Edición testing
21 de octubre de 2021, 20:36:12
ENTREVISTAS


Entrevista a Jose Torresma:Durante la estancia en la Ciudad de las Estrellas se me cumplieron muchos sueños. La vida te brinda multitud de cosas inesperadas

Autor de “Aventuras y desventuras de un actor en Los Ángeles”
Por Javier Velasco Oliaga

Jose Torresma es un actor balear de proyección internacional que en un momento dado de su vida decidió ir a estudiar interpretación a Estados Unidos. Su experiencia nos la cuenta en el libro “Aventuras y desventuras de un actor en Los Ángeles” con un lenguaje sencillo y atractivo, con un ritmo vertiginoso que hace que el lector se sienta atrapado por las experiencias del actor.


En Los Ángeles, Jose Torresma se prepararía para dar un salto cualitativo en su profesión, pero no fue nada fácil. Para sobrevivir, tuvo que desempeñar varios trabajos que no tenían nada que ver con su carrera. Se suele decir que en Hollywood y en Los Ángeles todos los camareros son actores. Probablemente sea una exageración, pero se ajusta mucho a la realidad. Jose aprovechó aquellos tres años de formación en América para experimentar el estilo de vida de los americanos y tuvo oportunidad de vivir momentos sorprendentes que el lector podrá conocer durante la lectura del libro. El actor nos desvela en la entrevista alguno de los sucesos que vivió en la Meca del Cine.

Acaba de publicar su primer libro “Aventuras y desventuras de un actor en Los Ángeles”. ¿Cómo surgió la idea de contar su vida en la meca del cine?

Pues surgió durante la pandemia. Al tener más tiempo libre me planteé contar lo que me había sucedido durante esos tres años en Los Ángeles. Realmente sentía que tenía que relatar lo que me pasó porque era como si hubiera vivido una película de ficción. Debo reconocer que tuve miedo y respeto antes de empezar a enfrentarme a la hoja en blanco, a revivir en primera persona ese viaje, pero valió la pena. Fue terapéutico.

¿Qué fue más aventura, irse a estudiar a Los Ángeles o escribir el libro?

Por supuesto y sin ningún género de dudas, irme a Los Ángeles, aunque debo decir que la escritura del libro ha sido una pequeña aventura divertida y edificante.

¿Cuánto tiempo ha tardado en escribir sus recuerdos americanos?

Ha sido un proceso bastante rápido, tan sólo un mes y medio. Pero no porque tuviera ninguna prisa por terminarlo sino porque tenía claro lo que quería relatar y cómo hacerlo.

¿Ha dejado alguno en el tintero?

Efectivamente, he dejado algunos, sobre todo porque eran más delicados hacerlos públicos y no me quería arriesgar por las posibles consecuencias.

En el libro, percibimos que por los temas más personales ha pasado un poco de puntilla. ¿Siente pudor en contar su intimidad?

No, para nada, más que pudor es por respeto a las personas que están involucradas en esas historias y por mantener esa zona de confidencialidad.

En el libro relato el cómo y por qué se decidió viajar a estudiar a Los Ángeles, una ciudad muy cara para vivir. ¿Aún más caras eran las otras opciones?

Si, así es. La opción de viajar a Nueva York era sumamente más cara, por tanto no me lo planteé mucho a la hora de viajar a la Meca del Cine.

¿Sintió que no estaba valorado en su país o, simplemente, quería un cambio de aires?

Ambas cosas, no me sentía valorado en mi país y necesitaba cambiar de aires. Aunque como cuento en el libro fue un cúmulo de razones, tanto personales como profesionales.

¿Fue su periplo la certidumbre de que los sueños a veces se cumplen?

Por supuesto, no tengo ninguna duda. Durante la estancia en la Ciudad de las Estrellas se me cumplieron muchos sueños, pequeños sueños, sueños medianos incluso grandes sueños. La vida te brinda multitud de cosas inesperadas. Por eso la realidad supera a la ficción.

Como apunta en su libro, ¿todo sucedepor algo?

Ese es mi pensamiento. El universo es muy sabio. Yo creo en la causalidad, no en la casualidad. La razón por la que ocurren las cosas en nuestra vida es para que aprendamos determinadas lecciones que nos servirán para evolucionar como almas y como personas. Somos almas que estamos viviendo una experiencia humana.

¿Qué sintió al llegar a Hollywood?

Primero emoción, mucha excitación. Era lo que más había deseado desde que era pequeño. Después sentí decepción. Pero tanto un sentimiento como otro son extraordinarios para absorber un aprendizaje vital de valor incalculable.

¿Cuáles fueron los principales problemas a los que se enfrentó?

Acceder a un trabajo cuando no tienes visado de trabajo, el nivel de vida que es muy caro, el conseguir el visado profesional de actor para trabajar legalmente en EEUU... etc.

“Cuando la vida te pone al límite, es cuando tu instinto de supervivencia se desarrolla a la máxima potencia”

¿Es el instinto de supervivencia infinito para el ser humano?

