

“La revolución tecnológica va a toda velocidad”

En la misma parte, se da paso a un interesantísimo debate que es “el problema de la identidad, yo quién soy, es la pregunta clave”, expone. Podemos ser humanos, pero a lo mejor terminamos como máquinas. “La revolución tecnológica va a toda hostia y todos los paradigmas anteriores van a cambiar”, estima el autor y agrega “por eso, no nos podemos quedar en el género negro, que repite esquemas hasta la saciedad, y obviar los avances tecnológicos, informáticos y médicos”. Esos avances son los que padece el protagonista y le va transformando.

En la tercera parte vuelve sobre el tema social. “La literatura es una crónica de la sociedad, si nos quedamos atrás, se acabó”, sentencia el escritor. Para David Llorente, un ejemplo es lo que ocurre en los aviones. “Todo lo hace el ordenador de abordo, menos el aterrizaje. Cada vez estamos más en las manos de las máquinas. Ya estamos viendo los coches que no van a necesitar conductor”.

Europa ha colapsado

Aunque casi toda la novela ocurre en Madrid, hay una parte que se desarrolla en Europa. “Me parece que Europa ha colapsado, tanto desde un punto de vista político como social. El problema de los inmigrantes es crucial. Poner fronteras es una tontería. Han sido los movimientos migratorios los que han construido el mundo”, analiza con precisión y él lo sabe bien porque ha sido emigrante en Chequía. “A la gente se le mete miedo sin razón”, añade.

“Es inaudito que todo pase por decidir ayudar o no ayudar a los migrantes. Todo se debería solucionar sentándose y hablando con coherencia. Lo que no puede ser es que el poder lo tengan unos pocos que tienen la pasta. Si lo quieren arreglar se puede hacer”, asevera el escritor con resolución. Está claro, que la literatura puede ayudar. “Hoy debería haber una corriente de novela social; como no la hay, no queda más remedio que de los temas sociales se ocupe la novela negra”, manifiesta y amplía “la literatura siempre ha sido un espejo de la sociedad”. “Hoy en día, la literatura es una colaboración entre el escritor y el lector”

Pero ese espejo se ha hecho añicos “nos han quitado el gusto por la lectura. Una persona que lee es una persona que piensa y eso no interesa al poder político. Yo lo veo todos los días en las aulas. Los jóvenes no quieren leer, digan lo que digan las encuestas, y por eso se creen todo lo que oyen en los medios de comunicación. Lo que les hace tener unas ideas disparatadas. Hay un desconocimiento absoluto de la realidad”, finaliza David Llorente.

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es