Edición testing
26 de octubre de 2021, 7:47:26
ACTUALIDAD


Cómo las plataformas digitales brindan nuevas oportunidades para escritores y profesionales

Amazon es considerado un ángel para los autores y un ‘ogro’ para los libreros
Por Evaristo Aguado

Vender libros en papel a través de Amazon está hoy en día al alcance de prácticamente cualquier escritor. El autor puede poner su obra a disposición del público en esta plataforma sin necesidad de tener un solo ejemplar impreso previamente. El sistema funciona de manera que, cada vez que se registra un pedido, Amazon encarga su impresión y envía el ejemplar al comprador. Es lo que se llama impresión bajo demanda y está dando alas a muchos de los escritores que no encuentran respaldo en las editoriales tradicionales.


Considerado por los libreros como el nuevo ‘ogro’ del sector, Amazon es, sin embargo, una gran oportunidad para escritores de todo el mundo que quieren publicar, promocionar y vender sus títulos, tanto para autores descartados por los grandes sellos editoriales, como para aquellos que simplemente prefieren tener el control de sus libros en todo momento.

Para la autora especializada en servicios editoriales de Letropía, Clara C. Scribá, Amazon presenta diferentes ventajas para los autores, entre las que destaca “un importante ahorro en los costes de impresión y evitar el pago por adelantado de un número determinado de copias que no se sabe de antemano si se van a vender o no”. Entre las desventajas, señala solamente una, y solo afecta a los ejemplares impresos: “la edición y la calidad de las cubiertas e interiores no son precisamente de alta gama sino de materiales que quizá un editor tradicional y cuidadoso no elegiría, de ahí que los costes se reduzcan”, concreta. Respecto al precio de cada publicación, es el autor quien lo define a partir de un mínimo. Aparte de los costes de impresión, Amazon se queda con el 60%, y el autor percibe un 35%, mientras que en las editoriales tradicionales esta cifra se reduce al 10% aproximadamente.

Desde la perspectiva de las librerías, la visión respecto al gigante del comercio electrónico es otra muy distinta. “Una cosa es el autor autopublicado que ha encontrado en Amazon una plataforma donde imprimir y distribuir el libro con coste prácticamente cero de esos procesos para él, otra cosa es la venta en esta plataforma de libros de editoriales, ese es el problema que tienen los libreros”, puntualiza la escritora. “A mí también me parece mal. No recomiendo comprar en Amazon libros disponibles en librerías, ya que muchas están haciendo el esfuerzo de aumentar su presencia online y puedes comprarlos en su tienda digital o en plataformas como todostuslibros.com”, argumenta Scribá.

Nuevos servicios y profesionales

Después del varapalo sufrido por las editoriales en abril de 2020, coincidiendo con la llegada del coronavirus poco antes del Día del Libro, la pandemia ha acelerado los cambios en el sector editorial.

El auge de la autopublicación de libros impresos, digitales e ebooks, tanto a través de Amazon como de otras plataformas digitales, trae consigo una expansión del mercado editorial al crecer la demanda de nuevos servicios y profesionales que hasta hace poco tiempo se circunscribían a las estructuras de las grandes editoriales. Con las últimas tecnologías, la omnipresencia de internet y las redes sociales en todos los ámbitos y las nuevas tendencias en marketing y comunicación, han surgido también nuevos perfiles y formatos en el sector del libro.

Un ejemplo son los booktubers o influencers de los libros. Se trata de creadores de contenido que realizan y publican vídeos relacionados con libros en Youtube o Instagram. Hacen referencia a libros de diferentes géneros en los que están especializados, interactúan directamente con los consumidores del vídeo y esta influencia es aprovechada por la industria editorial y los propios autores para promocionar sus publicaciones. Andreo Rowling, Iris de Asomo y Josu Diamond son algunos de los más conocidos.

Los booktrailers también son nuevos formatos audiovisuales de promoción de libros que se incorporan actualmente en las estrategias de marketing como una acción más. Se trata de pequeñas piezas de vídeo en las que trata de atraer la atención del público e impulsar el interés y la compra del mismo.

Contar con el apoyo de un agente facilita que una editorial grande se interese por tu libro

Los servicios específicos para autores que se autoeditan también tienen una importante demanda. Correctores de textos y traductores son algunos de los perfiles profesionales que integran este tipo de empresas, pero también mentores de escritores y lectores profesionales, que realizan informes de lectura de los manuscritos. Estas personas leen los textos y realizan un informe valorativo en el que evalúan si es publicable o no, cuál es su potencial en el mercado editorial. Muchos de estos profesionales trabajan como colaboradores, como ocurre frecuentemente con los diseñadores de las cubiertas y los maquetadores.

Muchos de los autores que quieren publicar su libro en Amazon KDP requieren de profesionales que se encarguen de realizar el proceso íntegramente, desde la corrección del manuscrito, la maquetación para la versión en papel y para el ebook, el diseño de la portada, la configuración de la cuenta en Amazon y toda la puesta a punto para tener el libro a la venta en la plataforma.

Los agentes literarios, que actúan como intermediarios entre el escritor y las editoriales para encontrar el mejor contrato de edición de la obra del autor, ya no son la única vía para acceder a los grandes sellos. Actualmente cualquier autor puede enviar su obra directamente a la mayoría de las editoriales, aunque Scribá puntualiza que “contar con el apoyo de un agente facilita que una editorial grande se interese por tu libro”, y recomienda pasar antes el manuscrito por un proceso de corrección profesional para maximizar sus posibilidades.

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.todoliteratura.es