Edición testing
29 de julio de 2021, 2:19:24
ENTREVISTAS


Entrevista a José María Plaza: “Los Beatles ya estaban prácticamente separados antes de aparecer Yoko Ono”

Autor de “Los Beatles y ellas”
Por Javier Velasco Oliaga

José María Plaza es un periodista y escritor muy singular. Ha ejercido el periodismo cultural gran parte de su trayectoria profesional y en los ratos libres ha escrito más de diez novelas, tanto para el público infantil y juvenil como para el adulto. Ahora nos sorprende con una biografía sobre The Beatles, donde fija su punto de atención sobre las mujeres que rodearon e influyeron a los componente del grupo de Liverpool.


Enamorado de la música de los Beatles, el autor burgalés ha escrito un libro donde explica la historia de estos cuatro genios que cambiaron el concepto de la música popular con su pop-rock de fuertes influencias americanas. Además, el libro contiene muchas ilustraciones creadas por Marta Ponce que dan una visión tremendamente pop de la vida del grupo. Diez años en los que transformaron y modernizaron la música. Los Beatles tuvieron una legión de seguidores y, sobre todo, seguidoras. No podemos olvidar que The Beatles visitaron España en el verano de 1965, sus paradas en Madrid y Barcelona aún las recuerdan aquellos jóvenes que les escucharon en el post-franquismo. En la entrevista, José María Plaza despliega su fino sentido del humor y nos cuenta muchos secretos del grupo que harán las delicias de los lectores.

“Los Beatles y ellas” es su último libro publicado. Han pasado cincuenta años desde la disolución del grupo. ¿Siguen siendo vigentes las canciones de The Beatles hoy en día?

Las canciones de los Beatles se han convertido, desde hace mucho tiempo, en temas clásicos que forman parte de la historia de la música. Todos recordamos algunos títulos, y tenemos nuestros favoritos. ‘Yesterday’, por ejemplo, sigue siendo la canción más versionada de la historia, aunque curiosamente el grupo no la veía como un tema de ellos, y la grabó Paul en solitario con un cuarteto de cuerda. En cuanto a la actualidad de los Betales, cada semana se publican noticias sobre ellos.

Cuando leí el título del libro supuse que le sobraba “una” ese al título. Siempre creía que eran los Beatles y ella, por Yoko Ono, al leerlo salí de mi error. Aun así, ¿fue la artista japonesa la causante real de la disolución del grupo?

Los Beatles ya estaban prácticamente separados antes de aparecer Yoko. La muerte de su mánager, Brian Epstein, el fin de las giras y el viaje a la India, que curiosamente no sirvió para unirlos sino para dispersarlos, contribuyeron a que estuviera cada vez más desunido y cada cual fuese a su aire. Empezó a notarse en la grabación del doble álbum blanco donde ya han perdido el espíritu de grupo. Cada uno se preocupa de sus canciones. Yoko posiblemente acelerará el proceso porque John, por sí mismo, era entre vago y cobarde para tomar esa decisión.

¿Se llevaron mal al final de su carrera?

Al principio era un grupo de buenos amigos que se lo pasaban bien, iban juntos a conciertos y estrenos, incluso de vacaciones; pero tras la India empezaron a surgir los problemas entre ellos, y se agudizaron más en los últimos años, cuando Apple Corps, la empresa que fundaron, tenía demasiadas pérdidas y amenazaba su economía. Entonces surgió el gran enfrentamiento entre Paul, que propugnaba al hermano de Linda, para que se encargara de los negocios de la empresa, y los otros tres que apoyaron a Allan Klein, el antiguo mánager de los Rolling Stones, que fue el elegido. Este enfrentamiento, con líos legales, marcaría el último año del grupo y el primero de la separación.

Encantador Paul, rebelde y pacifista John, independiente George… ¿Qué papel asumía Ringo Starr en el grupo?

Ringo Starr era el hombre tranquilo, el amigo de todos, el que generaba buen rollo en el grupo y el que nunca se enfadaba, hasta que se hartó de todos en la grabación del álbum blanco, los plantó y se fue a Cerdeña, donde compuso ‘Octopus Garden’. Desde un principio Ringo tuvo claro su papel secundario en el grupo, y también de que era un privilegiado, ya que habían llegado a los Beatles cuando empezaban a triunfar. Lo suyo era pasarlo bien y no generar problemas.

“Paul que fue el que luchó más por el grupo”

Yo soy más de George Harrison que del resto del grupo. ¿Cuál es su favorito?

En mi juventud también era de George, quizás para llamar la atención. Después de escribir el libro me decanto por Paul, que fue el que luchó más por el grupo, y una vez que murió Brian Epstein, Paul se encargaba de buscar nuevos proyectos que los mantuvieran unidos y era el que llevaba la iniciativa en casi todo, también en las grabaciones, lo que le causó problemas con el resto, sobre todo con George Harrison, que también se largó del estudio mientras preparaban un nuevo álbum.

