Edición testing
17 de octubre de 2021, 4:48:52
ENTREVISTAS


Entrevista a Jorge Franco, autor de "El mundo de afuera"

“La violencia que hemos padecido en Medellín durante décadas ha hecho que la presencia del padre sea fugaz y casi invisible"
Por Felipe Velasco

El viernes pasado salió a la venta El mundo de afuera de Jorge Franco, novela galardonada con el premio Alfaguara 2014. Este libro nos relata la historia de un secuestro en Medellín antes del gran auge del narcotráfico.


La idea de esta novela surgió de las vivencias del autor en su infancia debido a la gran curiosidad que albergaba hacia un vecindario en el que vivía gente rica. Dicha curiosidad persistió durante décadas y ha terminado dando forma a esta novela. “Hace cinco años que quería contar esta historia, quería recuperar la sensación de volver a ser un niño en una Medellín en la que la población no lo pasaba tan mal como en los años posteriores”, relata Jorge Franco.

“Ya que en los años posteriores surgió la enorme escalada de violencia. El auge de esa violencia fue en los 80, llegando a su clímax a principios de los 90 con la fuga de Escobar y su posterior muerte. Pese a esto, poco antes, en el año 75, cuando yo vivía allí, ya se veían brotes de la presencia del narcotráfico: coches último modelo, entierros con mariachis, construcciones estrambóticas… lo que luego culminaría unos cinco o seis años más tarde en la Medellín que ocupaba las páginas de sucesos”.

Pero… ¿Se convierte el libro en un homenaje a Medellín? Respondiendo a esta pregunta, Jorge Franco opina que “esa Medellín no volverá, el cambio fue radical. La ciudad dio un vuelco y comenzó a caer hasta tocar fondo y desmoronarse del todo. Después se comenzó a reflexionar y parece que se hizo bien. Hoy en día apunta más a la educación y la cultura para llenar ese vacío, aunque lo que no se ha conseguido es la erradicación de la mentalidad de dinero fácil, lo que será casi imposible mientras siga el narcotráfico. El poder que da ese dinero no tiene límites y corrompe hasta lo más alto”.

En cuanto a la estructura de El mundo de afuera, el autor nos comenta que “Va saliendo sola de esta manera, trato de imaginar una estructura al comienzo y la pruebo como hasta la página 50. Una vez que tengo la estructura que quiero, la sigo a lo largo de toda la novela, aunque no siga la estructura cronológica de los hechos.” De este modo, Jorge salta en los tiempos porque le ayuda a que cada una de las líneas se alimente a las otras: “el pasado le da fuerza al presente, y así puedo relacionar -por ejemplo- cómo son los personajes y cómo fueron en su juventud, para mostrar que los personajes no cambian de un día para otro”.


Otra de las preguntas que nos respondió Jorge Franco fue la de cómo ha sido pasar de una literatura centrada en lo femenino (como es la de sus dos libros anteriores) a un libro prácticamente monopolizado por hombres. Su respuesta fue que sus dos novelas anteriores eran de universos femeninos y quiso probarse como escritor, por lo que ésta novela la centró en un hombre. Aunque reconoce que tuvo que luchar mucho para que ellas no se apropiaran de esta novela.

A su vez, la historia que se narra en esta novela está basada en hechos reales, los cuales tienen relación con su familia: “Mi suegro es sobrino nieto de don Diego. Su familia, sobre todo el hermano de mi suegro (quien convivió con Diego en Europa), me contó que él era un bohemio, como casi todos los jóvenes con dinero en Europa en esa época”.

En relación con la familia, hay que destacar que tiene una fuerte presencia en la novela. “La familia es un elemento muy cultural y es el elemento más fuerte de esta región, lo que más nos identifica. Aunque la mayoría de sus connotaciones sean negativas, ya que muchas de las familias se vuelven pequeños infiernos de los que al final no podemos ni queremos salir”, afirma Jorge.

Además, “la violencia que hemos padecido durante décadas ha hecho que la presencia del padre sea fugaz y casi invisible, por lo que todo en la familia se va dirigiendo hacia lo femenino”. El autor asocia esto último a que la mayoría de los niños son de padre desconocido o de un padre que se ha ido, que fue asesinado… por lo que la mujer terminaba siendo quien sacaba adelante a todos. Así, Jorge remarca que “eso es por lo que el mundo del que vengo es eminentemente femenino: la mujer es quien tira de todo”.

En cuanto a los autores que más le han influido, destaca que le gusta mucho la literatura norteamericana. “Me gusta mucho Faulkner, creo que lo he leído en su totalidad; Capote, quien creo que es de los mejores en mezclar la realidad y ficción en ese trabajo compuesto de periodismo y narrativa, Cormac McCarthy…”. En cuanto a los latinoamericanos destaca a Borges y a García Márquez. Y en relación a los escritores españoles, destaca a Juan Marsé: “Me encantan sus personajes femeninos y la relación que describe entre madres e hijos”.

Una vez que hayan leído todo esto igual se preguntan, al igual que nosotros, ¿en qué género encajaría esta novela? Porque tiene de todo: histórica, biográfica, fantástica, género negro… Según Jorge Franco, “Yo traté de pasear al lector por una serie de sentimientos que predominan en la vida real; que sienta, se ría, se estremezca, que llore… Más que catalogarlo en un género, me interesa más sacudir al lector, no hay más ambición. De eso se encargará la crítica literaria. Personalmente, me encanta que la novela sea un género tan amplio. Y al lector también.”

Puede comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.todoliteratura.es