Edición testing
17 de septiembre de 2021, 12:54:14
ENTREVISTAS


María Beatriz Muñoz. Granada en el corazón de una escritora exitosa

Por Luis Roncallo Fandiño

María Beatriz Muñoz, conocida como la Dama Oscura, es una escritora española de éxito, nacida en el corazón de Granada, la bella e histórica ciudad situada a los pies de Sierra Nevada, en el Sistema Bético, el más alto de la península Ibérica, en Andalucía oriental, al sur de España, que goza de unos de los mayores patrimonios culturales de este país, con la famosa Alhambra. El Generalife y el barrio del Albaicín, designados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.


Granada cuenta con una catedral renacentista cuya construcción fue iniciada en el siglo XVI. Muchos otros monumentos están regados a lo largo y ancho de la ciudad, conformando belleza histórica, conformada por fortalezas, palacios, iglesias, casas, edificios, conjuntos monumentales. Granada fue fundada por los romanos bajo el nombre de Illibris, tras la invasión musulmana, en el siglo VIII d.c., los árabes llamaron Granada. En la reconquista española, en 1492, los llamados Reyes Católicos tomaron posesión de la ciudad.

La admirable granadina

“En esta tierra gloriosa nació una admirable escritora a quien admiro profundamente, por su talento, belleza y singular carisma, en éstos últimos cinco años le ha llovido el éxito literario. María Beatriz Muñoz Ruiz nació en Granada, España, el 12 de setiembre de 1977. Titulada como Community manager y en diversos campos del Marketing digital. Es escritora, de novelas románticas, fundadora, directora y responsable de diseño y maquetación, de la Revista cultural One Stop. Que se caracteriza por difundir arte y cultura de forma gratuita”, quien relata esto es Carlos Javier Jarquín, en el marco de una entrevista hecha a María Beatriz.

Recorrido como escritora

“A mí siempre me ha gustado leer, cuando era pequeñita y mi madre me compraba algún cuento corto, antes de salir de la librería ya me lo había leído, pero me encantaba tenerlos y releerlos una y otra vez. Cuando yo era niña, no había internet, no podíamos descargar información ni leer ningún libro o revista digital, yo tenía que leer en libro físico, y por lo tanto, mi curiosidad y mi amor a los libros, hizo que mis padres se gastaran una cantidad considerable en libros”, nos cuenta María Beatriz sobre su vinculación a las letras.

“Pienso que un escritor, nace siendo escritor, solo que, quien lee y se atreve a dar el paso, descubre que puede hacerlo. Siempre he pensado que no encajo en este mundo insípido en el que nadie te mira a los ojos, en el que todo adquiere valor si se puede comprar con dinero. La gente no mira tu alma, mira tu billetera, tu ropa, tus posesiones materiales…

Yo siempre creo que he deseado escapar de esa realidad a través de los libros, y cuando descubrí que podía escribir y crear mi propia historia, supe que no podía dejar la escritura, para mí escribir es una necesidad enmascarada de hobby. Siento como si un mundo de sentimientos me ahogase y necesito sacarlos de mi interior a través de mis poemas o novelas.

Cada vez que termino un libro, me acuerdo de mi abuelo, él era quien siempre iba a comprarme los libros y compartía el amor a la lectura. Se fue hace años de este mundo, pero mi dolor sigue siendo el mismo, me habría gustado tenerlo conmigo cuando publiqué mi primer libro, cuando cree mi propia revista o con cada una de mis colaboraciones en revistas internacionales, pero con cada uno de mis logros, he mirado al cielo y le he lanzado un beso.

El mundo editorial es muy difícil; o aceptas colaborar económicamente o no tienes oportunidades de publicar con editoriales. Yo tengo dos de mis libros con la editorial Nido de letras, es pequeña y tiene muy pocos libros, pero el editor es un encanto y me ha ido bien con ellos. Los demás libros los he publicado con Amazon y la mayoría de ellos los ha corregido Mora Malú, correctora de One stop y subdirectora de la revista Pandemia, cultura contagiosa en la que colaboro con mi seudónimo de la Dama oscura en la sección de opinión y como M. Beatriz Muñoz en la sección de cine.

