www.todoliteratura.es
Juan Ignacio Villarías
Ampliar
Juan Ignacio Villarías

Entrevista a Juan Ignacio Villarías, autor de "El enquiridión de perfecto caballero"

"Me propuse escribir un relato romántico y poético"

sábado 24 de octubre de 2015, 22:16h
Add to Flipboard Magazine.

"El enquiridión del perfecto caballero" es la sexta novela del escritor cántabro Juan Ignacio Villarías. Se trata de una novela romántica y poética que cuenta las andanzas y anhelos de dos jóvenes en la España interior en el siglo de las luces.

Juan Ignacio Villarías
Juan Ignacio Villarías

En esta entrevista con el autor hemos comentado temas relacionados con la novela como los avances del siglo de las luces, los caballeros andantes, la poesía o la honra.

¿Qué le llevó a escribir El enquiridión del perfecto caballero?
La escribí hace tanto tiempo, más de treinta años, que ya ni me acuerdo de cómo empecé (fue finalista, sin premio, en el Premio de Novela Cabildo de Tenerife, en los años ochenta). Creo que me propuse escribir un relato romántico y poético, muy idealizado, medio cursi si se quiere, en ningún modo realista ni costumbrista, si bien verosímil, que fuese fácil de leer y de asimilar, que dejase en el lector un regusto dulce y evocador.

¿Cómo definiría esta novela?
Yo diría, si lo tuviera que decir, que se trata de una novela del género romántico, pero no al uso general, sino a mi estilo, más poética que de aventuras.

¿Por qué decidió situarla en el Siglo de las Luces?
Supongo que por ninguna razón en especial, quizá porque es una época muy de romances y galanterías, de juegos galantes y de galanes muy finolis, de damiselas esquivas y melindrosas, en fin, porque en alguna época tenía que transcurrir la acción, y ésta del neoclasicismo me pareció la ideal.

¿Cómo definiría a Agrícola?
Es un personaje muy novelero (amigo de las novedades) y soñador, que se siente atrapado en la vulgaridad de los estrechos límites de su villa y de su entorno familiar, anhelante de aventuras y deseoso de abrirse al mundo desconocido.

¿Y a Trifón?
Otro que tal baila, pero limitado en sus anhelos, además, por su más baja condición social en una época en que las clases contaban, y mucho.

¿Cómo representan ese espíritu de cambio de los ilustrados?
A la villa innominada en que transcurre la acción no llegaban de Francia todavía las nuevas ideas de la ilustración, las cuales ya se encargaba el cura de refutar incluso antes de que llegasen. Sí llegaban, en cambio, las modas indumentarias y de estilo, pero sólo a las clases más altas, no tanto al pueblo llano.

¿Y en qué aspectos siguen anclados en el pasado?
Siguen yendo a misa los domingos, si eso es anclarse en el pasado. El ateísmo científico de los filósofos franceses no había calado en la población. Afrancesados no faltaban en España, desde luego que no, pero en la novela no aparece ninguno.

¿Cuánto hay de don Quijote y Sancho en Agrícola y Trifón?
Nada en absoluto. No tiene nada que ver, aun cuando algún crítico haya señalado lo contrario. El espíritu aventurero es muy anterior a Cervantes, tan antiguo como la humanidad misma.

¿Han pasado de moda los caballeros andantes?
¿Hoy en día? Desde luego que sí. ¿A quién le interesa ya la orden de caballería? Ni como mera curiosidad ya.

¿Y el concepto de la honra?
Ese concepto nunca se debe perder. Claro que no se ha perdido, ni siquiera escasea, hay mucha gente honrada, en su sentido más lato. No se ha perdido ni se perderá.

¿Por qué le ha querido dar un peso tan importante al verso en la novela?
No creo que haya sido un intento deliberado por mi parte. Algunos de los poemas aquí incluidos, todos bien medidos y rimados, los escribí aparte y luego los encajé en la novela, y yo creo que quedaron muy a propósito. Lo mismo hago en otras de mis novelas.

En su anterior novela, El cronicón inverosímil, realiza una crítica sobre la situación política de la España de la transición. ¿Qué ha querido criticar de la política en la España del Siglo de las Luces en El enquiridión del perfecto caballero?
Nada en absoluto. Aquí no se critica nada, no se trata de una novela social, ni de tesis, ni muchísimo menos. Cualquier semejanza con esta otra novela mía citada, El cronicón inverosímil, sería pura coincidencia. Tanto, que nadie diría que las dos tienen un mismo autor.

Puedes comprar el libro en:

IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasiónLogo FNAC 
120x60
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios