Edición testing
22 de febrero de 2020, 5:01:00
ENTREVISTAS


Entrevista a Luis Cerezo, autor de “EO”

“Me interesa el mundo que se termina, lo que se acaba”

Por Javier Velasco Oliaga


Luis Cerezo es un escritor extremadamente peculiar. Su primera novela “EO” lo demuestra ya que la historia que cuenta es sorprendente y muy atractiva. Un elefante de circo se pierde en una ciudad española. Un niño lo encuentra y desde ese momento comienzan a sucederle sucesos sorprendentes, siempre con una emotividad a flor de piel a la que el lector no puede sustraerse.



Nos encontramos con el autor en la cafetería de un céntrico hotel capitalino. Su estampa con un parche en su ojo derecho nos retrae a tiempos pretéritos, a tiempos de capa y espada donde algún lance fortuito haría que se perdiera algún ojo. Se lo pregunto, pero su respuesta es de lo más normal. El ojo se está recuperando de un problema y en breve se lo quitará, aún así su imagen es de otros tiempos donde la aventura era el norte de la existencia de ciertos personajes.

Antes que escritor, ha sido músico, una de sus pasiones. “Me fui de casa a los 15 años. Estuve tocando el piano en innumerables cruceros y componiendo canciones”, recuerda sin deje de amargura. Después estuvo trabajando como guionista y director en series de televisión mexicana y de películas –Náufragos- que fue un auténtico desastre, según él mismo confiesa. También ha dedicado su tiempo como guionista de publicidad hasta que un día pensó “que tenía que volver a mis orígenes”, señala este original escritor barcelonés.

“En un momento dado, me planté, quería volver a mis tiempos de adolescente donde era un lector empedernido. Tenía que recuperar la inocencia, la ilusión por vivir. Y, de repente, me vino la idea de EO. Escribí la primera idea en tan sólo una semana, sin plantearme absolutamente nada, sólo disfrutando. Una historia hecha para que la puedan leer mis hijos”, así explica Luis Cerezo el germen de su novela para adultos que se lee como si fuera un niño. En esa semana le dio a la novela su forma final. Lo que después hizo fue pulirlo. “He sido muy cuidadoso con el estilo y podría decir que muy puntilloso con el resultado final”, puntualiza.

La idea partió del mundo del circo. “Es un mundo que se acaba”, reconoce y añade “me interesa el mundo que se termina”. El circo es un mundo que se acaba, que languidece de pueblo en pueblo, moviendo una caravana donde los animales, antaño salvajes, conviven con los humanos. “Recuerdo que mi amigo Luis Raluy –director de circo- tenía un rinoceronte en su casa. Él me explicó muchas cosas sobre este mundo, visitar su caravana, con fotos por todas las paredes, es como revivir un mundo lleno de magia que se acaba”, dice el incipiente escritor, aunque ya con catorce años no paraba de rellenar cuadernos como sus pensamientos y experiencias.

EO trata sobre las limitaciones que nos imponemos las personas. “La escribí para ayudar a las personas a afrontar el mundo y a descubrir cuál es la limitación de cada uno”, reflexiona. Ese elefante al que el protagonista bautiza como EO pertenece a un mundo que se acaba. Se acaba el mundo salvaje e inhóspito, pero también se están acabando los sueños, la poesía y la inocencia y se está sustituyendo por un mundo “más controlado y organizado donde lo lógico y lo racional se van haciendo fuertes”, expone.

La novela también habla del ecologismo y de la cultura. “Tenemos miles de años de tradición que se están perdiendo. La culpa la tiene la globalización que está haciendo tabla rasa y está destruyendo nuestro pasado y nuestra historia”, manifiesta con fruición. Por eso, reivindica la recuperación de nuestra memoria y se muestra contrario contra la industria, de todo tipo, que intenta alienarnos.

Para Luis Cerezo, Pedro, el niño protagonista, es un héroe, “alguien que se enfrenta a sí mismo, que es vulnerable pero trata de superar sus miedos, en un mundo lleno, precisamente, de lo contrario, de anti héroes, que no tienen un yo definido y tienen que manipular a los demás para subsanarlo” comenta y pone como ejemplo a Hitler como podría poner de ejemplo a miles de políticos.

“Trato de personas desubicadas”, revela. Personas que subsisten de manera heroica en un mundo materialista, pero esas personas existen aunque pueda parecer lo contrario. Pedro es un adolescente desubicado que encuentra en Eo una tabla de salvación. “El libro está bastante documentado. El recorrido que hacen los dos lo puede hacer realmente un elefante; para documentarme visité Mérida y vi que un elefante podría pasar desapercibido cerca del rio. Es una historia sencilla que puede ser posible”, advierte.

Aunque pueda ser posible, la historia tiene un tono de fantasía. Como lo tienen las historias de Tolkien, C. S. Lewis, Chejov o Mark Twain. Autores a los que admira y en los que se mira como lo hace en la novela El perfume de Patrick Süskind. Para Luis Cerezo, como para estos autores, “la vida es una aventura en la que aprendemos a vivir y hasta que no seamos viejos no sabremos si realmente lo hemos aprendido”, declara y añade “para vivir algunas veces tenemos que pasar miedo. Yo sé lo que es el miedo. He vivido con miedo en un barco, he sentido miedo a la pobreza. Y es bueno haberse enfrentado al miedo y haberlo superado. Lo cual te da el verdadero sentido de la vida. Si no has vivido problemas o dificultades, te pierdes algo muy importante, ese algo es el significado de la vida.”

EO es un canto a la amistad, no sólo entre humanos, sino con animales, que nos dejará huella y nos hará cambiar la visión del mundo. EO es un libro de un escritor que tiene la rara habilidad de tocar nuestra fibra sensible, que nos hace llorar, emocionarnos y reír. Un libro que nos devuelve las ganas de soñar un mundo mejor donde la amistad y el compañerismo vencen al egoísmo y a la sinrazón.


Puedes comprar el libro en:


IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión Logo FNAC 
120x60
Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.todoliteratura.es