Edición testing
28 de mayo de 2022, 18:40:31
ENTREVISTAS

Entrevista a Vicente Barberá

"Poetas en el Ateneo": el ciclo de poesía creado por Vicente Barberá llega a su fin

Por Isabel Alamar

Vicente Barberá nos cuenta en esta maravillosa entrevista por qué creó el Ciclo de Poesía titulado “Poetas en el Ateneo” en el Ateneo Mercantil de Valencia en noviembre de 2015, en qué ha consistido exactamente este y todo lo que ha supuesto para él, en particular, y para todos, en general; también cómo tras cuarenta sesiones y más de seis años de duración (en los que se ha presentado a poetas relevantes) llega a su fin el próximo lunes 24 de enero de 2022, día en el que se clausurará este ciclo con un acto muy especial, en el que intervendrán grandes personalidades de las Letras como Juan Luis Bedins (presidente de CLAVE) y Rafael Soler, pero no sin antes presentarnos a un último y querido poeta como es Antonio Mayor.


¿Qué es Poetas en el Ateneo?

Un ciclo en el que presento a poetas preferentemente nacidos o con referencias a la Comunidad Valenciana para darlos a conocer como personas y como escritores, con toda la problemática que ello comporta.

¿Cómo diste con la idea de iniciar un ciclo de estas características?

Porque me aburría y me aburro mucho en los recitales. En secreto te puedo decir que casi los odio a pesar de que son necesarios para dar a conocer los poemarios. ¿Te imaginas lo agradable que sería escribir y escribir y que sean los demás los que se encarguen de comprar y leer? Sé que es una utopía y por ello prefiero presentar a los amigos.

¿Cuéntanos cómo es una sesión cualquiera de este ciclo?

En POETAS EN EL ATENEO, presento a otros poetas y hablamos de sus cosas y de su trabajo literario. No se trata de un recital rutinario en el que los asistentes son sólo poetas y muchas veces sufridos espectadores pasivos que esperan que finalice el acto y saludar al poeta para que se percate de su asistencia. Tampoco un homenaje, ya que los homenajes suenan a final de algo. Por el contrario, se trata de un acto interactivo en el que los asistentes no tienen por qué ser exclusivamente poetas sino todos aquellos que quieren conocer y entrar en el complicado mundo de la poesía. Así que se persigue la participación del público y que la dinámica del acto permita intercalar actividades no rutinarias como la proyección de fotografías del poeta, recitar algunos de sus poemas por el público, proyectar vídeos y hasta escuchar música, aunque siempre con la intención de resaltar la personalidad del poeta y conocer su actividad literaria, anécdotas y aquellos aspectos que quiera resaltar.

¿En qué fecha más o menos comenzó todo?

Podemos decir que yo ingresé en el gremio de los poetas una vez jubilado. Desde entonces, la felicidad y la poesía llenan mi vida. Pienso que me sería muy difícil vivir sin estos dos ingredientes. Por ello alguien dice que soy un poeta tardío. A partir de 2010 con el grupo de “El Limonero de Homero” empecé a participar en numerosas presentaciones dentro y fuera de Valencia, con o sin música, en recitales colectivos en beneficio de instituciones caritativas, etc., y me di cuenta de lo aburrido que resultaban para el público, especialmente para los que no se consideraban poetas. Por ello, en noviembre de 2015 me decidí a iniciar un proyecto, que titulé POETAS EN EL ATENEO, con el objeto de dar a conocer la obra de poetas relevantes por su producción literaria y su trayectoria. Tuve la suerte de contar con la aprobación del Ateneo Mercantil de Valencia y de empezar con la presentación de Ricardo Bellveser como primer invitado. Luego siguieron Jaime Siles, Guillermo Carnero, Pedro J. de la Peña, Vicente Gallego y un largo etc., de grandes poetas que merecen todos un puesto destacado en el mundo literario nacional e incluso internacional.

¿Y por qué se cierra el ciclo? ¿Ya no quedan más poetas importantes?