A lo largo de todos estos años he conocido muchos escritores que merecen ser promocionados y no encuentran el camino, de ahí mi proyecto de usar la página de YouTube de mi revista One stop para que hagan la presentación de sus libros, discos o arte”.

Un inusual cuestionario

La escritora María Beatriz Muñoz, responde un cuestionario de la Revista La Barca basado en algunos títulos de sus obras:

LB: ¿Puedes darme tres razones para tomar un café con la Dama Oscura?

MBM: La Dama oscura no juzga. La Dama oscura trasmite a los lectores lo que tú le cuentas. Y, por último, La Dama oscura no censura.

LB: ¿La hechicera que es oscura y se supone que siempre anda en la oscuridad por qué portaría un farol alumbrante?

MBM: El poemario Hechicera, que es un poemario de hechizos, ocultamente está dedicado a la Diosa Hekate, diosa de las encrucijadas, la portadora de la antorcha que da luz y alumbra el camino, ella es una Diosa oscura que ilumina.

Con la portada, quería transmitir que no debemos temer a la oscuridad, siempre hay una luz que alumbra y nos muestra el camino, por otro lado, pienso que la vida no es oscura o luminosa, todo el mundo posee sombras, es más, es necesario que todo el mundo tenga sombras, porque si no existieran las sombras no existiría la luz.

LB: ¿Qué te haría romper el espeso silencio y con qué lo cortarías?

MBM: Mi poemario Silencio, fue escrito durante los comienzos de esta pandemia, cuanto el mundo entero se quedó en silencio y todos estábamos confinados dejando a la Tierra respirar. Fueron momentos muy duros, el miedo, la incertidumbre, el no poder ver a tus seres queridos y temer que les sucediera algo. Recuerdo aquellos días con mucha tristeza y recuerdo que ese silencio se rompía todos los días a las ocho de la tarde cuando la gente salía a sus balcones a aplaudir a los sanitarios y a todos los que no habían dejado de trabajar por pertenecer a servicios esenciales.

Yo ya rompí ese silencio, y fue con un aplauso por los que a pesar de estar tan aterrados como yo, salían cada día para que el mundo se sintiera seguro. Y desde aquí me gustaría dar las gracias de nuevo a sanitarios, policía, personal de supermercados, limpiadores, personal de los servicios funerarios y todos los que estaban ahí en esos momentos tan duros.

LB: ¿Crees en serio que una mujer puede ser atrapada por sorpresa?

MBM: Pues sinceramente, no, pero te aseguro que una mujer siempre es atrapada por sorpresa por el amor. Muchas mujeres nunca buscamos enamorarnos, amamos nuestra libertad, nuestra independencia y nuestra soledad, pero entonces, aparece algo que no habíamos planeado, el amor, esa persona que no encaja con nosotras pero que sin embargo es perfecto, entonces sí que se nos atrapa por sorpresa.

LB: ¿Amanecer amargo por un café cerrero y espeso, adobado con jugo de limón sin azúcar?

MBM; Yo prefiero el capuchino, con dos cucharaditas de azúcar, y mis amaneceres madrugadores, jajajaja, odio madrugar por el hecho de que me encanta trasnochar, son las mejores horas para escribir.

Pero Amanecer amargo lo escribí cuando creíamos todos que la pandemia había terminado, este poemario comenzó siendo un Amanecer, para convertirse en Amanecer amargo. La esperanza con la que comencé escribiéndolo, fue apagándose poco a poco por las altas cifras que comenzaron a verse una vez terminado el verano y de nuevo el confinamiento al que nos vimos obligados.

