Edición testing
17 de septiembre de 2019, 9:11:56
CRÍTICAS


"El tiempo de los emperadores extraños" de Ignacio del Valle

Por Felipe Velasco

"El tiempo de los emperadores extraños" de Ignacio del Valle, desde su publicación en 2007, viene cosechando buenas críticas. Desde el pasado mes de febrero el director cinematográfico Gerardo Herrero -ganador de un Óscar por El secreto de sus ojos- produce y dirige la adaptación al cine de dicha novela. Juan Diego Botto es el protagonista, Arturo Andrade, y Carmelo Gómez es el sargento Espinosa. Se empezó a rodar en Lituania.


A su vez, Empereurs des ténèbres, editorial Phébus, la edición francesa de El tiempo de los emperadores extraños, se encuentra entre las novelas finalistas del premio Violette Noir del Festival de novela negra de Toulouse. Se concede a la mejor novela negra extranjera publicada en Francia.

Invierno de 1943. Frente de Leningrado. Un soldado de la División Azul es hallado sin vida en un lago, con una enigmática frase grabada en su pecho: «Mira que te mira Dios». Será el primero de una cadena de crímenes tan brutales como inconexos.

Un soldado de oscuro pasado y un fiel sargento del Ejército reciben la misión de encontrar el móvil y al culpable, pero no hallarán facilidades de parte de una cúpula militar llena de secretos... De su mano se irán despejando los misterios de una historia en la que nada es lo que parece, y donde los pasos nos encaminan hacia un lugar en el que reina el horror, el vacío, el absurdo, los emperadores extraños.

Por tanto, el soldado de la
División Azul Arturo Andrade tendrá que buscar el sentido a una muerte, a un asesinato en un lugar donde cada día fallecen cientos. ¿Cómo puede ser importante una muerte en el conflicto más sangrante que ha sufrido la humanidad?

Para relatarnos esta trama de la búsqueda de la razón en un mundo donde la sinrazón es la reina, Ignacio del Valle nos relata la historia de su investigador utilizando tanto la estructura como los personajes de una novela policíaca clásica. Pero todo ello sin dejar a un lado su estilo literario rico y emotivo.

Desde el principio, la novela es un retrato del surrealismo de la guerra, donde la investigación del crimen se entremezcla con los intereses particulares de altos mandos, las incidencias de la guerra, la sombra de la masonería y todo ello en una carrera contrarreloj, ya que el frente de Leningrado se está rompiendo a pedazos día tras día.

Esto último se deja entrever más en la segunda mitad de la novela, ya que su ritmo es frenético y rápido y se caracteriza por la acción constante, mientras que en la primera, a la falta de acción la suple la intrigante labor de investigación y la constante aparición de nuevos misterios.

Del Valle consigue mezclar también los conflictos personales de su investigador con las tensiones entre falangistas y militares o la barbarie del combate con los horrores del nazismo, en esta historia en la que la calidad literaria no choca con el ritmo y la cuidada estructura milimétrica de la novela de misterio.

En definitiva, Ignacio del Valle integra historia y ficción en una trama dominada por el suspense y de una intensidad que nunca decae. Los inquietantes rituales masónicos que rodean los crímenes, las intrigas del poder militar, una serie de personajes a quienes la guerra despojó de toda humanidad, llenan las páginas de esta sorprendente novela. Pero sólo en una se halla la respuesta al enigma. Todo ello a cuarenta grados bajo cero.

Puede comprar el libro en:


Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es