Por supuesto que sí. Valencia está llena de grandes poetas (hombres y mujeres) que merecen aparecer en primer lugar y participar en el ciclo. Pero la primera presentación fue en noviembre de 2015 y la última será el 24 de los corrientes. Y ya no puedo más como en la canción de Camilo Sesto. Son más de cinco años con una pandemia de por medio y el trabajo de preparación ha sido muy duro. Ten en cuenta que han colaborado fotógrafos, cronistas, lectores de poemas…, y que hay que confeccionar carteles, dípticos, hacer publicidad y procurar que no se moleste alguien si no es invitado a participar. Obviamente he encontrado ayuda, pero la mayoría de colaboradores abandonaban en algún momento y tenía que suplirlos de algún modo. Y no me estoy quejando. En el ciclo han colaborado especialmente José Luis Vila, fotógrafo, Virgilio Fuero, Antonio Mayor, Blas Muñoz, María Teresa Espasa, Pascual Casañ, Magda Villarroya, Félix Molina y José Antonio Olmedo. Carmen de Rosa, presidenta del Ateneo y Vicente Bosch, directivo, fueron piezas imprescindibles prestando todo el apoyo de la institución con una generosidad encomiable

Ofrécenos algunos datos.

Cuarenta sesiones de más de una hora y media de duración cada una, varias crónicas en versión normal y reducida para la revista del Ateneo, 400 poemas, más de 1.500 fotos, confección de carteles, dípticos, anuncios, publicidad en FB y en mi blog de poesía, comunicado a cientos de interesados a través del e-mail, atención especial a los invitados, búsqueda de lectores y rapsodas para los poemas… Todo esto había que gestionarlo para cada sesión bajo mi absoluta responsabilidad.

Confiésanos, ¿alguien en todo este tiempo se ha negado a participar?

Yo soy el primer extrañado de que todas las personas que fueron invitadas aceptaran y solo en 4 casos hubo dificultades que lo impidieron: dos por causa de la pandemia y el miedo al contagio, una por la necesidad de acudir a un congreso en la fecha acordada y la cuarta, por tratarse de un poeta muy conocido que vive en Madrid y necesitaba volver a casa antes de las 10, cosa que resultaba imposible dado que las sesiones se solían prolongar hasta más allá de las 8 de la tarde y no le daba tiempo. Tuve mucha suerte.

Y cómo piensas terminar el ciclo.

Ha habido alguna resistencia a que lo hiciera, pero sin un equipo consistente este trabajo resulta muy penoso para mí. Tomada la decisión pensé que sería bueno aprovechar la sesión del próximo 24 de este mes de enero de 2022 y cerrar el ciclo con la intervención especial de Rafael Soler y Juan Luis Bedins. Al final se proyectará un vídeo-síntesis con la relación de las personas que lo han hecho posible y un reportaje fotográfico de las sesiones.

VICENTE BARBERÁ

Maestro, Director Escolar, Profesor de Educación Secundaria, Inspec­tor de Educación, Profesor de Universidad y Doctor en Ciencias de la Educación por la Universidad Autónoma de Barcelona, desempe­ñando su labor docente en Castellón, Valencia y Barcelona. Ha sido Inspector Jefe, Subdirector de Educación, Alto Inspector y Agregado de Educación en Suiza, Liechtenstein y Austria. Ha organizado y sido ponente en numerosos congresos nacionales e internacionales.

En 1998 organizó y presidió el XXXIII Coloquio de Inspectores Euro­peos de Educación y en 2003 se le incluyó entre las 100 personas más destacadas en el campo de la enseñanza y del mundo político-cultural.

Ha impartido cursos y conferencias en las Universidades de Guana­juato, Morelos, Michoacán, Puebla y UNAM, todas ellas de México.

Ha escrito unos 40 libros. Actualmente imparte cursos sobre la felici­dad y ha creado el ciclo Poetas en el Ateneo.

Algunos de sus libros son: La responsabilidad (2001), Puedes ser feliz si te lo propones (2009), De amor y sombras (2014), Ensayo para un concierto y otros sonetos (2016), Flor en el agua (2018), Después del amor (2018), Pautas para ser feliz (2019), Lucas Luna (2019), Oscura y clara luz (2020), Ese malbendito amor (2020) y Cuaderno de soledades (2021). Además, ha participado en los cinco ejemplares publicados como miembro del grupo literario El Limonero de Homero (2010, 2011, 2012, 2017 y 2021).

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2022   |  www.todoliteratura.es