Edición testing
20 de septiembre de 2020, 18:25:15
ENTREVISTAS


Entrevista a Jerónimo Tristante, autor de “Víctor Ros y el gran robo del oro español”

“He resucitado a Aldanza por culpa de Helio Pedregal que hizo una interpretación maravillosa de él”

Por Javier Velasco Oliaga

“Hola soy Jerónimo Tristante, creador de Víctor Ros…”, así comenzaban todos los capítulos de la serie documental “La España de Víctor Ros” que emitió TVE española hace justo un año, después de la emisión de la serie que llevaba el nombre del inspector. Y de esta forma podía haber comenzado nuestra entrevista, pero no, porque ya le conocemos lo suficiente para que se presente así después de haberle entrevistado en repetidas ocasiones y leer sus libros.


Víctor Ros y el gran robo del oro español” es la quinta entrega de la serie de Víctor Ros, inspector jefe de la Brigada Metropolitana de Madrid que al comienzo del libro estaba de excedencia en su propia agencia de detectives. El caso es tan grave que el propio presidente del Gobierno tiene que convencerle para que se haga cargo del mismo. Se han robado dos terceras partes de las reservas del oro español; el país puede entrar en bancarrota en menos de dos meses. Algo que nos recuerda a hechos recientes de nuestra economía.

Jerónimo Tristante reúne en el libro a todos los adversarios del inspector, incluso a su archienemigo Aldanza, que suponíamos muerto desde “El misterio de la casa Aranda”. “He resucitado a Alberto Aldanza por culpa de Helio Pedregal, que hizo una interpretación maravillosa de él en la serie de televisión”, nos confiesa el autor murciano. TVE ha quedado encantada con la serie y no es descartable que haya una continuación. “Se han dado cuenta de que aquí se pueden hacer series históricas de calidad a la misma altura que la BBC o HBO”, puntualiza.

La forma de narrar ha cambiado por influencia de la televisión, nos dice el creador de Víctor Ros. “Hay una generación de narradores que no ven a la televisión como un enemigo a batir. Nosotros influimos en la televisión y la televisión influye en nosotros. Y no es la única influencia, los videojuegos o la música también influyen en los novelistas de hoy en día porque ahora hay distintas formas de contar una historia”, elucubra el narrador.

En esta ocasión nos encontramos con un Víctor Ros totalmente descreído en su retiro y para conseguir hacerlo volver no ha encontrado nada mejor que enfrentarse a un robo espectacular, “siempre han llamado la atención del público estos acontecimientos”, dice Jerónimo Tristante en la entrevista que mantuvimos en la sede de su editorial. El robo del oro español es un hecho tan impactante que nuestro inspector no se puede resistir a volver y más cuando los primeros indicios le llevan a Aldanza. Para escribirlo se ha hecho eco de alguna información real que encontró en algún tabloide británico.

Ha estado cerca de un año documentándose para escribir la novela. “Trasladar a Víctor Ros a Londres me ha supuesto un reto, allí le hago coincidir con Sherlock Holmes -que a mí tanto me ha hecho disfrutar-, lo cual me da pie para hacerle un homenaje, como también lo es al folletín y a la novela de aventuras del siglo XIX”, señala y nos avanza: “he hecho recorrer a Víctor por distintas ciudades españolas, ahora con Londres comienza un periplo en el que le llevaré a Nueva York y a París”.

Víctor Ros es un personaje íntegro y cabal, un inspector que está a la vanguardia de los nuevos métodos de investigación policial, iniciador del moderno CSI. “La policía española se podría equiparar a cualquier policía extranjera”, sentencia el autor. Además, cree que en el siglo XIX había mucha devoción por la ciencia y por los descubrimientos. Y la verdad es que el inspector español sorprende a todos por sus razonamientos lógico-deductivos, aunque reconoce que “la labor policial de aquella época era un poco brusca”. En lo que sí difería era en cómo estaba organizada la sociedad, la británica algo más avanzada que la española.

“En esa época, Inglaterra estaba inmersa en plena revolución industrial, que provocó la aparición del socialismo y del anarquismo, que todavía tardaría unos años en llegar a España”, nos recuerda el escritor murciano. Para él, “la novela policiaca no deja de ser una excusa para mostrar cómo era la sociedad de aquel entonces”. De ahí, el éxito de este tipo de literatura ya que los políticos actuales siguen repitiendo los mismos errores que entonces.

“Tenemos la clase política más baja de los últimos cien años. No están a la altura de la sociedad. La crisis no es, ni más ni menos, que una mal gestión de la clase política”, diagnostica Jerónimo Tristante y agrega con acierto: “la crisis ha provocado que el poder económico extorsione al trabajador de tal forma que ha perdido mucho de los derechos que se habían conseguido en los últimos años”.

En “Víctor Ros y el gran robo del oro español” nos volvemos a encontrar con Aldanza Bárbara Miranda, por ello el autor tiene que hacer algunas puntualizaciones para recordar o presentar al lector neófito a estos personajes. “Mis novelas tiene un principio y un final autoconclusivo, pero tengo que incorporar algunos datos de mis otras novelas para familiarizar al lector que no las haya leído”, apunta y continua diciendo: “utilizo el truco del cuentacuentos para hacer referencia a aquellas lecturas atrasadas”. Y como cuentacuentos que es, tiene que utilizar esas trampas para que el lector no se pierda.

Para el futuro espera poder continuar publicando novelas de Víctor Ros, alternándolas con otras. La próxima será, probablemente, sobre un tema de la Guerra Civil española, tema que le gusta, y de sus consecuencias en la posguerra. Va a continuar trabajando como profesor y pedirá alguna breve excedencia de un par de meses para terminar sus obras. Para concluir, se define como “un profesor que escribe”. La seguridad de su profesión hace que se relaje más cuando escribe. Esperemos que esa relajación le haga seguir escribiendo novelas como la que ahora tenemos en nuestras manos.

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.todoliteratura.es