Yo creo que sí. Lo he padecido en mis propias carnes. Pero eso es maravilloso porque es ahí cuando llegas a conocerte a ti mismo realmente. Lo que eres capaz de hacer sobre todo cuando estás solo, lejos de tu familia y amigos. Cuando la vida te pone al límite, es cuando tu instinto de supervivencia se desarrolla a la máxima potencia.

Encontrarse con Clint Eastwood por la calle y a otros muchos famosos actores, ¿qué supuso para usted?

Un sueño cumplido. Cuando durante tu infancia y juventud creces con las películas de leyendas vivientes como Clint Eastwood y de pronto un día tienes la oportunidad de conversar con él es algo indescriptible. Creo que esa noche no pude conciliar el sueño de la felicidad que tenía.

¿Son esos actores accesibles para el común de los ciudadanos?

Sí, lo son. Debo decir que las estrellas de Hollywood que conocí pude hablar con total normalidad. Debo decir que incluso les hizo mucha ilusión que les reconociera y les dijera que venía de España. Con Mathew Modine estuve hablando unos 45 minutos. Aunque es cierto que la gente americana no suele decirles nada. Otro de los actores que me encontré en un centro comercial, Liev Schreiber, no lo reconoció nadie excepto yo, me pareció algo muy curioso, la verdad.

Yo creo que muchas personas tienen ese sexto sentido pero no lo saben, hasta que “viven” una experiencia de ese tipo

Hay dos temas que trata en libro y que me han sorprendido y, hasta cierto punto, extrañado. El primero es su afición por lo paranormal. ¿Es usted una persona sensitiva o lo somos todos, pero no lo sabemos?

Mi afición por lo paranormal viene a raíz de una experiencia que tuve hace muchos años. Descubrí que tenía esa capacidad extrasensorial, lo que llamamos el sexto sentido. Yo creo que muchas personas tienen ese sexto sentido pero no lo saben, hasta que “viven” una experiencia de ese tipo, y allí todo cambia. Yo he conocido a personas que son “médiums” pero que han preferido no seguir ese camino, y desarrollar ese aptitud porque no les ha apetecido.

¿Qué tiene de mágico San Diego?

Tiene todo. Está considerada una de las ciudades más encantadas de EEUU, es por ello, que me animé a indagar mucho más. Se produjeron muchas ejecuciones públicas en los orígenes del condado de San Diego. No es de extrañar que la actividad paranormal sea manifiestamente alta.

La segunda cuestión es su experiencia en la Iglesia de la Cienciología. ¿Religión o negocio?

Más bien lo segundo. Yo creo que es una organización disfrazada de religión. Te das cuenta cuando estás dentro. Los cursos de realización personal son el camino para seguir “creciendo” dentro de su Iglesia, con una estructura piramidal.

¿Cómo le presionaron en dicha iglesia?

Esto lo relato en el libro. Lo hacen de una forma sutil pero muy efectiva. Intentando hacerte ver que ellos tienen razón y que tú estás equivocado.

Por lo que cuenta, en Estados Unidos ligar va muy unido a la posición económica que se tiene. ¿Es una sociedad demasiado materialista?

Si, lo es mucho, La cultura americana se basa en el dinero, el éxito y la posición social que conlleva una buena calidad de vida. El capitalismo más agresivo lo tiene este país. Es otra de mis grandes decepciones. La persona vale lo que tiene y lo que consigue, económicamente hablando.

El capitalismo más agresivo lo tiene Estados Unidos. Es otra de mis grandes decepciones

Cuenta alguna experiencia sobre su labor de actor en Los Ángeles. ¿Se le trató con respeto aun siendo hispano?

Sí, siempre con mucho respeto. Los americanos son muy educados y respetuosos. Mi experiencia ha sido muy gratificante trabajando con ellos. Son muy trabajadores, dispuestos a ayudar si lo necesitas y muy profesionales. No he tenido ningún problema en absoluto en ese aspecto.

¿Cuál es la característica más importante de la industria cinematográfica americana?

La profesionalidad, la rapidez en pagarte, son muy puntuales y que, además, pagan mucho mejor que en España.

¿Cuándo se lo pasó mejor actuando, en el teatro o en el cine?

La verdad es que en ambos. En el teatro fue una experiencia más intensa que en cine. Pero las disfruté ambas de distinta forma. Tuve la oportunidad de trabajar con profesionales tanto en teatro como en cine y fue maravilloso. Siempre aprendes mucho, especialmente el reto que supone trabajar en un idioma que no es el propio.

Después de tres años, tuvo que regresar a Mallorca. ¿Volverá a intentar ir a USA?

Regresaría para trabajar en Norteamérica, sin lugar a dudas, si les interesa contratarme para algún proyecto, pero volver a intentar lo que hice, de la misma forma, no lo haría. Creo que ya tuve la enseñanza vital y profesional que necesitaba y que me ha servido en mi carrera profesional para seguir adelante.

¿Cuáles son sus planes par el futuro?

He participado en un largometraje documental que se presentará en diferentes Festivales de Cine. Ahora estoy con unas piezas de Microteatro y sigo con la promoción de mi libro que se alargará hasta el próximo año. Me han ofrecido participar en otro proyecto del que no puedo hablar.

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.todoliteratura.es