¿Todo comenzó cuando escucharon el rock de Buddy Holly y otros músicos yankees como Chuck Berry o Ray Charles?

Todo comenzaría en Gran Bretaña a mediados de 1955, cuando se estrenó en la isla la película “Semillas de maldad’. Con ella entró el rock and roll en Europa. Los jóvenes descubrieron esa música, como una seña de identidad, y descubrieron a Elvis Presley, que marcaría a John y Paul. Después llegó el skiffle, que fue una verdadera locura en Inglaterra y surgieron miles de grupos de skifle, ya que para ese tipo de música, servía cualquier objeto doméstico que hiciera ruido como una tabla de lavar. Finalmente apareció Buddy Holly y los Crickets, y como digo en el libro, ‘fue como una invitación a participar en la fiesta’. Y los Beatles, que entonces se llamaban los Quarrymen, se animaron.

Los Grillos, los escarabajos – sin cambiamos en el nombre inglés del grupo una de las e por la a-. ¿Qué tenían estos músicos con los insectos? ¿Fueron una picadura mortal para la sociedad de la época?

El nombre de los Beetles (los escarabajos) lo eligió Stuart Sutcliffe, que era el bajista del grupo en Hamburgo, en homenaje a los Crickets (los Grillos); pero John Lennon hizo un cambio muy inteligente, y al poner esa ‘a’ se refería a lo beat, la música beat y la poesía de la beat generación (Allan Ginsbergs y sus compinches) que era muy queridos por John y por Paul.

En Hamburgo tocaban ocho horas diarias

Tuvieron escaso éxito en sus comienzos hasta que se fueron a Hamburgo a tocar en los clubs del Barrio Rojo. ¿Qué significó aquella huida a las devastadas tierras germánicas de la postguerra?

Lo significó todo para los Beatles. Se diría que ahí se hicieron hombres y músicos. Aquella experiencia les sirvió para aguantar después la locura de los tres años de beatlemanía por todo el mundo. En Hamburgo tocaban ocho horas diarias, tenían que alargar las canciones, improvisar y moverse a su aire en el escenario. Además, vivieron en el barrio más peligroso de Europa en aquel tiempo. Pero eran jóvenes y con ganas...

“Los años sesenta supone el descubrimiento y la irrupción en la sociedad de los jóvenes”

¿Cómo cambió el mundo con las canciones de The Beatles?

Hasta iniciarse los años sesenta no existían los jóvenes. Los niños crecían y pasaban directamente a pertenecer a mundo adulto. Es algo que ni siquiera se nos ocurre imaginar, pero así era. Los años sesenta supone el descubrimiento y la irrupción en la sociedad de los jóvenes, y la música tiene mucho que ver con ello. Especialmente, la música de los Beatles.

Giras interminables, grabaciones de discos continuas. ¿Qué cambió con su llegada a Estados Unidos?

Fueron tres años de auténtica locura. Nunca nadie había llegado tan lejos y tan rápido: en octubre de 1962 lanzan su primer sencillo, Love Me Do. Un año después, en el concierto del Palladium, estalla la beatlemanía como un fenómeno no sólo musical, sino social. Salen en las portadas de todos los periódicos. Y tres meses después, cuando estaban actuando en París, son número 1 en Estados Unidos, algo que no había logrado ningún grupo o cantante inglés. Inmediatamente son entrevistados en la TV americana ante 73 millones de personas, y a partir de ahí, todo ya se multiplica y hasta se desbordará. Tres años alrededor del mundo en los que no tuvieron tiempo ni de respirar.

Y en el 1965, tocaron en nuestra tierra. ¿Estaba la España franquista preparada para las melenas y el rock and roll?

Me temo que no. España seguía encerrada en sí misma, pero ya no tanto. La música despegaba con ilusión y alegría, surgían festivales y había buenos grupos y cantantes. La España oficial iba por un lado, y los jóvenes –aquí también aparecieron los jóvenes- por otro. Curiosamente, en las listas de éxitos, las versiones que hacían los Mustang de los Beatles llegaban más lejos que las originales. Claro que, por acuerdos con las discográficas, salían antes. El ‘Submarino amarillo’ de los Mustang fue todo un fenómeno.

Los Pekenikes y los Sírex fueron sus teloneros en las sendas plazas de toros de Madrid y Barcelona. Yo hubiese puesto a los Brincos. ¿Y usted?

Yo hubiera puesto a los Mustang, por lo que acabamos de contar; pero me gustaban los Brincos, el mejor grupo español en esos años. Algo que quizás no se recuerda es que el presentador del concierto de Madrid fue Torrebruno, y Alfredo Amestoy y las hermanas Hurtado les llevaron a los chicos de Liverpool a un tablao flamenco.

