Edición testing
17 de mayo de 2022, 2:57:28
NOVELA HISTÓRICA


Las doce mejores novelas históricas del 2021

Por Javier Velasco Oliaga

El año 2021 ha sido un buen año para la novela histórica. Después de un aciago 2020 por culpa de la pandemia y del retraso que sufrieron la publicación de numerosos libros, en este ejercicio volvemos a recuperar la normalidad con un montón de buenos libros de temática histórica. Como siempre, la elección de las obras ha sido difícil por la calidad de los títulos publicados, hemos tenido que aumentar en dos novelas la clasificación que teníamos previsto, pero creo que ha merecido la pena. Usted, querido lector, juzgará si hemos acertado, errado o nos hemos quedado en tierra de nadie.


Para comenzar, resaltar la pujanza de las mujeres escritoras durante este año. Los dos primeros puestos se los llevan dos autoras allende nuestras fronteras. Una escribe desde la verde Irlanda del Norte y la otra desde los Alpes húngaros. La mejor novela histórica del año salió de la pluma de Maggie O´Farrell y es la increíble “Hamnet”. La escritora británica nos lleva hasta finales del siglo XVI a la pequeña población de Stratford, allí partiendo de la historia familiar de Shakespeare construye una sólida narración de cómo un determinado suceso inspiró a Shakespeare para escribir Hamlet. O´Farrell hace una recreación magistral de la época, uniendo realidad con ficción donde el insigne escritor británico está presente en todas y cada una de las páginas, pero no aparece nunca. ¿Contrasentido? No, lean la novela y lo comprenderán. No se la pueden perder.

El segundo puesto es para “Resurrecta” de la escritora hispano-húngara Vic Echegoyen. En la novela se narra el terremoto de Lisboa de 1755 desde diferentes puntos de vista, según los protagonistas de una novela muy coral, y minuto a minuto. Son, en total, seis horas y cuarto en las que la autora nos lleva a los puntos más candentes de la ciudad donde podemos apreciar las diferentes actitudes de muchos personajes lisboetas, unos trabajando por el beneficio de la destruida ciudad y otros intentando sacar partido personal. Vic con un lenguaje muy rico, sin utilizar un solo adjetivo en toda la novela, reconstruye a todo color dichos sucesos. Como dice Iñaki Ezkerra, probablemente el mejor crítico literario del país, en su última reseña en El Correo, “la novela es un alegato a favor de la civilización y de la capacidad del ser humano para sobreponerse a las adversidades”. Vic Echegoyen continúa evolucionando de manera firme y ha sabido dar una nueva vuelta de tuerca desde su anterior novela, que declaramos la mejor del 2020, y nos ha regalado otra obra imprescindible y originalísima que ningún buen lector deberá perderse.

El tercer lugar es para “Spiculus”, del neófito Juan Tranche. Una sorprendente novela de romanos donde los gladiadores son los protagonistas. Dos jóvenes amigos de diferente condición social se unen por el arte de la lucha en la arena del circo. Tranche nos describe ese mundo del que se han hecho muchas aproximaciones no muy reales. El autor nos descubre que lo que nos ha llegado es más mito que realidad. Su primera novela, además de ser muy entretenida, es muy rigurosa. Miedo me da pensar hasta dónde podrá llegar este escritor, que ya está preparando su segunda obra y con la que estoy seguro nos sorprenderá. Un escritor a tener en cuenta desde ya. La siguiente posición es para “Rey don Pedro”, del escritor madrileño Julio Castedo. Un autor de gran calidad estilística que en esta ocasión nos lleva hasta el reinado de Pedro I, el Cruel para unos, el Justiciero para otros. Con un comienzo, sin duda, el más espectacular del año con el de Ferrándiz, nos cuenta la historia del hijo de Alfonso XI en primera persona desde el momento mismo de su muerte. Si les he dejado intrigados, no se pierdan la novela que tiene además el plus de no sobrepasar las 300 páginas. ¡Cuántos escritores de novela histórica deberían de aprender de él!

La quinta posición es para “La cuarta bestia”, del escritor jienense Luis Miguel Sánchez Tostado. Una novela que podría estar por derecho propio en nuestra clasificación de novela negra, pero he preferido incluirla en esta clasificación porque nos da una lección de cómo se puede mixtificar una narración en dos ámbitos temporales muy diferentes: el presente, donde el autor se incluye como personaje e investiga los hechos ocurridos hace más de un siglo, y el pasado, donde nos traslada a comienzos del siglo XX. Narración ágil y muy original donde nos cuenta unos macabros hechos sucedidos en la localidad de Locubín. Hechos que llegarían hasta el mismo consejo de ministros de Alfonso XIII, por aquellos años menor de edad todavía. El escritor tiene un gran manejo de las dos épocas y sabe mantener la intriga de unos acontecimientos conocidos de manera espectacular. Una novela totalmente bestial y no cómo otras. El sexto lugar lo ocupa “El prisionero de Annual” de Alfonso Basallo. La novela narra en primera persona el confinamiento del sargento Basallo, abuelo del escritor aragonés, después de haber sido hecho prisionero en Annual. Este año se cumple el centenario de aquella catastrófica guerra y tal efeméride ha pasado bastante desapercibida a nivel oficial, no así a título personal de algún periodista radiofónico. Parece que no nos gusta recordar nuestras derrotas, pero los héroes que sufrieron aquella trágica jornada y que padecieron el martirio de ser hechos prisioneros se merecían un homenaje por todo lo alto. Otras novelas como “Fuego sobre Igueriben”, de David Gómez tratan esa funesta batalla y también se merecía estar en este listado, pero lamentablemente no caben todas las buenas novelas. Alfonso Basallo cuenta de manera descarnada y minuciosa la peripecia de su abuelo, en algunas ocasiones se nos encoge el estómago por el sufrimiento de aquellas personas que tuvieron que sufrir lo indecible y fueron totalmente abandonados por las autoridades del país. Estas dos novelas sobre la guerra del Rif se merecen una atenta lectura de todo buen amante de la historia y, por supuesto, de la novela histórica.

