Edición testing
19 de julio de 2019, 10:11:10
ENTREVISTAS


Entrevista a Anna Grau, autora de "De cómo la CIA eliminó a Carrero Blanco y nos metió en Irak"

"La muerte de Carrero Blanco a Estados Unidos le podía perjudicar"

Por Javier Velasco Oliaga

Anna Grau es una excelente periodista y escritora con muchas horas de vuelo. De cómo la CIA eliminó a Carrero Blanco y nos metió en Irak, que ha publicado Ediciones Destino, es una buena muestra de lo que es un libro sobre periodismo de investigación. Un libro trufado de documentos que confirman lo que cuenta en él, pero también lo que no cuenta.


En España no se suelen hacer libros de este tipo, es pues un texto al estilo americano, de los grandes maestros del periodismo de investigación. En la entrevista, Anna Grau cuenta como pergeñó el libro y las innumerables fuentes que ha tenido que utilizar. Es una obra, como dice ella, de ida y vuelta, de España a Estado Unidos y al revés. Las anécdotas de los servicios americanos de inteligencia son escalofriantes. Ofrecer unas medias de seda a Carmen Polo, esposa del dictador, no se le puede ocurrir más que a un cómico surrealista, sin embargo los espías americanos son así. Anna, corresponsal del diario ABC en Nueva York, conoce los entresijos de los servicios secretos y de la política americana. Su libro, escrito de manera amena pero rigurosa, rezuma el buen hacer de una periodista de raza.

¿Cuánto tiempo te ha costado documentar el libro?
El libro es un trabajo de dos años. De dos años de trabajo directo. Es un libro sobre la relación España - Estados Unidos. Se podría titular en cierto modo, historia del anti americanismo en España.

En cuanto a la documentación, ¿te has basado en documentación desclasificada de la CIA?

En Estados Unidos, periódicamente, se desclasifican documentos y pasan de ser inaccesibles a ser accesibles siempre y cuando sabes que lo son y sabes la carpeta donde están. Tienes que pedirlos de la manera adecuada y debes seguir una serie de pasos que muchas veces recuerdan a jugar al gato y al ratón. Es decir, el documento está ahí, pero te lo esconden todo lo que pueden. Es una lucha para obtener los documentos y por abrirte camino.


Cómo es eso. Los desclasifican, los vuelven a ocultar... ¿A qué se debe esto?

Puede ser por varias razones. Por ejemplo, yo detecté las negociaciones por los convenios de las bases. A medida que pasa el tiempo, las cosas más o menos van saliendo y el grado de secreto se rebaja y de pronto me encontré que en 2003 habían vuelto a clasificar una cantidad importante de documentos sobre los convenios de las bases. Era el año de la guerra de Irak. Puede ser porque temieran que eso perjudicara de alguna manera a algo o a alguien. Siempre que declaran algo secreto la razón es que no hacerlo pone en peligro la seguridad.


Pero luego son un poco chapuceros...

Yo dedico un capítulo del libro a la historia de la CIA para que la gente se dé cuenta de hasta qué punto la comunidad de inteligencia americana es un atajo de incompetentes, por decirlo amablemente. Ahora parece que con lo de Bin Laden se han rehabilitado, pero no. Primero, somos unos cuantos que no creemos que nos hayan dicho la verdad. La operación, militarmente está muy bien ejecutada, pero cómo llegan ellos a saber que Bin Laden está ahí... no se lo cree nadie, que sea una investigación. O ha sido un chivatazo o ha sido pura chiripa.


Ellos dicen que le han matado y han hecho desaparecer el cuerpo de una forma muy rocambolesca. Tirarlo en medio del mar no tiene mucho sentido ¿no?

Esa reliquia es una bomba en sí misma. Ese cuerpo, donde lo lleves explota. Arabia Saudí no quería hacerse cargo del cuerpo.


¿Y llevárselo a Estados Unidos?

Allí ni siquiera se han atrevido a juzgar a los causantes del 11-S.


¿Qué interés tenía la CIA para asesinar a Carrero Blanco?

Absolutamente ninguno. Tenía interés en que esto no ocurriera, porque la muerte de Carrero Blanco, a Estados Unidos le podía perjudicar. Confiaban en una transición ordenada: La muerte de Franco, el príncipe se haría cargo, España se normalizaría, entraría en la Unión Europea, en la OTAN y aquí paz y después gloria. La muerte de Carrero Blanco rompe todos los planes. No está justificada por nada, porque ni Carrero se oponía a que las bases siguieran en España, ni les había creado ningún problema. Se produce ese atentado insólito e inesperado, nunca del todo explicado ni aclarado -lo mató E.T.A. por supuesto- No se depuraron responsabilidades políticas de cómo es que el presidente del gobierno no estaba mejor protegido cuando había indicios de que podían secuestrarle.


Es que estaba muy mal protegido.

Claro. Entonces todas las familias franquistas del momento ganan algo con Carrero Blanco. Yo creo que la insistencia en la mano negra americana, en parte es paranoia de algunas personas, pero en otras yo creo que esconde un no querer hurgar en posibles responsabilidades, por lo menos pasivas, ante un atentado que se ha embellecido mucho históricamente, pero que tiene un balance poco positivo: franquismo ya no hay, pero E.T.A. sí.


¿Cómo valoras que el culpable de ese atentado, que sería Arias Navarro, en vez de echarle del gobierno, ya que era ministro de gobernación, le hicieran presidente del gobierno?

