Edición testing
14 de julio de 2020, 0:23:10
CRÍTICAS


“Hotel Mediterráneo” de Alejandro Pedregosa

Por Javier Velasco Oliaga

Hotel Mediterráneo” es la última novela del escritor granadino Alejandro Pedregosa. Con esta obra cambia el registro literario al que nos tenía acostumbrados. El autor suele alternar libros de poesía con libros de narrativa. Estos, suelen moverse en el género negro. Y su nueva novela tiene algunos elementos de ello al igual que de poesía. Podríamos decir que “Hotel Mediterráneo” es su narración más poética.


Pero también su narración más reivindicativa. Trata sobre una de las grandes lacras de la actualidad como es la violencia de género. Tamara, la protagonista, ha sufrido malos tratos, pero no ha sido una víctima pasiva sino que se ha defendido de manera violenta, algo de lo que nos iremos dando cuenta según transcurra la novela. La mentira o, por lo menos, la ocultación de la verdad, es uno de los temas en los que se detiene el narrador.

Hotel Mediterráneo” es una casa de acogida encubierta dentro de un restaurante perdido en medio de una sierra, que el autor no nos quiere desvelar, aunque da ciertas pistas decisivas. En ese restaurante se amenizan las comidas con la música de Joan Manuel Serrat, un autor muy proclive a la preservación del medio ambiente. Allí, Francesc, una persona que ha crecido con su música, interpreta sus canciones acompañado de su piano.

La novela está escrita en primera persona, precisamente por Francesc, quizá, de todos los habitantes de ese singular hotel, el más ajeno a los acontecimientos que ocurren en el mismo, el que lleva una mochila menos cargada de prejuicios. Los otros habitantes en especial, Amparo y Maite, han vivido acontecimientos que les han impelido a montar el establecimiento de ayuda a esas mujeres.

Todos los protagonistas guardan bastantes secretos. Roque, al que todos llaman el Presidente, es el cocinero de tan insólito lugar, anteriormente había sido un político que se había corrompido poco a poco, hasta que estalla un caso de subvenciones falsas a los olivos en tierras del Sur. En el hotel se esconde de la Justicia, habiéndole dado por desaparecido. La aparición de dos legionarios trastoca sus planes y pone en cuestión su escondite. Es en este punto donde la novela adopta, aún más, un fuerte contenido social. La corrupción política. Ambos temas, violencia de género y corrupción, hacen que la novela tenga un fuerte componente social y hasta cierto punto de denuncia sobre la sociedad en la que vivimos.

La novela se mueve de forma bastante dual, son varias las parejas de protagonistas que han unido su destino y que se interrelacionan con el resto de los personajes. Siempre hay un raro equilibrio en todas las parejas aunque parezcan descompensadas. No es que en cada pareja haya un bueno y un malo, lo que hay es una manera distinta de ver la vida que se complementan.

Alejandro Pedregosa ha dotado a esta novela corta de un ritmo cadencioso y sobrecogedor. Mientras avanza la trama hacia su conclusión, ha introducido elementos del pasado; para ello utiliza un narrador omnisciente a donde no llega la visión del narrador principal. Su escritura es límpida y rigurosa. Sus descripciones, tanto del entorno como de las personas, son certeras y líricas, lo que ha dado lugar a su novela más redonda hasta la fecha, dando un salto de calidad hacia la pura literatura que va más allá de géneros y modas. Ha dotado a la novela de una trama in crescendo que termina con un final sorprendente que nos deja con una conclusión abierta que el lector tendrá que rellenar.

Puedes comprar el libro en:

Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.todoliteratura.es