Cuando pienso en este poemario, se me vienen a la cabeza imágenes de niños con mirada triste, entrando a los colegios con la incertidumbre de lo que iba a suceder, treinta niños por aula, sin quitarse las mascarillas para nada y aislados por clases en el patio para crear lo que se llama clases burbujas. Recuerdo que mi hijo no quería entrar al servicio en el colegio por miedo a contagiarse, recuerdo que cada mañana les tomaba la temperatura antes de salir de casa, recuerdo sus silencios y esos amaneceres amargos de camino al cole. En mi poemario Amanecer amargo, eché de menos ese silencio, porque los tenía protegidos en casa, pero la vida debe seguir, y ahora, ya casi terminando el curso, me pareció una decisión acertada, ya que, aunque nos costase adaptarnos a esa nueva normalidad, ellos necesitaban relacionarse y salir.

LB: ¿Eres fuego o agua? ¿Necesitas el fuego para apagar el agua o el agua para sofocar el fuego?

MBM: Soy las dos cosas, todo el mundo tiene los dos extremos, pero muchos se empeñan en ocultarlos, yo no. Soy agua y fuego, agua en mis momentos de calma, esos momentos en los que respiro profundamente y doy gracias por la vida, esos momentos en los que me paseo descalza y siento la tierra bajo mis pies, en los que el aire mueve libremente mi melena y me siento parte de la naturaleza. Por otro lado, también soy fuego cuando alguna injusticia me cabrea, cuando alguien es cruel o cuando tocan a mis hijos. No soy una madre que se quede callada cuando los dañan, soy justa y la que más los fuerza a dar lo mejor, pero una loba protegiéndolos.

También soy fuego cuando se me presenta un reto, entonces siempre digo “No debe ser tan difícil de hacer, voy a hacerlo y lo voy a hacer bien”

LB: ¿Eres tu la reina del fuego o juegas a ser princesa de la candela?

MBM: Soy princesa exteriormente, ya que según mi aspecto físico parezco alguien delicada y dulce, pero, sin embargo, por dentro soy fuego y ese fuego lo expreso normalmente escribiendo. Mi niña me compara siempre con campanilla, soy una dulce hada, pero cuando me cabreo, se me pone la cara colorada de ira y soy capaz de mover montañas.

Me encanta hacer el tonto, disfrutar de mis pocas y selectivas amigas, y digo pocas porque soy muy exigente, no me gustan los grupos de amigos numerosos, es más, mis amigas no se conocen entre ellas y son totalmente distintas. Puede que sea porque soy un poco camaleónica y versátil, quizás por eso creé La Dama oscura, Mora Malú me dio la oportunidad en su revista Argentina Pandemia, cultura contagiosa, de escribir sin censura, de ser políticamente incorrecta y poder criticar y dar mi opinión sobre temas en los que la romántica y dulce M. Beatriz Muñoz no cuadraba.

LB: ¿Vuelas con alas prestadas?

MBM: Siempre, mis alas son los libros, los que me elevan de este mundo y me hacen libre. Son los libros con los que sueño con otro mundo mejor que este en el que no haya odio ni guerras, en el que los malos siempre pierdan y el dinero no exista. Son los libros los que me trasladan a otra época y me hacen viajar en el tiempo.

LB: ¿Eres cazadora de demonios o has sido cazada por ellos?

MBM: Empecé cazando demonios hasta que me dí cuenta que los demonios no eran tan malos, ellos muestran su verdadero rostro, de los que debemos tener cuidado son de aquellos que se creen mejores y más buenos, pero en realidad son peores que los demonios.

LB: ¿Puedes hacer magia en las sombras o las sombras son mágicas?

MBM: La magia, por desgracia se hace siempre en las sombras, muchos se ocuparon de ello cuando quemaron a miles de mujeres acusadas de brujería, mujeres sabias que poseían conocimientos que se perdieron por miedo a que sus descendientes fueran acusadas también de brujería.

Por eso creo que amamos la noche aún más, porque la luna ilumina esa magia que quiso ser silenciada.

LB: ¿Al decír Mía reafirmas que te perteneces o que eres dueña de otra?

MBM; En mis novelas, las protagonistas son de fuerte carácter, siempre se pertenecen a ellas mismas, y si se dejan atrapar es porque ellas quieren, crean un falso control en los hombres, pero las que controlan los hilos son ellas. Siempre me pertenezco, todas las mujeres se pertenecen, simplemente dejan que el hombre crea otra cosa con la intención de controlarlo.