Es una magnífica pregunta, que yo también me hago, porque sería un responsable político, no digo de ninguna manera que Arias Navarro participara, pero él era el responsable de la seguridad. El servicio de información de Carrero Blanco había detectado un posible interés de ETA en secuestrarle y se lo dijeron a Arias y éste como mucho le pone un guardaespaldas más, no extremó la seguridad. Esto, en un gobierno normal, se paga con la dimisión. A él, en vez de la dimisión le dieron el cargo del muerto. Se pueden sacar unas cuantas conclusiones.


A mi entender, más involucionista que Carrero Blanco, porque era monárquico, no había puesto ninguna pega a la democratización ni a los Estados Unidos.

Carrero no era un entusiasta de la democracia, pero tenía muy asimilado que después de Franco venía don Juan carlos y ¡chim pum! Y ya está. Yo creo que aquí ha habido una gran idealización de lo que pasó, una gran mitificación y que en realidad es posible que ese atentado, no sólo no desatascara la transición, sino que estuviera a punto de bloquearla o de complicarla un poco.


Yo creo que la complicó un poco, porque la asociación de partidos iba para delante y Carlos Arias Navarro la frenó.

Carlos Arias Navarro, cuando llega al gobierno, lo primero que hace es echar al coronel San Martín, que era el protegido de Carrero Blanco, el que había detectado que podían secuestrarle y el que calmó los ánimos después de los atentados. No pasó nada, pero pudo pasar de todo, con lo cual, yo creo que sí que hay unas manos negras, por lo menos y no solo americanas, no hay que irse tan lejos.


Otro tema polémico es el 23 F. ¿La CIA tuvo algo que ver? O, como otras tesis apuntan, ¿fue un auto golpe de la monarquía?

Yo creo que se repite la pauta del atentado de Carrero Blanco. La única diferencia es que sí que creo que los americanos eran conscientes de que en España había malestar. Inestabilidad, tensión...bueno, esto todo el mundo lo sabía. Esto no significa que sean cómplices del golpe ni que les haga gracia. Yo, todos los papeles que he encontrado, no les implican. Creo que la mano negra americana es una forma fantástica de distraer la atención.


¿En qué cosas no se ahonda lo suficiente?

Siempre se ha dirigido la mirada a los conspiradores directos. Todo el mundo quiere saber quién era el elefante blanco, quién era la autoridad militar competente. A mí me interesaba más saber en qué andaban los presuntos demócratas de la época y porqué a tanta gente en ese momento le parecía normal un cuartelazo para poner orden, y se considera una opción más que todo el mundo tuvo en algún momento encima de la mesa, incluido el PSOE, incluidos los comunistas, es decir, no solo los de derechas,. Hay actitudes muy pasivas. En el libro saco documentos de entrevistas del embajador Todman y de otros colaboradores suyos, personas del PSOE, del PC, de la UCD de la época, después del golpe y es lamentable. Con qué tranquilidad prescinden de mecanismos democráticos: el PSOE propone abolir la guardia civil ¡así, sin más! Enrique Múgica, militante del PSOE, proponía cerrar todos los periódicos. Dos militantes del PNV, proponen eliminar a los etarras duros de la banda llegado el momento. Todo el mundo, al parecer, veía normal que en la democraciahubiera estas posibilidades. A mí me gusta mucho el libro de Javier Cercas. Dice una cosa que es verdad, todo el mundo recuerda haber visto a Tejero tomando el Congreso. Realmente el atentado se vivió en la radio en directo y todos se escondieron bajo tierra, nadie se echó a la calle, como que lo veían normal, bueno, seudo normal.


En tu libro, también hablas del espionaje norteamericano en España durante la segunda guerra mundial. A qué jugaban, ¿a que España no entrase con Alemania, a que apoyase a los británicos? ¿A qué?

Jugaban a enterarse de lo que pasaba. Tenían absolutamente claro que la actitud del gobierno franquista ante el Eje era ambigua y que España era una plataforma impresionante de espías a favor de Alemania. Desde esta plataforma saltaban incluso a los Estados Unidos; había células falangistas que pasaban información de movimientos americanos al Eje.


El cambio de ser pro nazis a luego ser pro británicos, ¿lo provocaron los americanos?

No. No creo que tuvieran la capacidad de provocarlo. Hombres de la OSS -la antesala de la CIA- la CIA no existía todavía- a uno le tuvieron que echar porque tuvo la brillante idea de tratar de reclutar a la mujer de Franco como informante ¡a cambio de regalarle unas medias de seda!


Antes has mencionado las células falangistas enNueva York. ¿Has sacado algo del caso Galíndez?

Sí. Hay un capítulo entero del caso Galíndez.


¿Cuál es tu teoría?

Jesús Galíndez es un personaje que mucha gente conoce en España a través de la novela, magnífica, de Manuel Vázquez Montalbán. Es un personaje un tanto ambiguo que por un lado era un luchador antifranquista, pero por otro lado se le acusa de delatar a comunistas a la CIA. Mi información no dice eso. Dice que fue informante y analista del FBI, que no de la CIA, pero que desempeñó esta tarea con una gran honestidad y que si tenía alguna queja de los comunistas, la tenía ideológicamente y sinceramente. No le gustaba el componente represivo que él había vivido en la retaguardia de la guerra civil. Yo creo que su asesinato se ha intentado presentar como un vodevil pasional, porque Galíndez saca a la luz chismes de alcoba del dictador Trujillo.


Yo creo que lo que le lleva en realidad a la muerte son sus análisis para el FBI, que ponen en peligro y, de hecho, acabarán provocando que Estados Unidos deje caer a Trujillo, y creo que se tomaron muy en serio en Santo Domingo el peligro de los análisis de Galíndez. Creo que eso explica más su asesinato que lo otro.


Puede comprar el libro en:

IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión Logo FNAC 
120x60

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es