Edición testing
20 de julio de 2019, 17:56:41
ACTUALIDAD


Ya a la venta "Yo también leía a Súper Pop" de Javier Adrados y Ana Rius


Súper Pop, la revista que despertó el fenómeno fan en la España de los 70, celebra sus casi 40 años en forma de un libro y un disco, "Yo también leia a Súper Pop" de Javier Adrados y Ana Rius. El pop en nuestro país no se entendería sin su existencia. Nació con la democracia y permitió a los jóvenes españoles acceder a una cultura pop que llevaba décadas instalada en otros países europeos.


Camilo Sesto, Hombres G, Cómplices, Pecos, Miguel Bosé, Mecano, Michael Jackson, Cindy Lauper, Boney M… los nombres que arrasaban durante los años ochenta y los noventa, todo el Pop nacional e internacional, pasó jueves a jueves por las páginas de Súper Pop, desde 1977 hasta 2011, cuando el papel fue devorado por internet. Hoy sigue editándose semanalmente.

Javier Adrados, mitómano convulsivo y comprador de esta publicación, junto con Ana Rius, que dirigió la revista durante la fantástica década de los ochenta, nos cuentan con todo detalle la impronta de esta manifestación cultural y los secretos que contaban cada uno de los artistas que pasaban por allí.

Un auténtico homenaje a los fans de los 80. Un libro que cuenta con su propia banda sonora: “Yo también bailaba con Súper Pop” (Sony Music), un doble CD que reúne 40 canciones que arrasaron en estos años y que quedaron para siempre en la memoria de más de una generación.

Hubo una época en la que todas las chicas (y algún chico también) forraban sus carpetas con las portadas, pósters y pegatinas de Súper Pop. Allí estaban Madonna, Miguel Bosé, Michael Jackson, Leif Garrett, Tequila, Pecos, Alejandro Sanz… y todos los que marcaron una época. Durante más de tres décadas la revista fue el referente imprescindible del mundo de la música y un testigo fiel de la evolución de los gustos musicales. Con un tono siempre fresco y de humor, la revista fue un revulsivo en la música y despertó el fenómeno fan. Sin Súper Pop, en España no podría entenderse la música de los ochenta o los noventa.

Súper Pop nació con la democracia, a finales de 1977 y descubrió a los jóvenes españoles el colorido y frescura de la cultura Pop. Ya había por entonces muchas otras revistas musicales, todas con los mismos ingredientes (papel barato, tipo periódico y precio irrisorio) pero Súper Pop nacía con la intención de alcanzar grandes tiradas e imprimir el punto irónico y la frescura que la música de aquellos años estaba demandando.

Era una época de cambios: Tequila y Ramoncín editaron sus primeros discos en 1978; al año siguiente Tierno Galván fue proclamado alcalde de Madrid y facilitaba que se convirtiera en la capitalidad de la modernidad, de la movida: se abrían locales constantemente; se organizaban conciertos; nos visitaban, entre otros, los Ramones, Lou Reed, Queen, Santana, los Rolling Stones, Frank Zappa; se fusionaban estilos en los conciertos de Paco de Lucía, John McLaughlin y Larry Coryell, o de Santana y Paco de Lucía. La música española estaba en plena ebullición, a punto de eclosionar en la siguiente década con grupos como Nacha Pop, Los Secretos, Alaska y Pegamoides, Mamá, Mermelada, Radio Futura, Aviador Dro (que crearía en 1982 la discográfica independiente DRO) y una generación de músicos que ya sólo estaba interesada en mirar hacia el futuro.

Ese este es el contexto en el que nació Súper Pop, que durante tres décadas fue una cita ineludible para los fans cada dos jueves en el kiosco. El impacto de esta publicación entre el público fue increíble desde el primer momento: a falta de redes sociales, la Súper Pop ofrecía cada dos semanas, la vida y milagros de personajes que marcaron la cultura de las últimas décadas del siglo XX, como Miguel Bosé, Manuel Alejandro, los Pecos o Alejandro Sanz. Era una generación de jóvenes sedientos de ídolos que gracias a Súper Pop podían identificarse con ellos, e incluso sentir que les conocían a fondo, mandarles mensajes o mostrarles su cariño. Era un tiempo sin redes sociales en las que esta revista cumplía en parte este papel. “Fue el primer “facebook” de fans”, asegura Javier Adrados.

Javier Adrados fue uno de esos compradores-fan de Súper Pop desde los primeros números, sin adivinar todavía cuánto le iba a condicionar aquella revista el resto de su vida y de su carrera profesional. Cuando se reencontró el verano de 2014 con Ana Rius, directora de la revista durante una época, se plantearon dedicar un libro a la revista, como un homenaje a una época y a una publicación sin la que no podría entenderse una generación.

El resultado de aquel encuentro es un libro escrito a cuatro manos, en el que se presenta la revista en el contexto sociocultural en el que nació, lo que significó para muchas generaciones de jóvenes y lo que aportó tanto a la cultura musical como al fenómeno fan en nuestro país. En el libro se han reunido algunas de sus portadas y páginas más representativas y se hace un repaso a treinta años llenos de anécdotas, y de imágenes que forman parte de nuestras vidas. Y para no defraudar a los lectores, el libro ha guardado en cierto modo la estética Súper Pop.

Javier Adrados Rincón fue un lector incondicional de Súper Pop. Inició su carrera en la industria discográfica en 1992, como freelance en la compañía Virgin, gracias a la recomendación de Nacho Cano, y de allí dio el salto a Sony Music. Ha trabajado en el desarrollo de artistas como La Oreja de Van Gogh, Mónica Naranjo, Ana Torroja, Chambao, Ana Belén, El Canto del Loco, etcétera.

Ha colaborado también como redactor en publicaciones como Shangay, Revista 40, El País, Efe Eme o Downtown. Además, es autor de la biografía autorizada de Mecano, que publicó en 2004 junto con Carlos del Amo y del libro homenaje Los Tesoros de Mecano (Libros Cúpula. 2011).

Ana Rius fue directora de Super Pop de 1984 a 1988. Licenciada en Ciencias de la Información, uno de sus primeros trabajos fue como directora de la revista juvenil Súper Pop durante la década de los ochenta. En la redacción de la revista forjó grandes amistades que todavía perduran hoy en día, pero también conoció a algunos de los más grandes ídolos de los ochenta y los noventa. Desde entonces ha trabajado como periodista, directora de publicaciones juveniles, editora y también gestora de producto cultural. Durante varios años fue responsable del programa de música de Círculo de Lectores.

Puedes comprar el libro en:

IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión Logo FNAC 
120x60
Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es