LB: ¿Quien es María Beatriz Muñoz, mirándose ella misma a su espejo vital?

MBM: M. Beatriz Muñoz es una persona soñadora, inconformista, aunque no lo parezca. Es una persona que se adapta a cualquier entorno social, pero cuando elige sus momentos, elige solo a la gente con la que se encuentra cómoda. Es una persona muy intuitiva que detecta como es la gente, una persona tranquila a simple vista y ansiosa en su interior.

  1. Beatriz Muñoz tiene sus días y sus momentos, como todo el mundo, pero nunca permite que su estado afecte a sus hijos o a su entorno, solo cuando su ansiedad rebosa y no puede ocultarla, es cuando los demás se dan cuenta de que necesitaba un abrazo.Su mundo interior es tan complicado y tan simple que es difícil de comprender por otros.

Fragmentos de algunas de sus obras:

- Hechicera, de La dama oscura:

poema Murmuradora

Serpiente de tres cabezas

envuelve la lengua

de aquella que me desprecia.

Con una de sus cabezas

haz que mire hacia otro lado

y su maldad se pierda

en un páramo oscuro

atrapada en el espeso humo

de las tinieblas.

Con su segunda cabeza

atrapa el odio que me profesa

y húndelo en las profundas arenas.

Y con su tercera cabeza

muerde su corazón con fuerza

y haz que sienta el veneno

que ella misma arrojó

contra personas buenas,

honestas…

- Poemario Amanecer amargo

Si el barco se hunde, rema,

si nadie te salva,

no esperes, nada.

Si lloras,

baila, aunque no tengas ganas.

Sonríe,

a pesar de sentir desesperanza.

Si los pies te pesan,

anda,

si el miedo te persigue,

no apartes tu mirada,

no pienses qué será mañana,

oculta la incertidumbre,

porque todo es distinto

desde aquella balada con la que bailabas

hasta que el sol amanecía

y la luz no hacía falta.

Aquel mundo se ha ido,

se han perdido los sueños

desapareciendo poco a poco

en el olvido del alba.

No permitas que muera la sonrisa,

no asesines la esperanza,

no dejes dormir al amor

ni te resignes a que parta.

Frase e la novela Atrapada por sorpresa:

No estaba preparado para decir nada, y ella tampoco lo estaba para aceptar nada que él le propusiese. Ambos callaron, y aquel sentimiento se hundió en el mar junto con el sol y quedó guardado dentro de los dos.

Frase de la novela Magia en las sombras

No podía creer que mi mejor amiga se hubiese ido para siempre, pero así era, me había dejado sola. Mi única familia era ella… y ahora no tenía nada.

Algunas de sus obras

La rosa perfecta. Sabores del desierto. Mis pequeñas poesías, Magia en las sombras, Secretos en la nieve, Los hermanos piratas, Cuando el destino nos unió, Mía, Alas Prestadas, Atrapada por sorpresa, Amanecer amargo, Maldición de una bruja, Un café con la Dama Oscura, Hechicera, Cazadora de Demonios, Silencio, Atrapada por sorpresa, Agua y fuego, La reina del Fuego. También ha participado en diversas antologías de relatos y poesía y colaboradora en muchas revistas. Sus obras tienen una difusión importante a nivel mundial y ella se resguarda en su casa y en su interior.

Sobre el entrevistador: Luis Roncallo Fandiño

  • Director de la revista La Barca, comunicador social periodista con más de 40 años de experiencia, exdirector de Comunicaciones de Aguas de Barcelona en Colombia. Exdirector de comunicaciones de IME Marine Group of Company de Panamá, Secretario de Gabinete y comunicaciones de la Gobernación de Bolívar y de la Alcaldía Distrital de Cartagena de Indias. Exdirector de Comunicaciones del grupo Colombo Español Naunet. Conferencista, escritor, poeta e historiador.

Puedes comprar sus libros en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.todoliteratura.es