¿Qué le parecen sus películas?

Sus películas son muy de su tiempo. Hicieron cinco, pero habría que distinguir entre las dos primeras que son películas de ficción con un argumento loco; los dos documentales y la película de dibujos animados en la que ellos no tuvieron nada que ver, salvo la música. Son un gran material para el mundo beatle. El cine les gustó, y más adelante, tanto John como Ringo rodaron películas por su cuenta. Ah, y George Harrisson es el productor de ‘La vida de Brian’. Nada que ver con Brian Epstein, por supuesto. Tenía más que ver con Jesucristo.

Llegaron a su cénit y Lennon dijo que eran más famosos que Jesús. ¿Boutade o realidad?

Fue una frase sacada de contexto, como tantas veces ocurre en el periodismo. Lennon hablaba del escaso interés que empezaba a despertar la religión. Dijo que los Beatles eran más populares que Cristo, como pudo decir –y fue lo primero en lo que pensó- que la televisión era más popular que Jesús. Por otro parte, en Asia los Beatles eran muy conocidos, mientras que Jesucristo no tanto.

Yoko y Lennon hicieron un tratamiento muy complejo para superar el dolor de la infancia

Vayamos con las mujeres que les rodearon. Julia Lennon, una madre siempre ausente. ¿Eso forjó el carácter de John?

La madre de Lennon, tanto su temprana ausencia, como su descubrimiento en la adolescencia y su prematura muerte influyeron muchísimo en el carácter de John Lennon. De hecho, una vez que se separó de los Beatles, Yoko y él hicieron un tratamiento muy complejo para superar el dolor de la infancia. Julia no era una madre, sino una amiga enrollada, que fue quien le enseñó a tocar el ukelele, le compró la primera guitarra, compraba discos modernos para que escuchase John y sus amigos.

¿Compartieron muchas novias los integrantes del grupo?

Más que compartir, se sucedieron. En su adolescencia Paul, George y John tuvieron algunas novias comunes; al fin y al cabo vivían en el mismo barrio.

Y con otros artistas como The Rolling Stones e incluso con Eric Clapton.

Paul admiraba la elegancia de Marianne Faithfull, pero nunca salió con ella ya que estaba casada con el mejor amigo del hermano de su novia Jane Asher. Luego Marianne se fue con Mike Jagger. En cuanto a Clapton, todos sabemos que se enamoró locamente de Pattie Boyd, la mujer de Harrison, su mejor amigo, y que llegó a casarse con ella en una boda en la que George, por cierto, cantó. El mundo musical de Londres era reducido. Todos se conocían y eran amigos, como se cuenta ampliamente en el libro. Al fin y al cabo se titula ‘los Beatles y ellas’

¿Qué les impulsó a su época más transcendental en India?

La búsqueda de sí mismos. La tranquilidad de alma. La fórmula de la felicidad. Como a todos. Además, necesitaban parar, meditar y asimilar tras tres años imparables.

Los Beatles nos dieron el amor a la música

¿Qué papel jugaron las drogas en sus composiciones?

Fue Bob Dylan el que los inició, en 1964, en la marihuana cuando fue a visitarlos a su hotel de Nueva York. Después llegó el ácido, el LSD, que era algo nuevo y no estaba prohibido aún. Las drogas influyeron en su música. Rubber Soul es el álbum de la hierba y Revolver, el del ácido.

Para ir terminando, ¿cuál es para usted el mejor álbum de los Beatles?

Me lo he preguntado muchas veces y tenía dudas hasta que escribí el libro y me pasé seis meses escuchando sus canciones y las de los grupos de su tiempo. Para muchos el mejor suele ser Sgt Pepper o Revolver. Incluso el Blanco, que me convence menos. Para mí el mejor es el último, no Let It Be, que salió una vez que ya se habían separado, sino el último en grabar, Abbey Road: grandes títulos en la cara A, y una cara B que forma una unidad y es algo grandioso. Para su productor, George Martin, también su es su mejor trabajo

El libro cuenta con unas preciosas ilustraciones de Marta Ponce. ¿Cómo se decidió a incluirlas o fue decisión de la editorial?

Tenía claro, desde un principio, que no debía ser un libro más de los Beatles, como tantos otros, sino un libro distinto, un álbum ilustrado con esas ilustraciones un poco naif que tienen sabor a época. Buscaba una recreación artística de las imágenes, tan repetidas, de los Beatles, y Marta lo ha hecho muy bien.

¿Nos dieron los Beatles el amor que necesitábamos?

Nos dieron el amor a la música, y en la última canción que grabaron –The End-, un buen consejo: ‘Al final, el amor que das es el amor que recibes’. Nada nuevo, pero viene bien que nos lo recuerden.

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.todoliteratura.es