Edición testing
26 de noviembre de 2020, 2:12:14
ENTREVISTAS


Entrevista a Loreta Minutilli: "La mitología griega nos habla todavía a día de hoy, y encarnan problemas universales"

Autora de la novela histórica "Helena de Esparta"
Por Briseida Cidoncha

El cliché lo tenemos todos grabado en nuestro imaginario, incluso aquellos que sólo la conocen de oídas, o por referencias secundarias: la bella Helena fue la causante de la guerra de Troya, el conflicto más importante de la Antigüedad. Y así lo creemos saber porque hemos escuchado, sin conciencia crítica, lo que de ella nos han contado los hombres que la rodeaban, los que han perpetuado el estereotipo. ¿Estamos por fin preparados para oír su versión de la historia? Loreta Minutilli (Bari, 1995) cree que sí.


Estamos hablando de Helena de Troya, o de la mujer antes conocida como Helena de Troya, ¿verdad?

Sí, se trata de ella: la he llamado Helena de Esparta porque quería desligar al personaje del estereotipo de la bella que desencadenó la guerra de Troya.

¿Cuándo se percató de que nunca habíamos escuchado su versión?

La mitología griega me apasiona desde siempre: me gusta, en particular, que los mitos tengan diferentes versiones. Cada uno los cuenta de un modo distinto y la misma historia puede ser leída desde diferentes puntos de vista y en épocas diversas, adaptándose cada vez a un nuevo contexto. Personajes como Odiseo, Casandra, Medea, Antígona nos hablan todavía a día de hoy, y encarnan problemas universales, que quizás nunca dejarán de atormentarnos. He leído muchas adaptaciones de esos mitos, tanto clásicas como contemporáneas, sin encontrar ninguna obra que hiciera justicia a Helena.

Pero usted es física. ¿Por qué inició esta búsqueda?

No he tenido que hacer ningún esfuerzo por buscar la voz de Helena, ha sido ella quien me ha encontrado a mí. Estudié el bachillerato humanístico, y cuando me matriculé en la facultad de Física no sabía nada de ciencia: por primera vez, me sentí ignorante, en una situación de inferioridad. Helena siempre me había interesado, pero entonces empecé a sentir la necesidad de narrar su historia.

¿Cómo ha hecho para “escuchar” a Helena, de qué herramientas se ha servido para recuperar su voz, cómo ha trabajado esa recuperación?

La primera fase de la escritura de la novela ha sido a vuelapluma: escribía para desahogarme, era capaz de quedarme horas pegada al ordenador. La historia no está dividida en capítulos por esto mismo, porque la he compuesto como un flujo único de pensamientos. Esta estructura le debe mucho a Casandra, de Christa Wolf, una novela que leí pocos meses antes de comenzar a escribir Helena de Esparta. Tomé prestada la idea de una voz narrativa femenina, marginal en la épica canónica, que cuenta la historia desde su propia perspectiva. En la segunda fase, la de la revisión, analicé el texto de una manera más reflexiva, intentando volver a las fuentes de aquello que había escrito, influida por un mar de lecturas. Pedí consejo a algunos amigos expertos en clásicas para estar segura de la veracidad de mis datos, y me fie a la fantasía allí donde las fuentes callaban sobre el devenir de Helena, como durante los diez años que pasa en Troya.

¿Qué le ha sorprendido más: el éxito literario (la crítica ha recibido la obra con grandes elogios) o la reacción de los lectores al enterarse de lo que Helena tenía que decir?

Me han llenado de estupor y de alegría tanto la reacción de la crítica como la de los lectores. Escribir esta novela ha sido para mí un gesto muy íntimo y personal, dudaba por tanto que a algún lector le pudiera parecer interesante aquello que Helena y yo teníamos que decir. Cuando descubrí, en cambio, que muchísimos lectores se reconocían en Helena y sentían esa necesidad de leer mi novela, me emocioné muchísimo, he tenido la sensación de haber logrado transmitir realmente algo a través de mi escritura. La parte más gratificante ha sido hablar de Helena con adolescentes: siempre me hacen preguntas pertinentes y profundas en las cuales yo no había pensado y no se andan por las ramas.

Como todas las características físicas, también la belleza extrema puede ser una maldición, porque crea un prejuicio

La belleza ¿puede ser una maldición?

Como todas las características físicas, también la belleza extrema puede ser una maldición, porque crea un prejuicio. Se puede ser progresista y políticamente correcto cuando se quiere, pero el primer prejuicio que nos formamos sobre una persona tiene que ver con su aspecto físico. Nuestra sociedad nos ha enseñado a desconfiar de la belleza, a asociarla a la estupidez y a exaltar en cambio a quien cultiva sus propias virtudes intelectuales, como si ambas cosas no pudieran coexistir.

En su búsqueda de la verdadera Helena, ¿qué descubrió de los hombres que la rodean y que, hasta ahora, eran los protagonistas?

Mientras hablaba de Helena he tenido que reinventar de algún modo a los hombres que la rodean. En general, mi idea era que fueran ellos también prisioneros de las expectativas que la sociedad les impone.

Ya hemos dicho que es física, tengo entendido que prepara el doctorado en astrofísica… ¿Hay una relación entre su experiencia vital, su condición de científica y su vocación literaria?

Tengo un grado en Física y estoy preparando mi tesis en Astrofísica. Escribo desde pequeña, la pasión por la ciencia, sin embargo, ha empezado más tarde, en mi último año de bachillerato. He comenzado una carrera científica con la firme intención de no abandonar la escritura, y, de algún modo, el ambiente universitario me ha animado a ello. Ya no estaba en la escuela, donde los profesores se interesaban por mí y me instigaban a escribir, sino que ahora mi futuro dependía exclusivamente de mi fuerza de voluntad. Antes de Helena de Esparta solamente había escrito cuentos, pero el saber que mi destino estaba en mis manos me dio la determinación y la constancia necesarias para llevar a buen término este proyecto.

¿Cuáles son sus planes de futuro?

Soy una persona curiosa, y por tanto espero continuar explorando nuevas áreas de conocimiento y viajar. Seguramente siga escribiendo, estoy, de hecho, revisando mi segunda novela. Querría seguir dedicándome a la carrera académica, a mi blog y a mi revista literaria.

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.todoliteratura.es