Edición testing
11 de agosto de 2020, 15:50:17
NOVELA NEGRA


Los suecos Erik Axl Sund arrasan con "Persona", el inicio de la trilogía "Los rostros de Victoria Bergman"



En "Persona" de Erik Axl Sund encontrarás psicoanálisis, locura, crímenes, niños extraños, escenarios enfermizos y el amor por encima de todo... Una historia sobre cómo el ser humano puede ser un monstruo, pero también sobre cómo, con empeño, finalmente sobrevivimos a la barbarie. Un fenómeno internacional vendido a 38 editoriales de todo el mundo.



Desde la saga Millenium de Stieg Larsson, la literatura negra y criminal sueca no conseguía exportar una trilogía que despertara un furor parecido al de Los rostros de Victoria Bergman, nombre genérico que engloba el ciclo compuesto por Persona, Trauma y Catarsis. La chispa prendió en el mercado interior, donde vendió 250.000 ejemplares y obtuvo el Premio Especial 2012 de la Academia Sueca de Escritores de Género Negro, cuyos miembros destacaron «el psicoanálisis hipnóticamente cautivador en forma de novela negra».

Seguidamente, el dueto que se esconde tras el pseudónimo Erik Axl Sund vio cómo la trilogía alcanzaba en Alemania el millón de ejemplares, permaneciendo la primera entrega hasta 22 semanas en el top 10 del periódico Der Spiegel y alcanzando las dos siguientes el primer puesto de la lista. La carrera triunfal proseguiría en Francia con más de 100.000 ejemplares vendidos y con su desembarco en las listas de bestsellers de Croacia, República Checa, Dinamarca, Estonia, Eslovaquia y Rusia.

Hasta un total de 38 sellos de todo el mundo se han hecho con los derechos de traducción, incluyendo el Reino Unido, Estados Unidos, Corea y China, donde está prevista su publicación de forma inminente. A todo esto debe sumarse la venta de los derechos televisivos a los Tomorrow Studios de Hollywood con el propósito de filmar una serie con Marty Adelstein (Prison Break) como productor ejecutivo y Michael London (Sideways, Milk) como productor.

El cadáver de un chico es descubierto entre unos arbustos colindantes a una boca de metro, muy cerca de la Escuela de Magisterio de Estocolmo. Lo más chocante es que el cuerpo aparece momificado, con síntomas de haberse conservado durante mucho tiempo en un lugar seco, con marcas de latigazos en la espalda y de pinchazos de jeringuillas en los brazos, además de ablación de los órganos genitales. La policía Jeanette Kihlberg se encarga de la investigación de un caso que, a la crudeza extrema de sus características, ve añadida la dificultad derivada de no poder identificar a la víctima. Con la ayuda de su compañero Hurtig y del médico forense Ivo Andric, la detective comenzará centrándose en los registros de violencia sexual y juvenil, no tardando en toparse con obstáculos imprevistos. El fiscal Von Kwist parece tener interés en boicotear sus avances y alguien dentro del cuerpo está filtrando información clasificada a los medios de comunicación. La posibilidad de que un sádico asesino con una fijación por los menores ande suelto por la capital sueca se revela factible cuando en la isla de Svartsjö aparece sobre un embarcadero un segundo cuerpo con signos también de violencia extrema; el cuerpo pertenece esta vez a un joven bielorruso fugado de un campo de refugiados.

El avance del caso pone a Kihlberg en contacto con la psicoterapeuta Sofia Zetterlund, especializada en el tratamiento de traumas infantiles y que pasa por un momento de fuerte inestabilidad emocional. Por un lado está atendiendo a Samuel Bai, un niño soldado de Sierra Leona que le trae recuerdos de un episodio angustioso que padeció en sus propias carnes durante un viaje a África, y por otro ve crecer su obsesión por una paciente llamada Victoria Bergman, una mujer de mediana edad con un pasado muy tenebroso a la que empezó a ayudar diez años atrás y que continúa siendo un misterio indescifrable que la ronda como un fantasma. Ambas mujeres trabajarán codo con codo en la captura del culpable o culpables de tan espantosas muertes, en un proceso que las forzará a encarar el lado más oscuro del género humano y a explorar rincones muy desestabilizadores de su propio interior.

Erik Axl Sund es el pseudónimo del tándem formado por los escritores suecos Jerker Eriksson (Gävle, 1974) y Håkan Axlander Sundquist (Linköping, 1965). Håkan es ingeniero de sonido, músico y artista. Ha participado en más de medio centenar de exposiciones a lo largo y ancho de Escandinavia y a principios del año 2000 realizó un tour por Europa del Este con su banda iloveyoubaby! Actualmente vive en Estocolmo. Jerker fue productor de la banda de electropunk de Håkan y ha desempañado trabajos como conserje, estibador, encargado de almacén y bibliotecario en una prisión. También reside en la capital sueca. Persona supuso el debut literario de ambos y en 2014 arrancaron con la primera entrega (Cuerpos de cristal) de una nueva trilogía (Melancolía), cuyo segundo volumen aparecerá este mismo año en el mercado sueco.

Puedes comprar el libro en:

IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión Logo FNAC 
120x60
Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.todoliteratura.es