El juicio del agua”, del escritor alicantino Juan Francisco Ferrándiz, se sitúa en la séptima posición. Tengo el convencimiento que este autor no está reconocido como debería por los críticos. Su novela fechada en el siglo XII cuenta la vida de un abogado de aquella época que aprende leyes con los mejores de aquel tiempo y en diferentes lugares. En la novela nos encontraremos muchas aventuras, acción, traiciones, misterio, amor y un comienzo, probablemente el más impactante del año, sólo por eso no deberían perderse la lectura de esta monumental novela. La octava posición es para “Noticias del gran mundo”, de la escritora de Missouri Paulette Jiles. La autora nos narra una hermosa historia de amistad entre dos seres desarraigados del Salvaje Oeste americano. Además, hace una incursión al mundo de la prensa de mediados del siglo XIX, después de la Guerra de Secesión americana. Su portentosa pluma describe cómo era la vida en aquellos años y se muestra firme cuando describe a los protagonistas, tanto física como psicológicamente. Una novela que el aficionado al Oeste americano no debería perderse.

La novena posición es para “La reina sola”, de Jorge Molist. He de reconocer que siento debilidad por el autor barcelonés y por sus sagas históricas. Siempre me hace estremecer lo que cuenta, cómo lo cuenta y la pasión que pone en dar a conocer la historia de Aragón en el siglo XIII. La odisea de la reina Constanza de Sicilia después de quedar viuda, el valor del gran militar Roger de Flor o las andanzas de los almogávares por todo el Mediterráneo son los principales ejes de una novela que engancha al lector desde la primera página y que nos hace viajar por nuestro mar que ya no era de los romanos sino de los aragoneses. Un pecado perderse la lectura de esta novela donde la reina no está tan sola como titula el autor porque la acompañamos la legión de lectores que disfrutamos con esta historia. De Luis Zueco podría decir lo mismo que de Molist. Siempre me enganchan sus historias. En esta ocasión, su “El cirujano de almas” es una soberbia novela que nos lleva a conocer los inicios de la cirugía. Novela también viajera, nos lleva desde Bilbao a Cádiz, pasando por Barcelona, Madrid y Bailén. El protagonista es un joven cirujano que pasa mil y una peripecias para convertirse en lo que realmente quiere ser. Emoción, tramas que se cruzan, un misterio bastante oscuro y mucha acción es lo que nos encontraremos en esta novela que ocupa la décima posición.

Finalizando nuestro listado, nos encontramos en undécimo lugar a “Las armas de la luz”, del pacense Jesús Sánchez Adalid, que en esta ocasión nos cuenta una historia de comienzos del segundo milenio. Una novela de frontera en plena Reconquista justo en el momento en que Almanzor está a punto de morir, y donde el autor describe de manera brillante el mundo medieval tanto de las ciudades como de los cenobios de las grandes órdenes. Esa cultura monacal se refleja en las relaciones de los monjes con los nobles y que varían según las ciudades en las que se detiene Sánchez Adalid. Un enorme friso de la época más oscura de nuestra historia, pero que de la mano del escritor de Villanueva de la Serena se convierte en un daguerrotipo a todo color de una época en la que sabe unir personajes históricos con otros de ficción. Terminamos nuestra lista con dos obras que se hacen con la décimo segunda posición ex aqueo –que ganas tenía de utilizar esta palabra-. Las obras son “Portosanto, el enigma de Colón”, de Rodrigo Costoya y “Lordemano”, de José Zoilo. Ambos escritores, todavía jóvenes, se me antojan que son el futuro de nuestra novela histórica. Sus libros están preñados de aventuras increíbles, narran sus historias con fluidez y rigurosidad y tienen eso que conocemos como “ángel”. Qué mejor manera de acabar que con unos autores tan cargados de futuro por los cuatro costados, aunque también podría añadirse que para ellos el “futuro es hoy” porque ya son una realidad que han conseguido cuantos galardones a los que se han presentado. No puede haber mejor final. Disfruten estas recomendaciones, estoy seguro que me lo agradecerán.

Clasificación:

1. "Hamnet", de Maggie O´Farrell

2. "Resurrecta", de Vic Echegoyen

3. "Spiculus", de Juan Tranche

4. "Rey don Pedro", de Julio Castedo

5. "La cuarta bestia", de Luis Miguel Sánchez Tostado

6. "El prisionero de Annual", de Alfonso Basallo

7. "El juicio del agua", de Juan Francisco Ferrándiz

8. "Noticias del gran mundo", de Paulette Jiles

9. "La reina sola", de Jorge Molist

10. "El cirujano de almas", de Luis Zueco

11. "Las armas de la luz", de Jesús Sánchez Adalid

12. "Portosanto, el enigma de Colón", de Rodrigo Costoya

12. "Lordemano", de José Zoilo

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2022   |  www.todoliteratura.es