Edición testing
21 de septiembre de 2019, 0:59:17
RECOMENDADOS


Las diez mejores novelas históricas de 2015

La mejor novela histórica del año, para nuestros lectores y colaboradores, ha sido "El camino de los dioses" de Antonio Cabanas

Por Javier Velasco Oliaga

Otro año más hemos realizado nuestra selección de las diez mejores novelas históricas del año. En esta ocasión hemos contado, además de la opinión de nuestros críticos y colaboradores, con las votaciones de nuestros lectores. La verdad es que hemos estado muy de acuerdo y los resultados no han diferido mucho de los que nosotros hemos entendido que eran las lecturas imprescindibles de este género en este año.


En la lista hay mayoría de escritores españoles, la culpa, quizá la tenga la editorial Ediciones B que se ha convertido en una fuerza pujante de este género, mientras que otras editoriales más clásicas en el género no han publicado casi nada interesante. Parece que en la editorial catalana han dado con el secreto del éxito y, no sólo en este género literario. Por eso, no es de extrañar que la mejor novela histórica de este año haya sido “El camino de los dioses” de Antonio Cabanas. Este escritor une su erudición sobre Egipto a unas tramas impactantes. Ha sabido mezclar en la dosis justa su conocimiento de la historia con la intriga y la sorpresa. Nuestra enhorabuena para el autor que estamos seguros nos seguirá sorprendiendo en años venideros.

La novela que ocupa la segunda posición es “El ejército de Dios” de Sebastián Roa. Este libro es un auténtico viaje a la Edad Media. Una historia sobre reinos en lucha, con tramas de pasión, intriga, guerra y ambición que se entrecruzan de manera magistral para constituir una formidable representación de una época decisiva en la historia de España. Además, El ejército de Dios describe al detalle ciertos hechos como los choques entre los ejércitos, los movimientos de los puestos de mando o las intrigas de las cortes y los hilos de las traiciones. Así, Sebastián Roa ha conseguido sacarle el máximo partido a la realidad en este libro, por lo que ha conseguido alzarse con la segunda posición.

En tercera posición ha quedado la novela "La dama de Saigón" de J.L. Gil Soto, curiosamente su tercera novela histórica. El autor extremeño nos sumerge en una historia de traiciones y de amor en un episodio tan poco conocido como la guerra de la Cochinchina por parte de tropas españolas, junto a francesas. Con una escritura ágil nos sumerge en una historia con varias tramas, cada cual más sorprendente. La cuarta posición ha sido para “El castillo” de Luis Zueco. La interesantísima historia de la construcción del castillo aragonés de Loarre. Este escritor se convierte con esta obra en uno de los autores más sólidos del panorama de la novela histórica en nuestro país. Profundo conocedor de los castillos de toda España, pergeña una historia de traiciones, venganzas y guerra, sin olvidar el elemento social del Medievo.

El estandarte púrpura” de Massimiliano Colombo ocupa la quinta posición de nuestra clasificación. El escritor italiano relata en las páginas de esta novela un episodio crucial en la historia del imperio romano: una de las más grandes insurrecciones a las que tuvo que hacer frente por la nula capacidad para la diplomacia, el diálogo y el respeto de alguno de los líderes de la gran provincia britana. Y el resultado ha sido una novela muy bien documentada en la que el autor ha sabido aprovechar lo que allí sucedió hace tantos siglos para crear una trama de dimensiones épicas.

El escritor alemán Daniel Wolf se ha alzado con el sexto puesto gracias a su novela "La sal de la tierra". Este libro nos traslada inicialmente al Ducado de Alta Lorena a finales del siglo XII para relatarnos una lucha de David contra Goliat, de un grupo de comerciantes que no tienen prácticamente poder y que luchan por su libertad con sus limitados recursos contra aquéllos que abarcan enormes poderes terrenales y cada vez quieren más y harán lo que sea para conseguirlo, puesto que medios no les faltan. El genial e impactante retrato de la sociedad del Sacro Imperio, especialmente los comerciantes, junto con una genial trama y ambientación histórica son los que hacen que este libro ocupe esta posición en la clasificación.

¿Qué decir de José Calvo Poyato? El autor de Cabra ya ha aparecido otras veces en nuestra clasificación de novela histórica (recordemos un merecidísimo primer puesto hace dos años por Mariana, los hilos de la libertad) y este año ha vuelto a demostrar que escriba lo que escriba, lo hace con acierto y maestría. “El gran capitán” nos acerca, con excepcional pulso narrativo, a uno de los episodios menos tratados en la literatura en relación con la vida del soldado más importante de la historia de España: Gonzalo Fernández de Córdoba. Con la habilidad narrativa a la que ya nos tiene acostumbrados, relata la que puede ser la última campaña del Gran Capitán de tal modo que parece que la historia se ajusta a la perfección a los dictados de su creación literaria. Y una especial mención merece su gran labor para representar todo lo fielmente posible al protagonista del libro, que ha dado sus frutos y con creces. Por todo esto, El gran capitán ocupa la séptima posición.

La octava posición es para “Felipe” del historiador y cineasta, creador de la primera serie pop española "El ministerio del tiempo", Javier Olivares. De su mano conoceremos la compleja y poliédrica personalidad de Felipe II, el rey Prudente, que no fue todo lo prudente que su apelativo nos hace creer. Con esta historia el escritor madrileño cierra un ciclo que inició con Isabel y con el que lucha contra el folletín que en muchas ocasiones desvirtúa un género que se merece un mejor trato por parte de la prensa especializada.

Barbarus”, de Santiago Castellanos, es una novela que retrata con extraordinaria lucidez el fin de una era y nos ayuda a comprender las claves de la caída del Imperio romano. Nos cuenta una crisis histórica desde el punto de vista de los godos, quienes, asfixiados y atrapados entre los romanos y los hunos, deciden unirse al Imperio para conseguir estabilidad, tierras cultivables y una cierta ventaja sobre los imparables hunos. El magistral punto de vista sobre los hechos que desencadenaron el principio del fin del imperio, junto con una precisa visión de la época y unos personajes espectaculares le han valido a Barbarus la novena posición.

Terminamos la clasificación con una novela sorprendente y que ha pasado bastante desapercibida, “El almirante Mediohombre”, de Fernando de Artacho. Es la historia de unos de los tres más grandes marinos que ha tenido nuestro país, Blas de Lezo, el militar español causante de la mayor derrota naval que ha sufrido la marina británica y que se produjo en Cartagena de Indias en 1741. Con un lenguaje vibrante y unos diálogos incisivos, el autor sevillano nos cuenta una historia tan real que se merecería pasar a la leyenda.

Aquí termina la selección de las mejores novelas históricas de este año que se acaba. Somos conscientes de que alguna otra novela tendría que aparecer en la lista, pero los votos de nuestros lectores son soberanos y en el año que ya asoma esperamos que las votaciones sean todavía más masivas que este año.

Puedes comprar todos los libros en:

IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión Logo FNAC 
120x60
Todoliteratura.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.todoliteratura.es